Se encuentra usted aquí

La mejor compañía para un gamer: ¿la novia, el primo o el papá?

Por
Profesion Gamer

En la vida de todo gamer llega ese momento en el que siente que le hace falta alguien, un P2, un healer o simplemente esa persona que deje presionado ese botón para que se abra la puerta y poder completar el rompecabezas, sin necesidad de estar cambiando de control o depender de Inteligencias Artificiales frívolas sin un corazón. 

Por: Daniel Arias // @LeloArias18
Foto: iStock

Es por eso que llega el momento de revisar que se tiene a su alrededor y como un Monje Wololo de Age of Empires, buscar convertir a todos sus conocidos al lado luminoso de la fuerza. Hágame el favor la cantidad de referencias geek que pueden salir de solo una idea, de malas para los que no entendieron.

Cuando nos enfrentamos a esta encrucijada y empezamos a calcular los diferentes perfiles que pueden ocupar ese lugar encontramos lo siguiente:

El mejor amigo: Puede funcionar, pero fijo la afición del man al fútbol no lo va a dejar salir de FIFA. Y no está mal, pero llega un punto en el que se necesita más y cuando uno lo hace cambiar de escenario, fijo, fijo el man ni siquiera sabe cómo saltar el primer vacío de Super Mario Bros.

La novia: Es ideal cuando se consigue una novia gamer, pero siendo honestos, el negocio está en que ella juegue en la consola de uno…. Sí en la de uno.

El papá: Casos se han conocido en los que papás se van a los dos extremos, juegan “como para ver cuál es la joda esa”; o caso número dos, el man se afiebra más que nosotros y es momento en el que recordamos esa consola con mucho cariño por que nunca la volvió a tocar.

Hermanito/Primito o cualquier terminado en –ito: Apto solo para maestros de la paciencia y el auto control. Es muy funcional, pero tiene la capacidad de drenar toda la energía del jugador. Los pocos que han sobrevivido dicen que es peor que tratar de pasar GTA San Andreas, sin quejarse.

Compañero de la oficina: Es ideal mientras haya un clima organizacional sano, permite compartir diferentes espacios con alguien que vemos todos los días y podríamos desquitarnos con él a través de un particular Headshot.

Ahora, el hecho que estos sean candidatos opcionales para ocupar ese tan anhelado lugar, no hace que sea una tarea fácil y es por eso que tenemos un par de argumentos que pueden servir para que estos lleguen a comprar una consola o para reafirmar por qué fue que la compró:

• Entre los clásicos, están números ficticios y hechos en el aire acerca de estudios científicos que demuestran que los gamers tenemos un 25% de posibilidad más alta de reaccionar en un momento de tensión. Todos estos estudios son la única y más preciada arma que tenemos para defender nuestro vicio, pero que lamentablemente muy pocos nos damos el lujo de tomar en serio como para fortalecer más el gremio. Nos falta más cerebro para hacer de esto algo más grande.

• Otro de los clásicos y es el más latente, es acerca del crecimiento y fortalecimiento de las relaciones interpersonales. Es evidente que cuando juegan con alguien, esa relación mejora porque diversifica la rutina y siempre permite lograr objetivos en conjunto.

• La mejor para todos los gamers: Las posibilidades de desparche son infinitas. Poder compartir esta pasión con gente cercana es invaluable, ya sea de desparche o lograr que la otra persona se encarrete con uno, lo hacen una experiencia increíble. 

Ya sea con alguno de los estereotipos antes mencionados o con el compañero que le toque, siempre va a ser mejor jugar con P2, para compartir, aunque sea un Game Over.

Temas relacionados: