Se encuentra usted aquí

The Legend of Zelda A link Between Worlds: Una obra de arte hecha videojuego

Por
Lo Más Geek

Amigos, bienvenidos a la primera de tres entregas que componen este review de The Legend of Zelda: A Link Between Worlds.

Por: Alejandro Cifuentes - @Shigeru_San
(Director del portal www.shigerusan.com

Siempre que Nintendo anuncia un juego de la talla de The Legend of Zelda, los fanáticos a la saga nos preparamos para recibir un producto de gran calidad. Y A Link Between Worlds no es la excepción, de hecho, marca un nuevo estándar dentro de la franquicia al ser uno de sus mejores juegos en los últimos años. 

No exagero. Así se juegue en las dos pequeñas pantallas del Nintendo 3DS, A Link Between Worlds desata toda esa magia que Nintendo ha esparcido con la milenaria historia de Link, Zelda y Ganondorf, y nos trae un Hyrule bipolar que retará hasta al jugador más veterano.

Esta nueva entrega se ubica seis generaciones después de la derrota de Ganon en The Legend of Zelda: A Link to the Past, y se desarrolla en el mismo universo de este clásico videojuego de Super NES que salió en 1991.

Es posible que A Link Between Worlds no satisfaga las exigencias de algunos gamers a nivel de gráfica, ya lo vimos en The Wind Waker (título en el que muchos atacaron a los creadores por no desarrollar un juego “más realista”), ya que son muy al estilo 16 bits, pero esto, sin duda, no le quita en lo más mínimo la alta calidad de historia y jugabilidad que tiene. 

La acción se lleva a cabo de manera cenital (desde arriba) lo que puede ser un aliado o un enemigo ya que genera complicaciones cuando se necesiten explorar los diferentes escenarios del juego, sin embargo, esto será cosa del pasado cuando se aprenda a manejar bien la técnica de convertirse en pintura y poder pegarse a las paredes para encontrar nuevas rutas, rupias, corazones y demás ítems valiosos.

De entrada, el sistema de juego presenta una notable evolución que acelera el desarrollo de las acciones en la historia y logra que el jugador se sumerja de inmediato en una aventura desafiante. 
¿Cómo evolucionó el sistema de juego? Sencillo: ahora podemos disponer de todos los ítems desde los primeros minutos. Atrás quedaron los tiempos en los que armas como el arco, el gancho, las bombas y demás se podían tener solo hasta bien avanzada la historia. Ahora, a modo de préstamo las podemos tener desde el principio; eso sí, si nos derrotan las perdemos y hay que regresar por ellas.

En la pantalla superior de la Nintendo 3DS se ve toda la acción del juego, mientras que en la inferior (la táctil) encontramos el mapa, que detalla muy bien las áreas donde debemos aventurarnos, así como el inventario de armas, el equipo, una lupa, pines para marcar sitios especiales y una campana para llamar a un personaje que nos ayuda a desplazarnos más rápidamente en el gran universo de Hyrule. Todo perfectamente organizado.

A Link Between Worlds tiene muchos elementos para analizar, y como no puedo extenderme mucho, hasta acá llega la primera entrega de este review de la nueva joya de Nintendo. En la próxima veremos temas como la importancia del 3D, el gran reto de los dungeons, la épica banda sonora, los minijuegos y el StreetPass. 

No olviden dejar sus comentarios si están pasando el juego en este instante ¿qué tal les ha parecido?

Temas relacionados: