Se encuentra usted aquí

Seis cosas que nos hacen amar a The Legend of Zelda

Un homenaje a la mejor franquicia de los videojuegos, que en el 2016 cumple 30 años.
Por
Insert Coin

Tener el mejor videojuego de la historia según muchos críticos no es el único argumento para amar la saga de Zelda: un héroe del tiempo que tiene más enseñanzas que un profeta y da mejor ejemplo que un político. ¿Cuáles son las razones para amarlo?

Por: Alejandro Cifuentes // @shigeru_san

2016 es el año en que mi franquicia de videojuegos favorita, The Legend of Zelda, cumple sus primeros 30 años, y si pongo mi fanboy por delante diré, sin temor a equivocarme, que esta franquicia es la más importante de la historia de los videojuegos.

Zelda, como todos se refieren a ella, es la historia del héroe del tiempo, del elegido, de ese joven inexperto que encierra en su ser el valor, la sabiduría y el poder que le ayudarán a derrotar las fuerzas oscuras que en cada juego se ciernen sobre Hyrule, el hermoso universo que hace tres décadas creó el legendario desarrollador y diseñador Shigeru Miyamoto.

Dentro de la saga está el que es considerado el mejor videojuego de todos los tiempos: The Legend of Zelda: Ocarina of Time, que se lanzó en 1998 para la Nintendo 64 y que según Metacritic tiene una calificación de 99/100, erigiéndose como el juego mejor valorado de todos, superando a Tony Hawk's Pro Skater 2 (PS) con 98/100 y Grand Theft Auto IV (PS3) con 98/100 también.

The Legend of Zelda nos ha enseñado muchas cosas a lo largo de estos 30 años, a gamers y a desarrolladores, a diseñadores y a músicos, a escritores también. Es un ejemplo a seguir. Por eso he preparado una lista de seis cosas que Zelda nos ha enseñado en todo este tiempo.

1. A tener paciencia.

Como el vino, Zelda es un juego que se toma su tiempo para estar listo y salir a las vitrinas. Cada juego principal, porque hay muchos juegos 'pequeños' de Zelda, se toma cinco años o más en salir a la luz pública. El último que salió a la venta fue Skyward Sword (para mí el mejor Zelda creado) en 2011 y solo hasta este año tendremos la nueva entrega en Wii U y, se dice, que en Nintendo NX.

2. Los valores aún existen.

Sí, es un videojuego, es un universo imaginado, son personajes ficticios, pero muchas veces los juegos de Zelda nos dan lecciones de la forma en que debemos valorar a las personas de la tercera edad, a los niños, a las mujeres, a los animales, en esto Zelda es mágico y certero. La abuela de Link en The Wind Waker es el significado de la sabiduría, los niños en Twilight Princess son valiosos para todo el pueblo, en la mayoría de los juegos los animales son muy queridos e importantes para el desarrollo de la historia, como sucede con la inteligencia del búho en Ocarina of Time. La trascendencia que se les da a estos personajes es el ideal que debería existir en el mundo real.

3. Todo tiende a mejorar.

Con The Legend of Zelda (primer juego de la franquicia) Nintendo y Miyamoto pusieron un estándar bastante alto en cómo hacer videojuegos. Y a lo largo de todos estos años Zelda solo se ha puesto más buena (me refiero a la franquicia), los mejores ejemplos son Ocarina of Time (N64/1998), The Wind Waker (Game Cube/2003), Skyward Sword (Wii/2011) y A Link Between Worlds (2013/3DS). Mejoran la narrativa y la forma de interactuar. Skyward Sword sacó todo el provecho del control del Wii de una forma excepcional, era hermoso jugarlo, y A Link Between Worlds tumbó algunos paradigmas de la franquicia que funcionaron en pro del tiempo en que se demora uno acabando el juego. 30 años en los que la franquicia ha evolucionado al lado de las plataformas que ayudan a contar las historias.

4. Retar a los gamers vale la pena.

Zelda se caracteriza por sus historias largas, de más de 100 horas  de juego para acabar en plataforma de sobremesa, y sus desarrolladores siempre se han esmerado porque los puzzles sean complejos; no por nada todo el mundo le huye al Templo del Agua de Ocarina of Time (uno de los puzzles más complejos de los vidoejuegos) y, como todo en Zelda, cada vez son más difíciles; retar al gamer enamora y eso Nintendo y su equipo saben hacerlo con creces a través de Zelda.

Temas relacionados: