Se encuentra usted aquí

Vida y obra de una Madonna

Por
Redacción Shock
Rubia o no, Madonna encarna un mito que ella misma creó: una eterna Marilyn Monroe, la Venus de estos tiempos que no se cansa de redefinir lo sensual, de subvertir la moral. Con su voz grave, sigue cantando estribillos pegajosos tal y como lo hacía hace veinte años. Escandalosa, visionaria, libertaria, alterna su quehacer con otras ocupaciones como las de actriz, empresaria, diseñadora de modas, directora de cine e, incluso, escritora de libros para niños. 
De sus conciertos se dice que son los shows en vivo más poderosos del mundo. Su gira actual, el MDNA Tour, incluye dos fechas en Colombia: el 28 y el 29 de noviembre. La cantante más grande de la historia presentará en Medellín una selección de canciones que hoy son capital fundamental de la cultura pop.
 
Material Girl
Madonna llegó a New York con la ilusión de ser bailarina. En 1980 hizo parte de The Breakfast Club, una banda de pop en la que fue baterista antes de ser la cantante líder. En 1982, tras lanzar su primer álbum como solista, logró un éxito rotundo. 
 
Su segundo trabajo discográfico, Like a Virgin, duplicó la fama adquirida con el anterior. Entre disco y disco, hizo parte del elenco del film cómico Desperately Seeking Susan. Gracias al éxito internacional de su debut álbum, Madonna logró embarcarse en una primera gira mundial con los Beastie Boys. Meses antes de casarse con el actor Sean Penn, en medio de una extraña coincidencia, varias fotos suyas desnuda fueron publicadas a la vez por las revistas favoritas de los lectores ávidos de chicas con poca ropa: Penthouse y Playboy. Tal coincidencia, que muchos interpretaron como estrategia comercial, enardeció la fiebre por ella, y no sería extraño, pues mientras sus hits se instalaban por semanas en los listados de popularidad, su imagen de sex symbol alcanzaba nuevos grados de calentura. Ya empezaba a reconocerse lo estratégica que era esta jovencita para el negocio del espectáculo.
 
La ambición rubia
Con Like a Prayer, se esbozaría uno de los temas recurrentes de Madonna: la religión. De católica a cabalista, este tipo de referencias, a medio camino entre el orgasmo y la invocación suprema, comenzaron a ser una constante en su carrera. Dedicó todo 1990 a viajar en el Blonde Ambition Tour, marcando territorio con los éxitos de su ya engrosada discografía. Después de otras apariciones de Madonna en la pantalla grande y en obras de Broadway, fue gracias al film Dick Tracy que su actuación logró simpatizar con la crítica, pero lo mejor de esta participación resultó ser una de las canciones de la banda sonora: la épica Vogue. 
En 1992, Madonna se inauguró en el rol de escritora con el libro Sex, que acompañó el lanzamiento del álbum Erotica, ambos proyectos bulleron como éxito comercial gracias a la obvia reacción de la audiencia ante insinuaciones desvergonzadas.
 
De Evita al Dance
Lourdes, la primogénita de Madonna, nació en 1996 como fruto de su relación con el cubano Carlos Rico, quien fuera el entrenador personal de la cantante. Antes de anunciar su embarazo, Madonna había terminado de rodar la película Evita, donde encarnó a la señora Perón. Por su interpretación, Madonna recibió nominaciones para los Óscar y para los Globos de Oro, haciéndose solo con uno de los últimos, en la categoría de mejor actriz en musical o comedia. También logró que Don’t Cry for Me Argentina, extraída del soundtrack de Evita, hiciera algo de eco. 
Cuatro años después del lanzamiento de Bedtime Stories, irrumpiría con Ray of Light, un álbum de experiencia cinemática que la condujo por la senda del dance, como lo comprueba el sucesor Music, publicado en el 2000, mismo año en el que Madonna se casó con el director de cine Guy Ritchie y dio a luz a Rocco.
 
Madonna es los nuevos 30
No por casarse y ser mamá, Madonna ha empezado a portarse bien. En la gala de los MTV VMA del 2003 dio el beso más famoso de su historia, recordando aquellos MTV del 84, en los que, vestida de novia, se tomó el escenario en absoluto éxtasis místico. Fue con su sucesora en la línea real del pop: Britney Spears. Del episodio quedó una colaboración con la princesita en el sencillo Me Against the Music. 
 
En el mismo año se publicó su primer libro infantil, The English Roses, con una secuela publicada en el 2006, The English Roses: Too Good to Be True, sin que fuera una sorpresa que una hacedora de números uno lograra escribir bestsellers. Con su edad en aumento, estar en la cima se ha convertido en un reto cada vez mayor para ella. Ha empezado a colaborar con otros artistas para captar seguidores de generaciones más jóvenes: bailó con los hologramas de Gorillaz en una corta versión acústica de Hung Up en los Grammy del 2006, invitó a Justin Timberlake para el sencillo 4 Minutes y, más recientemente, contó con M.I.A. y Nicki Minaj en Give Me All Your Luvin’, para la grabación en estudio, y para la presentación en vivo durante el Súper Tazón sumó a LFMAO. 
 
Los últimos años trajeron rupturas significativas para Madonna, se divorció de Ritchie y terminó su contrató con Warner Music para hacer parte del portafolio de artistas de Live Music. Antes del lanzamiento de su último álbum, MDNA, la artista se dedicó a promocionar la cinta W.E., dirigida y coescrita por ella, recibiendo pocas críticas positivas, pero muchos aplausos para Masterpiece, la banda sonora de su autoría que recibió un Globo de Oro.
 
MDNA Tour
Con cristales de Swarovski en casi todo el atuendo de la reina, el MDNA tour es uno de los shows más ambiciosos de la cantante. La gira, que inició el 31 de mayo en Tel Aviv, ya se puede calificar también como la más controversial: en Rusia Madonna enfrenta una demanda por más de 10 millones de dólares por apoyar grupos LGBT, se vio obligada a modificar un fragmento de una proyección en el que una esvástica aparecía junto a una fotografía de la política francesa Marine Le Pen y también fue seriamente cuestionada por el uso de armas (de juguete, claro) durante algunas coreografías. En una carta enviada a la revista Billboard, Madonna expresó que “es verdad que hay bastante violencia al comienzo del show y algunas veces uso armas falsas, pero son solo como metáforas. No condono la violencia o el uso de armas”. 
 
Descrito por Madonna como “el viaje de un alma de la oscuridad a la luz. Es parte teatro musical, parte espectáculo y algunas veces un performance íntimo de arte”. El MDNA tour está dividido en cuatro actos (Transgression, Prophecy, Masculine/Feminine and Redemption) en los que se intercalan las canciones de su más reciente trabajo discográfico con sus clásicos de siempre. Se ha hecho énfasis en el inicio del tercer acto, cuando interpreta Vogue llevando una nueva versión del famoso sostén en forma de cono doble, diseñado para esta ocasión por Jean Paul Gaultier. 
 
La rapidez con la que se agotaron las boletas para el concierto en Colombia motivó la decisión de los organizadores de realizar una segunda fecha. Para la presentación del 28 de noviembre ya hubo sold out de todas las ubicaciones, mientras que para la del 29 aún es posible comprar entradas en TuBoleta.