Se encuentra usted aquí

Wacken: la capital del heavy metal por vigésima vez

Por
Redacción Shock

Esta es la segunda vez que la banda inglesa participa en el festival -la primera fue en 2008- y será la encargada de poner el broche de oro al primer día de conciertos de este evento que inició su andadura en 1990 y que ahora cuenta con seis escenarios diferentes.

"No suele ser complicado llevar a un grupo a tocar a Wacken, cuando la bandas están disponibles, aunque con Iron Maiden hemos trabajado durante cinco años para lograrlo", ha explicado Thomas Jensen, fundador del festival.

La festividad sonora se inicia este jueves al mediodía, cuando la banda mexicana Orcus o dis se presente en el "W.E.T. stage", escenario donde se disputará la batalla entre las bandas debutantes, un torneo musical que reúne a 22 exponentes de todo el mundo con la consigna de ganarse un equipo completo de instrumentos y altavoces.

En ese mismo escenario, pero ya a primera hora de la tarde, será el turno del grupo español Vita Imana, cuyo estilo es una mezcla de "death metal" con ritmos que viajan a través de los sonidos provenientes de Marruecos o Egipto.

A la misma hora, pero en el "Black Stage" actuará Skyline, la agrupación en donde toca el bajo Thomas Jensen, fundador y organizador del festival, que estará acompañado por figuras como la vocalista Doro Pesch, una de las primeras cantantes de "heavy metal".

El plató fuerte comenzará a eso de las seis de la tarde, cuando Alice Cooper pise el entarimado del "True metal stage" y de paso a Iron Maiden.

Este año, también se presentarán agrupaciones emblemáticas del "metal" como U.D.O., Slayer, Mötley Crüe y W.A.S.P., pero habrá opciones para todos los gustos, incluso para los aficionados más extremos.

Como ejemplo, bandas como Immortal, Unleashed, Cannibal Corpse, Orphaned Land, Arch Enemy, Ihsahn (el grupo proyecto del vocalista de Emperor), Voivod, Fear Factory o Soulfly, quienes harán temblar el Wacken con estilos que van desde lo más oscuro del "black metal" hasta la fusión de "hardcore" con música tribal.

Esta variedad de grupos y escenarios representa una de las principales innovaciones del "Wacken Open Air", que fue uno de los primeros festivales del mundo en utilizar esta modalidad de conciertos.

Alrededor de la música giran otro tipo de actividades, algunas de ellas, como las peleas de barro, ya son imprescindibles en el "Wacken Open Air", que comenzó como una iniciativa de los amigos Thomas Jensen y Holger Hübner, quienes decidieron organizar un festival en esta ciudad del norte de Alemania, un lugar vecino a Itzehoe, el pueblo donde ambos nacieron.

El proyecto se hizo realidad el viernes 24 de agosto de 1990, cuando Skyline, la banda donde Jensen tocaba el bajo, fue la primera en presentarse en aquel lugar que con el tiempo se ha convertido en "La Meca del heavy metal".