Se encuentra usted aquí

Armadillo: el nuevo ataque del "electrópico" colombiano

Por
Redacción Shock

Irónicamente, este estreno de la nueva música colombiana surgió como una iniciativa de la Alianza Francesa de Valledupar. Luego de seleccionar un parche de artistas locales (profesionales y aficionados) que mezclaran su conocimiento del vallenato con la habilidad para improvisar en otros géneros, el centro cultural (junto a la Fundación Universitaria del Área Andina) organizó unas sesiones de jam a las que también invitaron a un par de “cachacos” reconocidos por sus proyectos electrónicos musicales. Diego Maldonado de De Juepuchas (además de productor y remezclador de otro par de proyectos locales) y Mauricio “Fredo” Álvarez de Cero 39 (quien también lidera un proyecto alterno experimental llamado Fungitonic and The Lobers), fueron con sus sintetizadores, computadores y chanclas a la sede del Festival de la Leyenda Vallenata para cocinar sin reglas su propio sancocho de acordeón. Luego de la sesión de improvisación, los músicos llevaron a cabo un trabajo más controlado en estudio. A Maldonado y Álvarez se juntaron músicos como María José Hinojosa, vendedora de accesorios para celulares en el centro de Valledupar y actriz de teatro y TV; Lía Paulette, cantante y actriz; Hans Zuleta, guitarrista profesional vallenato que ha participado en grabaciones de Silvestre Dangond y Peter Manjarrés y quien además puso el estudio de grabación; William Lacera, baterista jazzero; y Juank Ricardo, acordeonista que hizo parte de la banda de Kaleth Morales.

“Es posible” es el nombre de su primer disco que en nueve canciones construye un universo híbrido que hace referencia a muchos lados y a ninguno a la vez. En ocasiones hace un sutil uso del acordeón, reminiscencia de la cumbia, el dub o el vallenato; en otros momentos coquetea con la bachata; y en algunos pasajes recuerda el trabajo que ha hecho Héctor Buitrago en sus dos discos en solitario como Conector, integrando ecos de la naturaleza y sonidos atmosféricos. Su disco, disponible para oír en streaming y para descarga digital, tendrá su lanzamiento oficial el próximo viernes 26 de abril en el Teatro de Garaje (Carrera 10 # 54A – 27) y luego en la Latora 4 Brazos (Carrera 8 # 40B -18).

ESCUCHE Y DESCARGUE NUESTRA RECOMENDADA DEL DISCO “LA NOCHE DEL ACORDEÓN”.

 

P&R con Diego Maldonado

¿Como músico electrónico que ya ha estado en varios proyectos (De Juepuchas, La MiniTK del Miedo, Matiz y Semblanza), cuál es su interés en comenzar uno nuevo?

Nunca hubo interés de arrancar uno nuevo, la música quería hablar, y nosotros le dimos la palabra (pero realmente prefirió utilizarnos como medio). Así que fue más el proceso creativo y la espontaneidad del mismo las que llevaron a la manifestación de una nueva agrupación. Una vez cogió cara como proyecto, vimos que tenía un campo bien interesante de trabajo por lo menos a nivel local, así que seguiremos emprendiendo el camino de este animal. El disco insinúa trances y sonidos selváticos, pero a través de elementos digitales.

¿Por qué no usar y expresar lo mismo a través de instrumentos naturales y autóctonos de la selva?

Las herramientas tanto de Fredo como las mías son las electrónicas. El computador hace parte de nuestro código genético, así que es imposible negarnos la posibilidad de explorar TODO desde un compu. Este es el caso de Armadillo, un híbrido de río, selva, sierra y dígitos.

¿Está muy alejada la música electrónica de ritmos como el vallenato o la cumbia? ¿Son lenguajes opuestos?

Ningún ritmo está alejado de la música electrónica, lo importante es entender la esencia de cada ritmo, que a la hora de intervenirlo se conserven los golpes clave, las melodías, las armonías, sonoridades: es un proceso de sensibilizarse frente al ritmo tradicional y luego sí ponerle disfraces y maquillarse, divertirse.

...

Portafonico.bandcamp.com