Se encuentra usted aquí

Beyonce siempre se lesiona al grabar un videoclip

Por
Redacción Shock
Normal 0 21 false false false ES-CO X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;}

Aunque su carrera profesional está plagada de sensuales y exigentes coreografías, la estrella del pop asegura que no es tan hábil en el baile como lo demuestra en cada uno de sus videos musicales, ya que tras cada ensayo al que se somete para alcanzar la perfección siempre termina cubierta de morados.


"Me he caído muchísimas veces, así que ya he aprendido cómo hacerlo sin sufrir lesiones de gravedad. Es muy raro que no tenga alguna herida tras practicar una coreografía, siempre acabo con moratones en las piernas y en las caderas. O me caigo o me golpeo contra cualquier cosa", reveló la intérprete a la edición británica de la revista Vogue.

Pese al castigo que supone para su cuerpo la grabación de cada uno de sus vídeos musicales, la diva estadounidense se toma sus contratiempos con mucho humor, debido a que sus más de 10 años de carrera profesional le han proporcionado experiencia de sobra para aprender a soportar las continuas molestias físicas.

Además del aspecto escénico de su trayectoria musical, Beyonce siempre se ha destacado por los sofisticados y atrevidos atuendos con los que se presenta en el escenario, así como por los altísimos tacones que estilizan su regio porte. El glamuroso calzado de la superestrella y la habilidad que demuestra a la hora de bailar con incómodos zapatos le ha reportado numerosas alabanzas por parte del público y de los medios especializados, algo en lo que ella no repara demasiado cuando por su mente solo se cruza el intenso deseo de deshacerse de ellos cuanto antes.

"En el escenario no siento dolor alguno porque la adrenalina toma el control de la situación por completo. Pero cuando salgo del escenario me quito todo lo que llevo encima, tiro los tacones y solo quiero volver a estar cómoda", añadió.