Se encuentra usted aquí

¿Qué es lo que hace tan fascinante a Venom?

Pronto los veremos nuevamente en cines. ¿Cumplirá las expectativas?
Venom
Venom
Por
Julián Ramírez

Desde su primera aparición en los cómics a finales de los años ochenta, Venom llamó la atención de los lectores gracias a su impactante apariencia, misteriosa naturaleza y relación con Spider-Man. Este simbionte, que comenzó su historia simplemente como un nuevo traje para el héroe arácnido, llegó a ser tan querido que tras ser un villano recurrente durante varios años se le permitió convertirse en un “héroe” por derecho propio y tener sus propias series de cómics. Ahora se ha convertido en el protagonista absoluto de su propia película y nos preguntamos ¿Qué es lo que hace tan fascinante a este personaje?

Por Julián Ramírez // @SirLaguna 

No es muy difícil encontrar una respuesta a esta pregunta, pues es obvio que estamos obsesionados con la idea del “reflejo oscuro” de nuestros héroes favoritos. No importa si es en los cómics, los videojuegos, el cine o la literatura; la idea de un personaje enfrentado a un rival que le iguala en poderes y habilidades pero representando todos sus aspectos negativos es bastante atractivo.

No cabe duda que Venom es el reflejo oscuro de Spider-Man, su apariencia es una versión monstruosa de la suya, con manchas blancas representando sus ojos y hasta con el símbolo de una araña en su pecho. Sus poderes son una copia de los de su enemigo, siendo capaz de trepar paredes y balancearse con una tela de araña a pesar de que esto no tiene ninguna relación con su naturaleza simbionte: los tiene porque son los poderes del hombre araña, y Venom quiere ser mejor que él.

venom_02_0.jpg

Este monstruo también representa los peores impulsos de Peter Parker. Cuando nuestro héroe estuvo unido al simbionte, su influencia le llevó a dar rienda suelta a sus peores instintos, volviéndose más violento, con una personalidad más agresiva y despertando sus peores impulsos. Venom es un Spider-Man desatado, alguien que usa su poder como un medio para lograr propósitos egoístas, como la venganza, en lugar de aceptar la responsabilidad que ello conlleva.

Incluso cuando Venom dejó de ser un villano continuó siendo una antítesis de Spidey. Es una fuerza violenta, capaz de matar, y aun cuando su huésped logra controlarlo para que no lo haga, rompe piernas, destroza rostros y mutila. Aunque sabemos que Spider-Man hace lo correcto al dejar con vida a sus enemigos cuando los atrapa, es algo frustrante saber que ellos eventualmente escaparán y volverán a hacer de las suyas. Venom no tiene ese problema, y eso es catártico en cierta manera.

¿Quiéren saber por qué no nos gustó el Venom de Spider-Man 3? Porque en esa película no logra representar nada de eso. Aunque es fiel a la historia de un reportero que odia a Spider-Man y busca obsesivamente venganza contra él, su presencia resulta forzada pues el foco ya estaba puesto sobre otros villanos. Es un personaje casi sin desarrollo y solo se transforma ya cuando el filme está a punto de acabarse. Por si fuera poco, no tiene el enorme tamaño que le hace lucir amenazante. A duras penas representa un reto para el protagonista.

La nueva película es una oportunidad para representar bien a Venom y esa es la razón por la que muchos la esperan con emoción; pero hay algunas razones para temer que no lo haga. Los cómics de Venom se permiten tener violencia explícita y un tono “más adulto” en general. Como pueden ver por todo lo explicado anteriormente, este elemento es crítico para el personaje y es algo que se perderá en la película, pues buscando ser clasificada “para mayores de 12 años” (PG-13 en norteamérica) ha decidido cortar sus elementos más sangrientos y brutales.

Pero eso no es lo más preocupante, pues el filme tampoco tendrá el elemento más importante para Venom, el que prácticamente define su existencia: Spider-Man.

Sin Spidey, Venom no es Venom. Aún en sus aventuras en solitario de los cómics la influencia de trepamuros es omnipresente en su vida. Fue la razón de su existencia, fue su motivación para convertirse en villano y luego para convertirse en héroe. No importa que el protagonista de la película luzca como Venom, que sea un simbionte fusionado con Eddie Brock y que sus poderes sean los mismos del cómic, ese simplemente no es el mismo personaje. 

venom_03.jpg

¿Puede Venom ser una buena película a pesar de no contar con estos elementos? ¡Por supuesto! Pero se debe cambiar por completo la razón de ser del personaje y los fanáticos tal vez no acepten eso. Aunque el tema ya no pueda ser el del “reflejo oscuro” del hombre araña, puede ser una historia bastante interesante sobre un ser humano enfrentando o aceptando sus más crueles deseos para luchar por el bien, o puede ser sobre científicos tratando de controlar fuerzas que los superan (como sugieren algunos tráilers) o incluso puede sorprendernos a todos con un cameo de Spider-Man; es poco probable, pero no es imposible.

A simple vista esta parece una película extraña. ¿Por qué Sony Pictures quiso hacer un film sobre Venom completamente independiente del héroe al que se enfrenta? Verán, Sony, igual que los demás estudios de cine, envidia enormemente al universo cinematográfico de Marvel. La idea de una serie de películas interconectadas donde una sirve de publicidad a las demás es demasiado atractiva para dejarla pasar: Warner Bros. se puso a la tarea de dar vida a su universo DC con resultados irregulares, mientras que Universal Studios trató de crear “el universo oscuro” con los monstruos clásicos (Drácula, el hombre lobo, el monstruo de Frankenstein, etc.) pero su primera película: La Momia, fue un fracaso tan grande que prácticamente lo acabó antes de que naciera.

Sony se propuso a crear un universo cinematográfico de Spider-Man. Así es. Solo de Spider-Man.

Se suponía que las dos películas de “El Increíble Hombre Araña”, protagonizadas por Andrew Garfield, serían el comienzo de este universo y desde entonces se planeaban películas de Seis Siniestros y Gata Negra, pero las críticas negativas y mediocre resultado de taquilla pusieron en duda ese proyecto. Era un mejor negocio para Sony ceder Spider-Man a Marvel para que realizara sus películas con él y quedarse con parte de las ganancias.

Y aún así insistirán en crear el universo cinematográfico de Spider-Man... sin Spider-Man. Sí, leyeron bien: sin Spider-Man.

Venom es la primera película de este nuevo intento en crear un universo compartido entre varios personajes. Si todo sale bien, en los próximos años veremos películas sobre más enemigos y aliados de Spidey como la Gata Negra, Silver Sable, Morbius, Silk, Kraven el Cazador entre otros. Algunos de estos proyectos ya han entrado en pre-producción y ya tienen a Jared Leto seleccionado para interpretar al vampiro Morbius.

Venom será más que una simple película más “de superhéroes”: es un interesante experimento sobre un popular villano llevado a la pantalla grande sin el héroe al que debería enfrentar, un posible inicio para todo un universo cinematográfico y un intento de corregir los errores que ha cometido Sony con esta franquicia en el pasado . Ojalá tenga lo necesario para cumplir con todas estas expectativas que han caído sobre ella.

Temas relacionados: