Se encuentra usted aquí

Latoya Jackson insiste en que su hermano fue asesinado por dinero

Por
Redacción Shock

Así lo afirma en una entrevista a la cadena de televisión GMTV, en la que explica que el cantante "valía mucho más muerto que vivo" y que "fue asesinado por su catálogo de canciones".

Latoya comenta la noticia de los 1.000 millones de dólares  que han generado los derechos de autor de Jackson desde su muerte y afirma: "personalmente pienso que es una bofetada en la cara, no sólo para Michael sino para toda la familia. Es totalmente injusto, equivocado y no fue un accidente".

Latoya dice que "nunca" ha dudado de que el "rey del pop" fuera asesinado: "desde el día que averigüe que Michael ya no estaba con nosotros, cuando mi madre me gritó en el teléfono que estaba muerto, enseguida me pregunté quién lo había hecho".

La acusación no es nueva, ya que semanas después de la muerte de Michael Jackson, la también cantante dio sendas entrevistas a tabloides británicos en las que no sólo argumentaba la tesis del asesinato sino que decía saber quiénes eran los asesinos.

"Hubo una conspiración. Creo que fue todo por el dinero. Michael valía más de 1.000 millones de dólares en activos por derechos de difusión musical y alguien lo mató por eso. Valía más muerto que vivo", dijo entonces la hermana mayor del cantante.

Latoya aseguró que ese "grupo de personas" robaron 2 millones de dólares en efectivo y numerosas joyas de la casa de su hermano, que le engancharon a las drogas, que le aislaron de su familia y amigos "para que se sintiera solo y vulnerable", y que le obligaron a trabajar "hasta la extenuación" para seguir ganando dinero.

Michael, según el testimonio de Latoya, no quería dar la serie de 50 conciertos que tenía programados en Londres el año pasado.

"Hace menos de un mes, yo dije que pensaba que Michael iba a morir antes de las actuaciones de Londres porque estaba rodeado de gente que no albergaba las mejores intenciones en su corazón", dice Latoya, que definió a su hermano como una persona "muy dócil, callada y cariñosa, de la que la gente se aprovechaba".

Hasta ahora, solo el médico personal del artista, Conrad Murray, ha sido procesado en relación con la muerte de Jackson, acusado de homicidio involuntario y a la espera de juicio.