Se encuentra usted aquí

Top 9: Cracks que se perdieron en ligas exóticas

Acá hay 9 cracks que desaparecieron de la movida futbolera cuando decidieron partir para ligas que nadie, en su sano juicio, debería seguir
Por
Héctor Cañón

Los destinos preferidos son China, Gringolandia y su liga tipo Barbie y los potentados petroleros. Los motivos principales, el billete y la edad. Acá hay 9 cracks que se perdieron cuando desaparecieron de la movida futbolera cuando decidieron partir para ligas que nadie, en su sano juicio, debería seguir. ¿Quién faltó?

Por Héctor Cañón // Imagen:

1.    Jackson Martínez. Aún antes de viajar a China a jugar en el Guangzhou Evergrande (uno podría decir cualquier equipo y pocos notarían la diferencia), Cha Cha Cha puede despedirse de la sección de goles colombianos en el exterior de los noticieros de domingo, del corazón de los hinchas y, probablemente, de la Selección Colombia. Siendo goleador de la liga portuguesa en seguidilla y metiendo dos pepinos en los 180 minutos que le dio Pékerman en Brasil 2014, no fue tenido en cuenta como titular. Ahora, como gran estrella de un equipo exótico que pagó 42 millones de euros por su pase, deberá cederle el puesto a otros más jóvenes con la amarilla. 

2.    Freddy Guarín. El volante de Puerto Boyacá nunca pudo desplegar su fútbol con la camiseta de la selección. Uno apenas recuerda al guamazo que le metió a Venezuela en la campaña premundialista pasada, cuando Leonel aún era el capo. El resto para el olvido. Guarín ahora va para el Shanghai Shenhua y también se perderá en esa dimensión desconocida. El mensaje es claro: si Pékerman no los tuvo en cuenta (a él y a Jackson), lo mejor es caer en la tentación del billete. Y si fue así, que no vuelvan! Para la Sele siempre hay que estar disponibles y eso lo sabe la hinchada. 

3.    Xavi Hernández. El volante español es una leyenda del fútbol mundial. En Sudáfrica 2010 fue uno de los pilares sobre los que se edificó la mayor gesta del fútbol español: su solitaria Copa Mundo. En el Barcelona fue genio y figura y la trilogía que montó con Iniesta y Messi ya entró en la historia del balompié. Pero, ¿alguien sabe dónde está Xavi en este momento? En Catar, señores, juega en el Al-Sadd SC. Ha hecho dos goles en 15 partidos y nadie los ha visto. Fuiste grande, crack.

4.    David Villa. El Guaje también es una leyenda viva del fútbol español. En el Mundial de Sudáfrica 2010 sacó toda su casta para convertirse en Bota de Plata, Balón de Bronce y uno de los integrantes del once ideal del torneo. Después de eso tuvo un paso gris por el Atlético de Madrid y ahora es una de las estrellas de la liga gringa, que nadie, en su sano juicio, debería seguir. En el New York City F.C. la rompe cada fecha, pero eso a quién le interesa. Chau, Villa.

5.    Didier Drogba. Cuando James saltó en el tiro de esquina y le ganó el cabezazo a Drogba, desenredando el cotejo más jodido que tuvo la Sele en Brasil 2014, todos nos dimos cuenta de que le época dorada del goleador marfileño era cosa del pasado. Antes, era él quien saltaba y la mandaba a guardar. En su carrera metió 340 goles en 742 partidos, ¡¡¡casi medio pepino por encuentro!!! Después de pasear y facturar en China, estuvo una temporada en Turquía y otra en el Chelsea de sus amores. Ahora juega para el Montreal F.C., donde tiene una frecuencia de 0,9 gol por partido, sin que nadie en este mundo futbolero se entere. Grande, Drogba.

6.    Alessandro del Piero. ¿Alguien sabía que del Piero, tras dejar a la Vecchia Signora, quiso seguir ganando billete con cortos y guayos y se enfundó la camiseta del Sidney Football Club, donde cobró dos millones de dólares al año entre el 2012 y el 2014? ¿Alguien se enteró de que ahora juega en Delhi Dynamos? ¿A quién le puede importar, sino a él mismo, a su familia y a los hinchas del afortunado club? Y de la Superliga India, donde es uno de los promotores estrella porque desde hace un año no aparece en el terreno de juego, sino solo en la tele, pantallas y vallas.

7.    Gio Moreno. A finales de 2012, cuando tomó la absurda decisión de irse a ganar billete a China defendiendo los colores del Shanghai Shenhua, donde ahora tendrá a Guarín pa’ mamar gallo juntos, Gio Moreno era promesa del fútbol colombiano. El crack pintaba para 10 de la selección cuando James aún no aparecía en el mapa y después de embarcarse en su cuento chino fueron pocas las opciones que tuvo para vestir la amarilla. Es una lástima que un jugador de su talla haya preferido la plata con tan solo 26 años de edad y media carrera futbolística por delante. ¿Para qué te trajimos, Gio? 

8.    Mao Molina. El volante se queja de que cuando estuvo en su mejor momento no fue tenido en cuenta para la Selección Colombia y uno se pregunta si la verdad no será que en su mejor momento decidió embarcarse al lejano fútbol coreano y cerrar las opciones de ser convocado. A los 24 años, Mao coqueteó con el exotismo con una temporada en el Al-Ain F.C de Emiratos árabes Unidos y, cinco años después, se decidió por Corea, de donde acaba de regresar para terminar su historia en el DIM de sus amores. Too late, míster Molina, no creo que veas media a estas alturas del cotejo. 

9.    Nicolás Anelka. El francés es otro trotamundos del exotismo. Después de probar suerte en destinos poco comunes para los cracks como China y Turquía, ahora juega en el Mumbai City de India. En 2015 metió dos goles en tres partidos y el 2016 pinta aún más escaso. Lo importante es que es otra de las estrellas del pasado que promocionan la Superliga India en un país donde el Fútbol es tan impopular como Jesús. Suerte con eso, Anelka.