Se encuentra usted aquí

El criminal que planeó asesinar a Bieber quería vender sus genitales

Por
Redacción Shock
Tras la sorprendente noticia de los planes de un convicto de asesinar y castrar a Justin Bieber, además de secuestrar a su guardaespaldas y a otras dos víctimas, hoy se ha conocido que Dana Martin también quería pagar a los sicarios con la venta de los genitales de artista, que estimó en 5.000 dólares (3.820 euros).

Así lo explica la orden de arresto de los dos secuaces de Martin que hoy ha publicado el periódico The Sun. En ella, los dos sicarios --su compañero entre rejas Mark Staake y su sobrino Tanner Ruane--, expresaron su "decepción" por el fracaso del intento de asesinato cuando fueron detenidos en Vermont.

"El señor Ruane afirmó que quería obtener '2.500 por cada uno que consiguiera'. El señor Martin confirmó posteriormente la cantidad", señala la orden de detención.

El criminal urdió el macabro plan desde la cárcel de Las Cruces (Nuevo México), donde cumple dos cadenas perpetuas por violar y matar a una niña de 15 años en el año 2000.

Dana estaba obsesionado con el cantante y se enfadó mucho cuando su ídolo no le respondió a ninguna de sus cartas. Fue entonces cuando decidió contratar a su compañero de celda en la prisión de Las Cruces y a su sobrino para asesinar a la estrella canadiense con una corbata, aunque les especificó que antes lo debían castrar con unas tijeras de podar. Su plan estaba previsto para el mes pasado, cuando Justin actuó en el Madison Square Garden de Nueva York.

"El señor Martin afirmó que le ha enviado cartas en numerosas ocasiones y que la Víctima 3 [Justin] nunca le respondió. Esto supuso un desprecio para el señor Martin, lo que, sumado a su sentimiento de no ser 'nadie' en prisión, lo llevó a planear el secuestro y asesinato [de varias víctimas]. El señor Martin admitió que estaba buscando una manera de llamar la atención para que la gente supiera quién era", reza el documento.