Se encuentra usted aquí

¿Cuánto cuesta ser gamer?

Es hora de empezar a hacer cuentas.
Por
Profesion Gamer

Uno de los tantos retos a los que se enfrentan a diario los amantes de los videojuegos es al de evitar voltear los ojos cada vez que se habla del típico imaginario gamer. Dentro de esos videos que se monta la gente está la creencia de que estos aparatos son baratos y es solamente una caja con cables y controles.

Por: Daniel Arias - @ProfesionGamer

Es más, teniendo la oportunidad de trabajar con múltiples marcas de todos los gremios, cada vez que uno se da a la tarea de abrir el panorama a grandes ejecutivos, siempre se llega a una conclusión: “El gamer no está tan vaciado como parece y es todo un cliente potencial”. Es por esto que acá queremos hacer una factura de lo que un gamer promedio le puede invertir a este estilo de vida.

Consola o PC – Desde $1’500.000 hasta $2’000.000

Como lo dijimos en nuestra publicación anterior, es ELLA, aquella con la que todos empezamos y nunca paramos. Aquí empieza esa rivalidad de marcas y plataformas donde discusiones entre consolas o PCs saca ese barrista que todos llevamos dentro para defender la nuestra a muerte. No falta el delicadito, políticamente correcto que compra dos de las consolas para no entrar en la pelea de titanes y “ser suiza”: un blandito.

Controles adicionales – $150.000 

Es común que cuando uno compre la consola quiera compartirlo con algún amigo o con el “hijo” como dirían los más fanáticos de FIFA. Uno tiene que comprar ese control adicional para que todo aquel que lo visite, sepa quién manda en la casa de quien. Eso define la localidad de la cancha y por orgullo es fundamental darle la oportunidad de desafío al rey de la casa.

Pilas y cables USB – Desde $4.500 hasta $45.000

Para los fanáticos de cierta marca que vende consolas X, la rentica en pilas normales o pilas recargables nos llevan a estar corriendo a la droguería más cercana para terminar esa misión en la que estábamos todo el domingo pasando guayabo. En otros casos, toca estar comprando los cables de cargador de celular que uno anda perdiendo por toda la casa o adaptadores para no tener que jugar a 2.5 cm de distancia de la pantalla.

Combo trifásico de primíparo (Deportes, Acción, Aventura) - $180.000 por juego

Ya sea que uno está recién empezando o ya lleva su tiempo en la comunidad, necesita de esta terna de ejemplares para poder suplir las necesidades de virtualidad. Un juego para partirse con los amigos tomando cerveza; uno para desahogar toda la ira contra el jefe y llegar al otro día como una plumita; y uno que lo ponga a pensar y que pueda pedir ayuda a la novia para “pasar el rato” (20 minutos y pierde o pierde). Esto es solo para tener con que estrenar, puede llegar al punto en el que la renta se vuelve mensual. Hecho que se puede volver contraproducente porque, por ese precio, si uno llega a comparar uno que no le gustó, se lo tiene que pasar sí o sí para no desperdiciar la plata. Eso es como un beso a las malas, es rico pero que mamera.

Internet - $100.000 mensuales

Dado el contexto mundial de las nuevas tecnologías y la conectividad, el internet es un gasto obligatorio para poder echarse la madre con adolescentes de todo el mundo jugando en línea. Además, este no puede ser un internet de celular, debe ser un internet de mínimo 10 MB para que no se puedan dar excusas de conexión cuando uno vaya perdiendo.

DLC’s (Contenido descargable) y ediciones de lujo – Desde $15.000 hasta $120.000

En el mundo gamer, el totazo no llega solo hasta el juego. Las grandes productoras se han inventado un sistema que se resume en “La puntica no más”. Uno compra un juego pero en realidad está comprando el 60%. Antes de lanzarse y después empiezan a salir una manada de descargables que hacen que uno pueda jugar contenidos adicionales, tener una ventaja sobre los otros (sobre todo en juegos de celular). Como si no fuera poco a veces los muy considerados amarran todo en un paquete con un moñito de descuento del 10% donde uno, por ceguera de amor al arte, no ve y lo paga antes que salga para uso público. 

Y siga sumando:

• Televisor - $1’200.000
• Audífonos con micrófono – Desde $100.000 hasta $300.000
• Merchandising - $50.000 - $500.000
• Smartphone decente $500.000

TOTAL:

Sumen, resten dividan multipliquen y hagan proyecciones anuales de cosas que compran solo una vez o mensualmente. Haciendo cuentas al aire, un gamer puede llegar a invertir $6´000.000 en su año de inducción. 

¿Siguen creyendo que somos unos vaciados?

Temas relacionados: