Se encuentra usted aquí

Lee Eye: brío y coraje para el R&B en español

Valerie Castro es Lee Eye, tiene 20 años y un EP que fue la perfecta carta de presentación para entusiasmar a los rastreadores de nuevos sonidos.
Por
Nadia Orozco

La música colombiana avanza muy rápido y año tras año vemos cientos de talentos emerger. Desde lo folclórico hasta lo urbano, pasando por lo pop y lo experimental, artistas y agrupaciones revuelcan eso que conocemos como "música colombiana" hasta el punto de crear una masa diversa con propuestas para todos los gustos. Como suele pasar cada año, hemos escogido 26 artistas por los que apostamos, los que tienen todo para hacer del 2019 su año, y que estamos anunciando en orden alfabético. Párenle bolas porque serán los protagonistas del sonido que se viene. Con ustedes, Lee Eye.

Por: Nadia Orozco Moncada // @LadyEmpanadia

En la mitología griega, Amatista es esa doncella que rechazó una y otra vez a Dionisio, el dios del vino.  Para que esta fuera casta y pura eternamente, la diosa Artemisa la convirtió en una piedra. Ante la humillación de no poder tenerla nunca, Dionisio vertió vino sobre la roca, pintándola de púrpura. Así, desde hace años la historia se ha encargado de darle un poder especial a ese cristal que para muchos es sanador y místico, brinda protección al que lo guarda con recelo y coraje al que se lo pide.

Amehtyst –en español Amatista– es el nombre del EP debut de Lee Eye, producido por Alka Produce. Son cinco canciones cargadas de un brío desbordante y de ese coraje al que tanto se relaciona con la Amatista. Rap, trap, R&B y soul son los puntos cardinales de esta primera prueba del trabajo de Valerie Castro. Ella tiene 20 años, es bogotana y aunque no trazó un plan calculado para dedicarse a la música, el camino se le fue dando naturalmente y eso se refleja en la fluidez al cantar y su labia para rapear.

 

Rihanna, IAMDDB, Alicia Keys, Kali Uchis, son solo algunos de los referentes que habitan en su universo musical y más allá de anclarse a cantantes anglo, pareciera estar en la búsqueda de modelos femeninos que puedan servirle como referencia e inspiración de su propia construcción de la feminidad.

Lee Eye se puede contemplar como un proyecto absolutamente emocionante, en parte porque no sabemos qué esperar, ella misma se describe como una montaña rusa que está en constante cambio y aún no se atreve a describir con precisión lo que hace. Esa mezcla de ambición, intuición, ingenuidad y naturalidad pueden dar como resultado un puñado de experimentos que le pueden caer como anillo al dedo a una escena de R&B y soul en español que en los últimos años ha crecido a paso acelerado y que por lo tanto necesita de constante evolución y emancipación de las tendencias.