Se encuentra usted aquí

De integrante de Nirvana y Soundgarden a héroe de guerra y filósofo

Por
Redacción Shock

La vida de Jason Everman es una de aquellas anécdotas que muchos pueden considerar como desafortunada, incluso atrever a juzgarlo como una persona que nunca tuvo al destino de su parte.

Pero a decir verdad no fue el sentido con la que la publicación NY Times le realizó la semana pasada el perfil que tantos años después lo puso de nuevo a la luz pública.

Jason Everman fue guitarrista de Nirvana y bajista de Soundgarden, pero su paso fue fugaz porque de las dos bandas fue despedido antes de que alcanzaran su gran popularidad, porque sus estados de ánimo afectaban al resto de los integrantes. Kurt Cobain lo llamó como 'un metalero con mal humor'. En Nirvana tal vez su logro más memorable fue el haber puesto 600 dólares para financiar 'Bleach', primer disco de los de Seattle. Dinero que nunca le devolvieron. (ver concierto de Jason Everman con Nirvana)

Pero lo que pareciera una catástrofe personal, en realidad no lo es tanto, por lo menos para los que creen que el éxito está en hacer lo que realmente se desea hacer. Y esto parece ser el caso de Jason Everman, quien al desvincularse de la música se convirtió en un soldado élite del ejército de los Estados Unidos, incluso estuvo en Afganistán, carrera de la que se retiró luego de recibir innumerables condecoraciones en 2006, para estudiar Filosofía utilizando la ayuda de las fuerzas armadas.

Hoy, ya es todo un licenciado, para ser exactos, desde el pasado 20 de mayo. El periodista del Times y autor del artículo, antiguo amigo de Everman, afirma: "De todos los rockeros que he conocido, un puñado de ellos se hicieron enormes. Bien por ellos. La mayoría nunca lo hizo, y muchos no pudieron superar su fracaso. Queda bastante claro que Everman lo consiguió".

¿Qué tal esta historia? una resignificación del sueño americano.

-Ver artículo completo