Se encuentra usted aquí

Mi Música, una vecindad alternativa

Por
Redacción Shock

Son ya casi 2000 bandas las que llegaron con todos sus corotos a la comunidad para coger pieza, tender cama, pegar el poster y colgar en las ventanas sus chiritos, canciones, videos y galerías. Casi 2000 bandas que por el momento representan a un par de miles más que aún no llegan a nosotros pero sabemos están afuera, caminando, corriendo y buscando la dirección.

Como es de esperarse entre tanto vecino, las diferencias y contrastes entre puerta y puerta son bien claras. Disímiles caminan por los mismos corredores ofreciendo alternativas distintas para oír. Y es precisamente por eso que nuestros recomendados de la semana son alternativos, no porque su música lleve este título o pertenezcan al género, sino por la amplitud sonora que simbolizan dentro de la vecindad.

Derecho por el zaguán, volteando al fondo a la derecha, junto a la cocina y con vista al patio interior está Don Bob. Un proyecto creado por hermanos de sangre que bajo el nombre Titanes nació en el 98, pero precisamente por la sangre de Bob González, uno de ellos, quien víctima de un asalto perdió su vida en 2006, cambió el nombre a Don Bob, rindiendo un homenaje a quien fue baterista, vocalista y una parte trascendental de la banda.

Su sonido es una clara muestra de Música Norteña con sello nacional. Un género que no muchos jóvenes exploran pero en el que ellos encontraron una forma de contar sus propias vivencias. Una propuesta fresca y de mucho nivel que ya cuenta con un disco terminado y uno más por venir. Don Bob demuestra que no es necesario seguir corrientes momentáneas para ser un artista respetado, conocido y muy bien producido.
Perfil de Don Bob en Mi Música

Subiendo las gradas, girando a la izquierda, en la primera puerta junto a la matera, DoctorKlub. Un colectivo de tres músicos que extienden beats del mundo sobre las cuerdas que atraviesan la habitación. Parecen ser algo como un chillout o un lounge hecho e interpretado con tambora, batería, cuatro llanero, bajo, gaita costeña, guitarra, samplers y uno que otro videoloop. 

Su música ha estado presente tanto en Bogotá como en otras ciudades del país. Han musicalizado proyectos audiovisuales como Todo lo que vemos, Piso Siete y Última vez. Ahora, después de tanto caminar, DoctorKlub también se hospeda en Mi Música y se asoma por la claraboya para avisar que en su cuarto hay música para descargar. 
Perfil de DoctorKlub en Mi Música

Atravesando el patio, al fondo a la izquierda, junto al baño descompuesto, una puerta empapelada con recortes de modelos, máquinas, disfraces, bailarinas y mucho glamour, es la de Dirty Harry, un proyecto agresivo, estruendoso y fashionista que desde el 2008 anda reventando tímpanos con sus beats.

Un madrazo directo a quienes creen hacer música tras una tornamesa en el club de moda en la ciudad. Como su creador, Andres Bernadette, bien lo dice, es un electropop visceral de letra corrosiva y explosiva melodía. Es una miscelánea minimal, bizarra y futurista que no encaja en ningún canon estético, visual o musical, pero que a muchos gusta.
Perfil de Dirty Harry en Mi Música.