Se encuentra usted aquí

El Mundial de fútbol olvidado de la Patagonia

Por
Redacción Shock

Este campeonato del mundo, que forma parte ya de la leyenda del fútbol, es protagonista del documental ítalo-argentino "El mundial olvidado", dirigido por los italianos Lorenzo Garzella y Filippo Marcelloni y que fue presentado hoy dentro de la sección paralela de la "Jornadas de Autor" del Festival de Venecia.

La cinta, en la que participa con su testimonio el ex director deportivo del Real Madrid, el argentino Jorge Valdano, y el brasileño Joao Havelange, expresidente de la FIFA, fue filmada íntegramente en Argentina y retoma el hallazgo en Villa El Chocón, en la Patagonia, de un esqueleto humano junto a una cámara de vídeo.

Los restos hallados pertenecían a Guillermo Sandrini, encargado de filmar el Mundial de la Patagonia, y su cámara contenía un rollo de película clave para resolver la incógnita del resultado final de este campeonato del mundo, en el que participaron doce equipos formados por futbolistas profesionales y aficionados.

Oficialmente ese Mundial nunca fue reconocido por la FIFA, pues el máximo organismo del fútbol decidió tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939 que, tras el campeonato celebrado en Francia un año antes y que ganó Italia, no se celebraría ningún otro hasta que el conflicto bélico no terminara, cancelando el de 1942 y 1946.

El documental pone de relieve cómo el aristócrata Vladimir Otz, un mecenas de origen balcánico que emigró a Argentina en los años 30, dispuso la celebración del Mundial en la Patagonia, con la participación incluida de un combinado que representaba a la Alemania nazi de Adolf Hitler.

Precisamente la cinta trata de dilucidar si esa Alemania o el combinado mapuche fue el vencedor del torneo, pues justo durante la disputa de la final, una tromba de agua provocó la ruptura de un dique que anegó el estadio donde se había disputado el partido e hizo desaparecer la cinta que mostraba el resultado de ese último partido del Mundial de 1942.

Sacando a la luz esas imágenes, los autores de esta cinta pretenden que nunca más quede en el olvido ya no solo la celebración de este torneo, sino tampoco el nombre de su vencedor, un combinado mapuche que consiguió recoger el trofeo instantes antes de que el agua arrasara con todo y ocultara su triunfo.