Se encuentra usted aquí

Helenita Vargas disparó la carrera actoral de Ana María Estupiñán

Por
Redacción Shock

Ana María Estupiñán fue llamada a personificar a Helenita Vargas en la etapa de su juventud para la serie La ronca de oro que, con rotundo éxito, se transmite por el Canal Caracol en el prime time. A los 12 años, Ana María debutó actuando en el cortometraje de unos amigos de su papá. Se trataba de un experimento que terminó definiendo el curso que tomaría su vida. Su primera oportunidad en televisión la tuvo en el programa que ha sido escuela para muchos:  Padres e hijos. Luego vino ¡Oye, Bonita! y fue ahí, rodeada de un elenco que resultó inspirador para ella y entre quienes se contaban Diana Hoyos y Alejandro Palacio, que decidió que lo suyo era la actuación. Tal vez hubiera terminado dedicándose al diseño de modas o al industrial, que era lo que soñaba ser de chiquita, pero el camino la fue llevando poco a poco hasta el papel de Helenita que la tiene hoy en la mira de grandes productoras y directores. Ella, por lo pronto, y aprovechando el éxito que ha tenido la serie, tiene entre sus planes viajar a Nueva York a estudiar teatro musical y escritura creativa. Hace poco terminó el rodaje de una película, Dos mujeres y una vaca, escrita y dirigida por Efraín Bahamón, y en la que también participa la reconocida actriz mexicana Luisa Huertas.

A propósito del impacto que ha tenido su personaje en La ronca de oro, fuimos hasta la casa de Ana María para hablar con ella de cómo construyó su papel, de las técnicas y herramientas de las que se valió para poder interpretar a este ícono de la música popular colombiana de la manera más fiel posible, en el tono de su voz y en sus movimientos especialmente, de su paso por el coro de Bogotá y hasta de sus preferencias musicales, entre las que se incluyen artistas como Usher, Chris Brown y Alicia Keys.