Se encuentra usted aquí

Hablamos con la modelo que le está dando rejo al mundo de castings y agencias

Con “Nací en el país equivocado”, la top Juliana Robledo muestra el lado b del mundo del modelaje.
Por
Mayra Hernández

Con “Nací en el país equivocado”, la top Juliana Robledo muestra el lado b del mundo del modelaje.

Juliana Robledo está exorcizando los momentos difíciles que ella y otras colegas top del mundo del modelaje han pasado con castings, agencias y managers en una serie web que se ha convertido en fenómeno viral. Nací en el país equivocado y su protagonista ficticio Molly, son su elemento contestatario.

Por: Mayra Hernández // @Mayaelectrik

Si de éxito en el mundo del modelaje se trata, muchos no dudarían en decir que Juliana Robledo es un digno ejemplo de eso. Los que se mueven como pez en el agua en la industria de la moda colombiana saben que ella es una de las modelos infaltables de la mayoría de ferias de moda del país, y que con frecuencia suele ser protagonista de campañas de reconocidas marcas y portadas de revistas nacionales. Si sigue sin identificarla, quizás la recuerda por su paso por el Reinado Nacional como representante de Bogotá de donde salió directo a una exitosa carrera en el mundo del modelaje. Es más, en pocas palabras y para enredarlo menos, podría decirse que en este punto de la historia ella es una de las modelos top del país

Pocos imaginarían que Juliana guarda en su bitácora de recuerdos y anécdotas situaciones incómodas, comiquísimas, y hasta difíciles para el bolsillo que muchas modelos en Colombia y el mundo deben enfrentar para lograr su sueño. Y es que aunque ser modelo pareciera ser el trabajo soñado, como cualquier otra profesión en el mundo nada es perfecto ni mucho menos color de rosa. Mucho menos en un mundo donde más que de las aptitudes o capacidades intelectuales, se vive de la apariencia física; donde los errores laborales no se juzgan por un número mal puesto o una letra mal escrita, sino por una cadera demasiado ancha, una cola muy pequeña o muy grande, o por una figura muy delgada o curvilínea. Un trabajo que se juzga a través del cuerpo y que inevitablemente afecta la autoestima misma.