Se encuentra usted aquí

Los desafíos de James en el Real de Zidane

El colombiano vive una crisis. Cuando se habla de él no es por su buen fútbol, sino porque maneja a exceso de velocidad o porque estrena peinado
Por
Héctor Cañón

El 10 colombiano vive una crisis en el Real Madrid. Cuando se habla de él no es por su buen fútbol, sino porque maneja a exceso de velocidad, porque estrena peinado, porque disiente de los técnicos. Con la llegada de Zidane, admirador abierto de su fútbol, tiene una nueva oportunidad para brillar. Lo primero es centrarse y no dar más papaya. Luego, a jugar fútbol, papá.

Por: Héctor Cañón //Foto: AFP

Lo primero que James Rodríguez debe demostrarle al nuevo director técnico de la Casa Blanca, pero sobre todo a si mismo, es si está listo para soportar la presión que implica llevar la camiseta número 10 (la misma que llevó Zinedine Zidane) del Real Madrid.

Por ahora, la respuesta está en veremos. Tras un debut auspicioso en su primera temporada con los merengues (exhibió números que no tenían nada que envidiarle a los de Gareth Bale, Karim Benzema, Neymar o Suárez en sus respectivos debuts en la liga de las estrellas), la verdad es que James no viene brillando como lo debe hacer el creativo del Real Madrid. (Ver goles y jugadas de James 2014-2015).

Es verdad que hizo golazos y súper golazos en la temporada 2014 y 2015, pero también lo es que no sirvieron para que el Real Madrid diera vueltas olímpicas, que es lo único que su fanaticada acepta. El fútbol que mostró le bastó para una segunda oportunidad que se ha ido diluyendo en rumores de rumba, raros peinados nuevos, tatuajes, exceso de velocidad en sus carros de precios exorbitantes, la lesión que le quitó nivel de competencia, horas en la banca y minutos estériles en el terreno de juego.

El goleador de Brasil 2014 debe aplacarse si quiere recuperar la titularidad en Real Madrid. Zidane ya prendió las alarmas diciendo que no lo ve física ni mentalmente en un nivel que le permita conducir los hilos en el mediocampo de una de las constelaciones más caras de la historia del fútbol. (Ver goles y jugadas de Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo).

Sin embargo, James cuenta con la confianza del francés, quien siempre se ha mostrado admirador del fútbol del 10 colombiano. Una vez James controle sus comportamientos y capotee la presión de la prensa y otros factores externos a los terrenos de juego en los que él mismo se ha ido enredando, deberá ganarse la titular en los entrenamientos y en la oportunidades que le brinde el director técnico. 

La disciplina y la entrega absoluta serán los dos pilares indispensables para ajustar en el esquema de Zizou, ídolo de la hinchada merengue. Así actuó él con la camiseta blanca y así se lo va a exigir a quien ponga en la cancha. (Ver goles y jugadas de Zidane con Real Madrid).

Además, James deberá aprovechar cada segundo que le den de juego para mostrar la actitud guerrera y la clase indiscutible que mostró cuando Carlo Ancelotti, tras roces iniciales, lo puso a conducir el ataque merengue. En el auspicioso debut del francés en el banquillo, James apenas jugó la mitad del segundo tiempo y, a pesar de que Zidane destacó su juego, la verdad es que Isco se vio mejor como titular que el colombiano. (Ver resumen de Real Madrid 5- Deportivo La Coruña 0).

Ayer, frente al Sporting Gijón, de nuevo arrancó sentado en la banca. En los 30 minutos que tuvo lo más destacado que hizo fue propinarle un susto a Benzema, quien se fue lesionado de la cancha, tras un choque fortuito entre ambos. Isco salió como una de las figuras cuando el partido ya iba 5-1 a favor de los merengues y Zizou dijo que James “tiene que trabajar bien para llegar bien a los juegos” y que él era quién decidía el once inicial. (Ver resumen de Sporting Gijón 1 Real Madrid 5).

¿Qué tiene el 10 para ofrecerle a Zizou, en esta nueva etapa del Real Madrid? La respuesta es sencilla, el fútbol no es ciencia de cohetes como lo quieren hacer creer algunos críticos. James, en un nivel físico y anímico óptimo, podría darle al equipo generación de juego ofensivo con sus cambios de frente, podría poner a los tres de arriba de cara al abrazo con sus pases de gol entre líneas, podría anotar cerca de diez pepinos si recuperara la frecuencia goleadora de su debut.

¿Qué necesita Zidane de James? Por ahora, que se ponga en forma física y mentalmente. Luego, cuando tenga nivel para ser titular o por lo menos cambio que resuelva, el 10 tiene la capacidad para seguir las instrucciones que le de el francés para potenciar su juego y el del Real Madrid.

Temas relacionados: