Se encuentra usted aquí

Luis Fernando Mayolo - @mayolito

Por
Redacción Shock

-Las series de TV al poder

Aunque The Walking Dead y Juego de Tronos están por encima del bien y del mal, este año Hannibal, Bates Motel, The Following y Master of Sex lograron con su primera temporada justificar lo maravilloso de tener cable, reinando en su mayoría en el horario de las 10 de la noche. Hannibal y Bates Motel nos mostraron el lado desconocido de historias que veníamos escuchando desde que eramos niños. El antes de los acontecimientos que convirtieron en monstruos a personajes con almas atormentadas. Por su parte The Following asumió el legado de 24 y con un ritmo desbordado y sin escrúpulos nos mantuvo aterrados durante semanas con los alcances de esa secta maldita. Con Master of Sex la cosa fue a otro precio. Pasamos la hoja de la violencia y el horror, dirigiéndonos a las mieles del sexo pero desde una óptica diferente, más intimista, como la disculpa perfecta para hablar de los problemas más arraigados de la cotidianidad del ser humano en una sociedad con doble moral con resistencia al progreso de la ciencia. Cuatro razones suficientemente convincentes para querer llegar a casa.

Temas relacionados: