Se encuentra usted aquí

Los cracks de la sele en Europa: desde la tribuna ó a romperla en la cancha

Por
Héctor Cañón

Por Héctor Cañón Imagen

Juan Guillermo Cuadrado. Su caso es, junto al de Camilo Zuñiga, el más grave entre los jugadores claves de la selección Colombia que juegan en Europa. Después de ser el máximo asistidor del Mundial Brasil 2014 con cuatro pases de gol, el exjugador de la Fiorentina llamó la atención del Chelsea de Mourinho. Al enfundarse la camiseta de los blues, el volante de Necoclí tuvo escaramuzas interesantes y, sobre todo, un atrevimiento poco común en los debuts de Premier League, que hizo pensar en un circuito endemoniado junto a Eden Hazard, Oscar y Fábregas en el medio campo.  Sin embargo, no fueron más que chispazos. Jugó 311 minutos en 12 partidos; fue titular en apenas cuatro oportunidades. Le sacaron amarilla dos veces y desperdició algunas ocasiones de gol increíbles. Poco a poco fue adueñándose de un puesto en la banca y para la primera fecha frente al Swansea, el sábado pasado, fue a la tribuna a ver a sus compañeros vestido de traje. (Ver incredulidad de Mourinho con fallos de Cuadrado).

James Rodríguez. El 10 de la Selección Colombia, a pesar de tener una triste Copa América en la que lo único que pudo hacer fue correr y pelear, tiene un cupo garantizado en el Real Madrid de Rafa Benítez. El director técnico aseguró en rueda de prensa que lo consideraba uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo. James, después de unas vacaciones que lo llevaron a paralizar centros comerciales a Medellín o a probarse como piloto aéreo en Tokio, aprovechó unos cuantos minutos en los partidos de pretemporada para demostrar que la 10 de los merengues es una camiseta a su medida y convertirse, ante las ausencias de Benzema y Cristiano Ronaldo, en goleador del equipo en los partidos previos a la temporada oficial con dos pepinos. Le hizo un golazo de tiro libre al Inter en el triunfo 3-0 por la International Champions Cup 2015 y otro de cabeza al Tottenham (2-0) por la Audi Cup en Múnich. (Ver gol de James al Inter de Milán)

Camilo Zúñiga. El caso del lateral paisa es desde hace rato el más complejo y misterioso. Viene de una racha de lesiones (afortunadamente durante el Mundial “descansó” de su mala suerte y pudo jugar con el aplomo y la picardía que lo caracterizan) que no le ha permitido retomar la titularidad fija que tuvo en varias temporadas en el Nápoles, en el que ha jugado 157 partidos, metido cuatro goles y asistido en diez oportunidades a sus compañeros. La temporada pasada la vio en la tele y la tribuna, tras seis meses de ausencia por una operación en su rodilla derecha. Cuando Benítez se marchó a Madrid se volvió a especular con un posible paso suyo a los merengues. Hoy no se sabe dónde va a jugar y lo último que dijo el lateral fue que se sentía en casa cuando apareció en la pretemporada de Nacional, para ponerse a punto antes de regresar a Italia, donde se definirá su situación en los próximos días. (Ver goles y jugadas de Zuñiga en Nápoles).

Jeison Murillo. “La muralla” Murillo es otro de los cracks de la selección que parece tener un puesto fijo en su club debido a sus buenas actuaciones. Su compra fue hecha por el Internazionale de Milán, al Granada español, antes de que se convirtiera en el mejor jugador joven de la Copa América. Tras brillar en el torneo continental, en el que metió el único gol de la selección en cuatro cotejos, viajó a Milán y partido tras partido, en una intensa pretemporada, demostró que tiene con qué convertirse en el sucesor de Iván Ramiro Córdoba, que jugó 413 partidos y metió 18 goles en su largo paso por los neroazurris. En el cotejo del sábado pasado frente a Athletic de Bilbao, flamante campeón de la Copa del Rey, fue titular y jugó los noventa minutos, acompañado en el centro de la zaga por el brasileño Miranda. (Ver gol de Murillo a Brasil en la Copa América).

Falcao García. El culebrón del Tigre se acerca a su final. En esta temporada se definirá si Falcao vuelve a ser el depredador del área o sus goles de todas las facturas ya son leyenda que seguirá creciendo con el tiempo. El 9 de la selección Colombia lleva más de un año y medio lejos de su mejor nivel, tras la lesión que sufrió en partido contra un equipo de la tercera división francesa. Su paso por el Manchester y su rendimiento en la Copa América fueron tristes. Unos dicen que pronto regresa y otros que es un fantasma en la cancha. Mourinho, viejo zorro del fútbol de club europeo, le cree y le va a dar minutos en la FA Cup, la Premier League y la Champions. El problema es si esos minutos serán suficientes para que el delantero samario se vuelva a enamorar del gol. Frente a Swansea, en el primer partido de liga, jugó 10 minutos y mostró, una vez más, escaramuzas prometedoras. Pero la verdad es que Falcao la tiene cuesta arriba para arrebatarle la titular a su excompañero en el Atlético de Madrid, Diego Costa. (Ver top 20 goles de Falcao).

Jackson Martínez. En la otra cara de la moneda esta Chachacha. Mientras en la selección Colombia, el profe “Terkeman” se empeña en que Falcao sea el goleador, a pesar de su evidente y prolongada sequía y deja al negro en la banca la mayor parte del tiempo, en los clubes europeos la película se voltea. Falcao tendrá que guerrearla para ganarse minutos en Chelsea, mientras que Jackson está arropado por Simeone y la hinchada y tiene un puesto fijo ante la partida de Mandzukic a la Juve. Ya fue titular en el picadito de 45 minutos contra el Guadalajara de la tercera división española y dejó ver que está listo para ser el centro delantero de uno de los grandes de Europa. (Ver video del debut de Jackson con el Atlético de Madrid).

David Ospina. Lo de David es inaudito. Después de empezar como suplente de Szczesny en el Arsenal de la temporada pasada, el arquero de la selección Colombia se adueñó de la titular en un titubeo que le costó dos goles bobos en contra al polaco, que además fue sorprendido fumando despechado en los camerinos. De ahí en adelante, David no soltó el puesto y se convirtió en hombre récord con 92 por ciento de victorias acumuladas al ganar 11 de 12 partidos disputados en Premier League. Como si eso fuera poco, Ospina fue figura en la Copa América; a lo que el Arsenal respondió comprando a Peter Cech y alineándolo como titular en la final de la Community Shield frente a Chelsea y en el primer partido de Premier frente al West Ham. La buena noticia es que los gunners debutaron con derrota 2-0 y al rival de David por la titular fue responsable en las dos anotaciones. Eso les pasa por carros locos en la contratación: necesitaban más un delantero o un volante que un guardavallas. (Ver atajadas de David Ospina en Arsenal).

Carlos Bacca. El crack de Puerto Colombia llegó al Milán de Italia como la jugada maestra de un plan que pretende llevar al club de vuelta a las competiciones europeas. Después de brillar en Sevilla, durante dos temporadas gloriosas en las que marcó 49 veces en 109 salidas, Bacca llegó al Milán por 30 millones de euros y un contrato de cinco temporadas. A pesar de haber elegido el número 70 (no se entiende por qué jugar fútbol con números de basket), el delantero colombiano tendrá un puesto fijo en el despegue del calcio. (Ver goles y jugadas de Bacca en Sevilla 2014-2015).

Temas relacionados: