Se encuentra usted aquí

15 editoriales de moda que rinden tributo a The Dark Side of The Moon

Hoy hace 43 años Pink Floyd presentó al mundo el álbum clave del rock progresivo, la música electrónica y referente visual del mundo de la moda.
Por
Mayra Hernández

El mítico prisma que descompuso la luz blanca en un espectro multicolor no solo adornó un disco de Pink Floyd: también ha sido un elemento clave para la moda. Editoriales de revistas especializadas en todo el mundo lo confirman.

Por: Putain de Vanité // @Mayaelectrik

En marzo de 1973 el mundo fue testigo del nacimiento de un icónico álbum que desde su irrupción en el panorama musical se tomó los listados y casi nunca salió de ellas según datos de Billboard. Hace 43 años, la historia del rock registró la presentación de la obra maestra que se convertiría en la pieza clave del rock progresivo y más adelante de la música electrónica; mejor y mundialmente conocida como The Dark Side of the Moon. Esta obra maestra sacada de la cabeza de cuatros hombres genios de la experimentación sónica hizo posibles los efectos imposibles. 

Para el año en que Roger Waters y sus secuaces presentaban al mundo su obra maestra, la psicodelia ya era una legado heredado de los 60 y era sinónimo de colores en su máxima expresión. No solo a la ahora de alucinar, sino también a la hora de vestir. Emblemáticas diseñadoras como Mary Quant, a quien se le atribuye la creación de las minifaldas que uniformaron a las chicas de la escena swinging en Londres y definió la estética de icónicas mujeres como Twiggy, se aseguró no solo de crear prendas icónicas, sino también de imponer una tendencia de explosión de colores que caracterizó el vestir de las generaciones de esas dos décadas.

También ya desde los 60, la gama de colores del arco iris pintaba en repetidas ocasiones las editoriales de Vogue. Quizás ese permanente bombardeo visual de colores ya había entrado el subconsciente creativo de Storm Thorgerson, el diseñador del colectivo Hipgnosis, a quien Pink Floyd encargó la portada de su álbum y también autor de otras icónicas portadas como Houses of the Holy de Led Zeppelin. Pero eso no es más que una teoría conspiradora.

Cuenta la historia real que Pink Floyd pidió a Thorgerson que, para diseñar la portada de The Dark Side of the Moon, dejara de lado las fotografías por las que era conocido su colectivo y se dedicara a crear una imagen muy simple y gráfica. No ser un diseñador supuso un gran reto para  Thorgerson en una entrevista para Rolling Stone.

La inspiración llegó finalmente en forma de arco iris en un libro francés con las primeras fotografías a color de los 50. Ahí fue donde Thorgerson encontró una foto que retrataba cómo la luz natural atravesaba una ventana, proyectando un arco iris sobre unas partituras musicales. “Era totalmente interesante. Resumía lo que era Pink Floyd. ¡Lo tenía! Haríamos un triángulo atravesado por un prisma en una imagen y no en un fotografía”, recuerda el diseñador.

Así fue como un reto creativo se convirtió en una icónica imagen, una de las más conocidas, homenajeadas y parodiadas hasta nuestros tiempos. Una imagen que en su tiempo lució con orgullo Syd Barret, líder original de la banda, estampada sobre su camiseta en los primeros conciertos de presentación del álbum y que hoy, 43 años después, todavía utilizan fans eternos de Pink Floyd, millenials recién convertidos al sonido de la legendaria banda o simples desconocedoras de ella que la lucen por defecto.

Sea como sea, ícono que se respete expande su legado más allá de las fronteras del mundo en el que nace, en este caso, el musical. Ya sea porque los artistas sean musas para los diseñadores o los mismos músicos creadores de tendencias, lo cierto es que existe una estrecha relación entre la música y la moda. Para muchos una historia de amor, para otros una conexión natural. Por eso nuestros gustos musicales también se leen a través de la ropa. Por eso los años pasan y el mundo de la moda se sigue inspirando en leyendas musicales. Como Alexander McQueen con David Bowie y como Heidi Slimane (director creativo de Yves Saint Laurent) con los Rolling Stones y la escena rock en general. Por eso la emblemática imagen de The Dark Side Of The Moon sigue siendo honrada, directa o indirectamente, en prendas de ropa y en coloridas pasarelas, editoriales y portadas de moda.

Para la muestra, esta galería:

 

Temas relacionados: