Se encuentra usted aquí

Los cinco videojuegos independientes que refrescan la industria gamer

Tal y como el cine, la industria de los videojuegos tiene una facción independiente que durante los últimos años ha venido cosechando frutos importes.
Por
Industria Musical

Tal y como el cine, la industria de los videojuegos también tiene una facción independiente que durante los últimos años ha venido cosechando frutos importantes. El éxito de unos cuantos títulos ha demostrado que este tipo de contenidos le compite de tú a tú a los juegos de encopetadas desarrolladoras que cuestan decenas de millones de dólares y no siempre son tan rentables.

Por: Alejandro Cifuentes // @shigeru_san

¿Qué es un videojuego independiente?

No es nada del otro mundo, básicamente es un producto final que ha salido de una desarrolladora, que se compone por un pequeño grupo de integrantes entre los que están los diseñadores, escritores y programadores, que muchas veces no son más de 10. Para estas empresas no es sencillo conseguir dinero para patrocinar sus ideas, sin embargo figuras como las kickstarter se han convertido en un excelente canal para recibir aportes de personas o pequeñas industrias para llevar a buen puerto su proyecto. Cuando está listo para salir al mercado aquellos que creyeron en el proyecto reciben 'trato especial', como tener el juego poco tiempo antes de su lanzamiento o DLC gratis.

Hace un par de años PlayStation abrió un programa muy exitoso llamado 'Programa Incubadora', que se trata de eso: incubar proyectos de desarrolladoras independientes de países latinoamericanos hasta llevarlos a la realidad. Equipos de México, Ecuador, Guatemala, Chile y, recientemente, Colombia se han visto beneficiados por él y ya sus juegos están presentes en algunas de sus plataformas: PS4, PS3 o PS Vita. Dan el salto a las grandes ligas como se le podría decir, lo complejo es mantenerse pero eso ya es tema de otro artículo.

Entre las desarrolladoras independientes más importantes encontramos algunas como Team Meat (Super Meat Boy), 2D Boy (World of Woo), Mojang (Minecraft), Number One Inc. (Braid) y Moon Studios (Ori and the Blind Forest), solo por mencionar unas. Estoy seguro que los juegos que menciono entre paréntesis los conocen. Todos son mega éxitos, han salido en muchas plataformas y han recibidos aplausos de la crítica en los eventos más importantes. Claro que hay muchas más empresas que vienen pisando duro aprovechando el auge de esta parte de la industria, pero el esfuerzo de crear contenidos de alta calidad es el gran reto, y si lo logran, quizás les pase como a Mojang que fue comprada por 2.500 millones de dólares hace dos años por Microsoft; pero es que estamos hablando de Minecraft.

Y si no corren con la suerte de Mojang, pues pueden ir recibiendo buenos ingresos gracias a la distribución digital en plataformas como Xbox Live, PS Plus, Steam, Nintendo e incluso las tiendas de App Store y Google Play, donde se venden en un promedio de los 15 dólares, esto ahorra los altos costos que conlleva hacer juegos en versión física. Así es que la actualidad le ayuda mucho a estas industrias quienes se pueden quitar ese dolor de cabeza desde el inicio de la idea. Las fuentes de ingresos, si el juego es bueno, pueden llevar muy buen dinero a su cuenta bancaria, así es que como siempre: el rey es el contenido.

La importancia de los videojuegos independientes radica en que trae un aire fresco a una industria que cada vez se muestra más saturada de Call of Duty, Battlefield, FIFA, Assassin's Creed (todos lanzando un juego anual hace varios años) y muchos más, que aunque tienen un presupuesto inmenso realmente no significa que sean un buen producto. Por eso muchas veces la gente prefiere invertir en un juego bueno, con muchos galardones, que cuesta 15 dólares a un juego de los llamados AAA que es malo y cuesta 60 dólares. Los consumidores empiezan a cambiar sus hábitos de consumo y eso se refleja en el excelente momento que están viviendo los videojuegos independientes.

Si son de los que poco confían en los videojuegos independientes les recomendamos cinco que están entre los más importantes. Aquellos que abrieron el campo a los demás y que siguen siendo ejemplo a imitar dentro de esta industria: