Se encuentra usted aquí

El Man, el nuevo superhéroe nacional

Por
Redacción Shock

El Man estará en las salas de cine a partir del 23 de enero, con una historia inscrita dentro del género de la comedia.  El filme se desarrolla en una ciudad imaginaria llamada Villarica y narra la historia de Felipe de las Aguas, un taxista que al ver tanta injusticia y abusos en su barrio decide luchar por su gente, vestido de amarillo, azul y rojo -muy patriota-, de calzoncillos por encima de una trusa -como Superman- y sin más poderes que su fe.

La cinta es protagonizada por Bernardo García (el héroe) y Fernando 'el Flaco' Solorzano (el villano), quienes se enfrentan en la historia al mejor estilo de los comics; El primero por el bien común y el segundo por la ambición, el poder y el dinero.

También tiene cabida la mujer despampanante por la que se desvive el superhéroe y desea el villano, ésta es interpretada por Aida Bossa, y el infaltable vehículo, en este caso no un Batimovil full equipo, sino un Topolino al que llaman cariñosamente 'El pimpollo'.  

“El Man es un tipo que solo tiene un poder: la fe.  Es una persona que es capaz de creer por encima de cualquier vicisitud, que es posible cambiar el destino de las cosas si realmente sentimos que podemos. Es un superhéroe, como hay  cientos en Colombia, sólo que es un tipo que se atrevió a luchar contra algo que no estaba bien, como todo el mundo debería hacerlo”, dice Bernardo.

La película se realizó en poco más de un año, tiempo en el que Trompetero, autor de cintas como 'Diástole y sístole', ‘Dios los junta y ellos se separan’ y ‘Violeta de mil colores’, escribió el guión, reunió el elenco, desarrolló la puesta en escena e hizo la postproducción.

“Estaba mamado de las historias de narcotráfico, guerra y violencia, y dije, por qué no podemos hacer una historia diferente sobre alguien bonito, un colombiano con ese espíritu ‘echado pa lante’. Entonces empecé a mirar los taxistas, a la gente que se las tiene que rebuscar por todo lado para poder salir adelante. En la gente común están las cosas maravillosas. La historia fue evolucionando hasta que se convirtió en El Man”, cuenta Harold Trompetero.

La idea de la película surgió hace más de 10 años y es en el 2009 cuando se materializa. Se rodó en el barrio Santafé, en Bogotá, durante 33 días y contó además con la actuación especial de Marcela Benjumea, Julio César Herrera, Andrés Felipe Martínez, Inés Prieto, Jaime Barbini y Lorna Paz.   

“Cuando propuse hacer una historia de superhéroes todo el mundo se me burló y me molestaron diciendo: ¿va a tener sombrero?, ¿va a tener ruana?, y yo digo no, dentro de cada colombiano hay un superhéroe. Entonces me puse en la tarea de coger esa idiosincrasia del hombre verraco y la puse ahí. Por eso es verosímil y creíble", dice el director.

El Man es un superhéroe bien devoto al Niño Jesús, que lucha por no perder su libertad, su trabajo y su dignidad. Es flaco, bajito y con boso. También tiene sus frases de combate: “De geta para el planeta, para salvar el planeta”, “se acabó la guachafita” y “tengo turbo y tracción 4x4”.  

Mientras tanto su enemigo de turno, Federico Rico, de gran estatura, parece indestructible, siempre está rodeado de sus escoltas -unos buenos para nada- y mujeres hermosas, voluptuosas y en minifalda.  Solamente tiene un punto débil: una alergia a la grasa.

Trompetero afirma que no es cristiano, ni evangélico, pero respeta las instituciones religiosas y sobre todo el poder de la fe. “Pienso que la fe mueve montañas y ésta hace que se creen películas como El Man. Ahora sólo hace falta que Colombia la vea, pienso que el país necesita un superhéroe, que la gente necesita tener esperanza y fe, por eso es una película para todo el mundo”, agrega.

Visiblemente contento, Harold Trompetero espera el día del estreno en todo el país -23 de enero- y desde ya sueña con una segunda parte.