Se encuentra usted aquí

Latin Grammy: dime si son latinos

Por
Redacción Shock

No porque lo digan "Los Simpson" es cierto, pero históricamente el Grammy no ha tenido mucha credibilidad: campañas de prensa y mercadeo, lobby de las disqueras y rotación radial parecen ser los principales factores a tener en cuenta a la hora de las nominaciones y los galardones. Claro que también se han visto casos de verdaderos merecedores del gramófono de oro y también están las categorías en las que la popularidad no cuenta, como las de música clásica, instrumental, jazz o folclórica.

Para sumarse a la baja confianza que inspiran estos galardones, en el año 2000 vio la luz una versión precaria del Grammy: el Latin Grammy, la última pirotecnia del boom hispano auspiciado por Univisión, un refuerzo estereotipado del latin lover, en el que cualquier cosa que hable inglés con acento y tenga percusión caribeña y piel trigueña es mucho más éxotica que cualquier otra cosa. A riesgo de que suene paranoico, no es casual que personajes como la familia Estefan hagan parte de los jurados y, ¡qué cosas!, sus producciones se ganen la mayoría de los premios. Tampoco es casual que el primer personaje en llevarse el galardón a toda una vida haya sido Emilio Estefan, el jefazo, y que este año la elegida sea su esposa, la fatídica Gloria.

Sin contar con talentos dudosos del calibre de Ricky Martin y David Bisbal, otros ídolos del Latin Grammy y su fluido spanglish han sido Jeniffer López (que de latina lo único que tiene es el apellido), Los Tigres del Norte, Julio Iglesias y Juanes, quien esta noche podría llevarse todos los premios gordos. Después de que Marge Simpson dijera que “ahora le dan premios a todos, miren no más el Grammy Latino” en uno de los capítulos de la serie, este año el criterio de la Academia al parecer se vio obligado a afinar su puntería, y aunque entre la lista de todos los nominados se cuentan figurines como Cabas, Víctor Manuelle, RBD, Kudai y Ricardo Arjona –además de los artistas nominados en la categoría “urbano”, que sin duda olvida que en las ciudades se hace algo más que reggaeton–; en otras modalidades aparecen nombres diversos y respetables como los de Joe Arroyo, Peter Manjarrés, Emiliano Zuleta, Caetano Veloso, Chico Buarque, Cachorro López, Tweety González, Andrés Calamaro, Bajofondo, Café Tacvba y la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que dejan ver que a la hora de premiar no sólo cuenta el talento de los managers.

A Colombia no le va nada mal en la edición 2008, y aunque en otras ocasiones ya había demostrado que también puede exportar figuras como La Pestilencia o Los Gaiteros de San Jacinto (que dejan claro que en este país hay más que caderas que no mienten y protagonistas de comerciales de Frutiño); en esta versión es el país protagonista con 18 artistas nominados.

A falta de mejores noticias, que se llene nuestro país de gramófonos dorados, aunque por ser latinos bien podrían ser de cobre.