Se encuentra usted aquí

.

Dago García habla sobre creatividad y entretenimiento en tiempos de pandemia

Dago García es uno de los invitados a la primera jornada de conversaciones del Unión Festival Digital. Hablamos con él sobre su participación en el evento.
Unión Festival Digital - Dago García - Foto: Cortesía prensa Caracol Televisión
Unión Festival Digital - Dago García - Foto: Cortesía prensa Caracol Televisión
Por
Redacción Shock

La industria del entretenimiento tuvo que repensarse en medio de la pandemia global que ha puesto al mundo en pausa. Una de las primeras medidas de contención del virus fue la orden de cancelar todos los eventos masivos en los que hubiera aglomeración de personas. Lo que significó, desde luego, cerrar las salas de cine, teatro y cancelar grandes eventos musicales.

Pero ante la crisis, la única salida, es buscar la forma de continuar. Con eso en mente Páramo Presenta, de la mano con UNICEF y Caracol Televisión, crearon el Unión Festival Digital: una plataforma digital de cultura y entretenimiento en la que se abrirá espacio a distintos personajes de las industrias culturales. Músicos, actores, chefs, empresarios y diseñadores harán parte de este evento. Uno de los primeros invitados será Dago García, guionista y uno de los más taquilleros cineastas colombianos. Bien conocido por su trabajo en telenovelas como Pedro el Escamoso, La Saga, negocio de familia y películas como La pena máxima, El Paseo y Mi gente linda, mi gente bella.

Hablamos con él sobre su participación en el Unión Festival Digital, sus proyecciones sobre cómo la industria del entretenimiento se ha visto impactada por la pandemia y las maneras en que esta ha tenido que reinventarse.

¿Cómo será su participación en el Unión Festival Digital?  

Será una especie de entrevista que me hará el “Flaco” Solórzano acerca de temas de creatividad, de cómo surge una idea, de cómo se trabaja, cómo se desarrolla. Sobre cómo, finalmente, de ser una idea abstracta termina convertida en un producto audiovisual.

¿A qué tipo de personas le apunta esta parte del evento, a qué público le recomienda conectarse a esta conversación junto al “Flaco” Solórzano?

Es una charla entre dos amigos y creo que por esa misma razón cualquier persona que tenga algún tipo de inquietud sobre temas de creatividad se puede acercar: desde gente muy joven hasta gente mayor, personas que nunca han trabajado en temas de creatividad como gente que ya lo ha hecho. Es bastante amplio el espectro de personas que pueden acercarse y encontrar algo de interés en la conversación.

En este momento estamos pasando más tiempo en casa ¿cómo cree que esto ha impactado nuestra manera de consumir entretenimiento?

Yo creo que paradójicamente un confinamiento de este tipo hace que los medios de la televisión, por ejemplo, que es un medio que la gente recibe en su casa, medios que para ser consumidos el espectador no tiene que salir de su casa, se están potencializando. De hecho, las audiencias de la televisión abierta, de las plataformas de streaming y de todas las formas de televisión están creciendo exponencialmente. Eso implica, para la gente que está al frente de los contenidos, una mayor responsabilidad. Hay que responder a esa expectativa y asumir esa responsabilidad que implica ser el medio de entretenimiento más importante y más oportuno en este momento. El aumento de la audiencia y del consumo de entretenimiento viene acompañado de una enorme responsabilidad. Hay que ser muy serio y hay que estar a la altura del momento.

¿Cómo cree que este aislamiento, posteriormente, podría afectar la industria del cine?

El tema del cine, al nivel del entretenimiento, creo que va a ser de los más golpeados. Creo que lo que son el cine, el teatro y los espectáculos musicales masivos van a ser los que van a sufrir el más duro golpe porque finalmente de aquí a que se pueda convocar el público que requiere una sala de cine, una sala de teatro, va a pasar un buen tiempo. Ahora, yo espero que todo este tiempo sirva para que las personas que preparamos contenidos para esta forma de entretenimiento trabajemos con mayor rigor las propuestas que vamos a ofrecer cuando finalmente esto se solucione y tengamos que volver a comunicarnos con el público. Creo que el cine va a depender mucho de esa calidad de ofertas que le podamos hacer a la gente cuando todo se normalice y podamos volver a asistir a las salas de cine, pero definitivamente va a pasar un tiempo difícil, un tiempo en el que vamos a tener que ser muy audaces para volver a reunir a ese público y volver a convocar a la gente en las salas.

¿Cree que esta puede ser una oportunidad para que se piense la manera de distribuir el cine?

Creo que la actitud de la gente frente al cine probablemente cambiará, no sé si se volverán más selectivos o si acudirán a las salas de cine con mayor entusiasmo. Siempre que uno tiene prohibidas o limitadas ciertas cosas, cuando se da la oportunidad de volver o de reunirse con esas cosas, puede que exista el entusiasmo del reencuentro y eso probablemente permita un reencuentro exitoso con las películas y con los espectáculos teatrales.

¿Qué opina del movimiento de plataformas, de pasar de encontrarnos en un espacio físico a encontrarnos en la virtualidad?

Pienso que por fortuna existía ya este desarrollo tecnológico y que por fortuna existían ya estos medios digitales que hacen menos doloroso lo que está sucediendo. Personalmente pienso que no existe nada como el contacto físico entre los seres humanos, nada como poder abrazar, poder compartir en un mismo lugar un espectáculo, pero dadas las circunstancias creo que lo digital se ofrece como una alternativa que hace menos menos dolorosa la situación de separación entre los espectáculos y su público. Saludo con optimismo y con gratitud la existencia de esta alternativa, que de una u otra forma impide que este tipo de eventos muera. Creo que esto le va a permitir a mucha de la gente que trabaja en la industria del entretenimiento sobrevivir y va a permitir que el público no pierda contacto con los productores de contenido de entretenimiento y que la relación se fortalezca.