Se encuentra usted aquí

Carla Morrison: sentimiento mexicano

Por
Redacción Shock

Escuchar sus canciones es hacer una migración obligada a superficies románticas, a veces nostálgicas y melancólicas. Carla tiene 25 años. Mexicana de pura cepa, y con una voz dulce, irresistible. Natalia Lafourcade fue productora y colaboradora de una de sus canciones, participó en el famoso festival SXSW en Austin, Texas y en uno de los más grandes de México: Vive Latino. Hoy es una de las artistas independientes más importantes de México y el 19 de enero llega al Festival Centro para poner a lagrimear a unos cuantos con su pop sentimental.

Con ustedes Carla Morrison.

Sus canciones son pura melancolía, nostalgia, puro sentimiento. ¿Cómo es el proceso creativo?
El proceso es dejar que todo fluya, de ser honestos. No solo son cosas que me pasan a mí, sino lo que sucede a mí alrededor, a mis amigos. Hay una conexión muy fuerte en el proceso de composición con mis canciones. A casi nadie le gusta ya hablar de amor en sus canciones y mucha gente cree que mostrar sus sentimientos es malo y hasta ñoño, pero esto es todo lo contrario.

Pero parece que la gente todavía quiere escuchar canciones sencillas, orgánicas, que hablen de amor. ¿Cómo lograste que muchas personas se identificaran con tu música?
Yo tampoco imaginé que esto pasaría y a veces no entiendo porque tantas personas se sienten identificadas pero creo que es porque soy alguien real cantando, sin tanta producción como  pasaba hace algunos años. No tengo el cuerpo de Britney Spears, ni bailarines. Puedo ser la vecina de cualquiera cantando y eso le gusta a la gente. Cada día se están viendo más artistas así,  independientes y más reales.

Ya que hablas de ser independiente. ¿Cómo tomaste esa decisión de hacerte a un lado de las disqueras?
Yo tenía muy claro que quería ser independiente. Mi plan siempre ha sido hacer música por ser feliz. Si gano o no gano, no hay pedo. Las disqueras terminan ganando más y es injusto porque ellos no saben todo lo que me ha costado escribir esas canciones. Muchos acá en México tomaron ese ejemplo, y empezaron a salir adelante y a sobresalir de la mercadotecnia de las disqueras. Esto para mí no es negocio es arte, se necesita trabajar pero no con las presiones que te ponen cuando firmas un contrato y te tratan como un objeto.

A pesar de ser independiente ya has trabajado con importantes artistas como Natalia Lafourcade o Julieta Venegas, participas en festivales y la gente se interesa por tu música. ¿Cuál ha sido el proceso para salir adelante?
No sé, yo me lo pregunto más. Tal vez a gente ha visto mi crecimiento desde cero, me ha visto tocar  en parques y escenarios muy grandes. Yo no comprendo por qué la gente se identifica tanto a veces me sorprende porque nunca hubo una pretensión de vender discos sino ser honestos y sacarle a la gente lo mejor de sus sentimientos. Revolver emociones.

Naciste en México, pero viviste por un tiempo en Estados Unidos. De alguna forma has estado muy cercana a la cultura americana. ¿Cómo se refleja eso en tus canciones?
Fui muy influenciada por la cultura americana, pero cuando viví en Estados Unidos  fue raro y añoraba mi país, mi música. La cultura americana es muy sola entonces empiezas a escuchar tus pensamientos más oscuros. Fue una crisis fuerte pero también ayudó a expresarme, explorar, buscar a mi  país en cada cosa. Sin yo pretenderlo mi música suena muy mexicana y eso viene de ahí, de la añoranza y de esos días de extrañar.

@CarlaMorrisonmx
Carlamorrison.net