Se encuentra usted aquí

Los 10 'golazos' y 'autogolazos' del 2015

El año resumido en diez grandes conclusiones futboleras.
Por
Héctor Cañón

Chile, Barcelona, Nacional y Santa Fe levantaron las copas que emocionan a los futboleros colombianos. La selección volvió a ser la decepción y Falcao se convirtió en un gatito extraviado en la Premier League. Messi se arrugó otra vez en una final y Ecuador pegó durísimo en el camino hacia Rusia 2018. La MSN es magia pura mientras que por fin se destapó la olla podrida de la Fifa.

Por Héctor Cañón // Foto: EFE.

1. La caída libre de la Selección Colombia. El equipo dirigido por José Pekerman perdió este año su rol protagónico. De ser quintos en el Mundial Brasil 2014 pasamos a quedar eliminados en cuartos de final en la Copa América de Chile, anotando apenas un gol en cuatro partidos soporíferos. Además, el equipo se encuentra, tras cuatro cotejos en el camino hacia Rusia 2018, en el incómodo séptimo lugar, a ocho puntos del líder Ecuador. Un año para el olvido y lo peor es que no se ven alternativas para lo que viene en 2016. 

2. El Tigre es un gatito. Radamel Falcao García no logró recuperarse este año y ya no es el mismo delantero explosivo que, antes de su lesión contra un equipo de la tercera división francesa a principios del año pasado, ilusionó al país con un Balón de Oro. En Manchester metió cuatro goles en veintipico de partidos y en Chelsea solo la mandó a guardar una vez y terminó condenado a la banca por una nueva lesión. Con la selección pasó en blanco y solo le pudo meter gol a las temibles selección de Bahrein y Kuwait. Falcao ya no ruge, apenas ronronea.

3. La resurrección de Ecuador. El argentino Gustavo Quinteros llegó al banco de la Selección Ecuador y, tras un comienzo incierto con una Copa América decepcionante y la caída en amistosos ante Argentina y México, ganó sus cuatro cotejos de eliminatorias hacia Rusia 2018 y se montó en la punta por encima de Brasil, Uruguay, Chile, Uruguay, Paraguay, Argentina y Colombia. Los números de los ecuatorianos son perfectos: 4 partidos ganados, 9 goles a favor y 2 en contra. Aunque el camino es largo y culebrero, la tricolor allanó gran parte de su ruta al mundial y solo deber conseguire de su camino al mundial y solo debera. Aunque el camino es largho bia. Los niene en 2016.  la comunidad, donde vivená conseguir 15 puntos en los 14 partidos que aún faltan. 

4. Messi se arruga en las finales con su selección. El mejor jugador del mundo no ha podido llevar a su selección a dar una vuelta olímpica y el tiempo empieza a agotársele para entrar al club de los héroes del balompié, donde el requisito indispensable es una Copa Mundo. Tal como le había pasado en la final del Mundial Brasil 2014 contra Alemania, se escondió en la cancha cuando el cotejo ante los chilenos ofrecía la recompensa del trofeo continental que la albiceleste no gana desde 1993. ¿Para qué te trajimos, Pulga? 

5. Chile, rey de América. Los de la estrella solitaria por fin pudieron dar una vuelta olímpica continental, dejando a Venezuela y Ecuador como las dos únicas selecciones suramericanas que no han ganado la Copa América. Ante su gente, con un equipo de un dinamismo arrollador y con ayuditas de los árbitros se coronaron en el Estadio Nacional en Santiago ante la Selección Argentina, su coco histórico, que vio como Messi, una vez más, se escondía cuando llegaba la hora de la verdad. 

6. Nacional, rey de Colombia. Los verdolagas se convirtieron en el club colombiano con más estrellas en el rentado local. Este domingo, en una nueva tanda de penales, derrotaron a Junior y levantaron su quinceava copa. Disgústele a quien le disguste, Nacional es el equipo más grande de Colombia y es posible que el próximo año, bajo la batuta del profe Reynaldo Rueda, vuelva a encumbrarse con una vuelta olímpica continental. 

7. Barcelona, rey del mundo. El Barsa, una vez más, demostró que es el mejor equipo del mundo en la actualidad. Messi, Neymar y Suárez fueron la trilogía perfecta en 2015. Con un gol de La Pulga (que abrió el camino hacia el tercer título de Mundial de Clubes para los azulgrana) y un nuevo doblete del Mordelón Suárez se impusieron con un contundente 3-0 a River Plate. En la liga española, van en la punta a pesar de tener un partido menos que Atlético de Madrid y Real Madrid, los dos únicos equipos que podrían amenazar lo que parece el camino a una nueva vuelta olímpica. 

8. Santa Fe, rey de la Sudamericana. El León rugió como nunca antes en su historia y confirmó que, a pesar del bache vivido en las décadas de los ochenta y los noventa, es uno de los grandes del país. Con una campaña impecable y la inyección de pundonor suministrada por el uruguayo Gerardo Pelusso, su director técnico, se sobrepuso a la lesión de Omar Pérez, quien no pudo brillar en el torneo, y a la estupidez de Quiñonez, quien prefirió la rumba a la gloria, para levantar la primera Copa Sudamericana de un club colombiano y la primera continental para un equipo bogotano. Pobres gallinas. 

9. Messi, Neymar y Suárez, la trilogía suramericana de todos los tiempos. Entre Brasil, Argentina y Uruguay han ganado 9 de los 20 mundiales que se han disputado en la historia. En el sur de América, sin duda, se juega el fútbol más lírico del mundo. Por eso, la idea de juntar al mejor jugador de estos tres países permitió que el Barcelona le ofreciera a los futboleros del planeta la mejor trilogía suramericana de todos los tiempos. Y lo que se viene el próximo año será para chuparse los dedos. Deluxe. 

10. La pelota no se mancha. Aunque la Fifa y la Conmebol son un nido de hampones, el fútbol es y seguirá siendo uno de los espectáculos más atractivos que ha inventado el hombre en la historia. Que los Blatter, los Bedoya, los Platini, los Chiriboga, los Napout y demás mafiosos del balompié paguen por sus delitos mientras la pelota sigue rodando fecha a fecha. Qué culpa tenemos los hinchas y los jugadores de que haya bandidos dispuestos a corromper hasta el deporte. La Fifa es mafia y el fútbol es vida.