Se encuentra usted aquí

Guardianes de la Galaxia: ¿por qué queremos verlos en Avengers Infinity War?

Va a ser una batalla épica.
Marvel
Marvel
Por
Julián Ramírez

Solo los más dedicados fanáticos de los comics conocían a los Guardianes de la Galaxia antes de su aparición en la gran pantalla. Marvel se arriesgó adaptando al cine un título totalmente desconocido para la gran mayoría y probablemente ni ellos se esperaban un resultado tan exitoso. Ahora esta saga es reconocida como una de las mejores aventuras espaciales al lado de grandes como Star Wars o Viaje a las estrellas (no, no estoy exagerando).

Por Julián Ramírez // @Sir_Laguna

¿A qué se debe este éxito? Hay muchas razones; El logo de Marvel es una de ellas, la aparición de un mapache disparando desde el hombro de un hombre-árbol es otra, la nostálgica banda sonora, su visión tan colorida del universo y emocionantes escenas de acción son otras igualmente válidas. Pero sin duda alguna son los personajes lo que hizo que las audiencias y críticos amaran estas películas por igual.

Starlord, Rocket, Gamora, Drax y Groot (y Nebula, Mantis y Yondu) son increíblemente entretenidos de ver en acción. El choque de sus personalidades, sus diferentes peculiaridades, temperamentos e historias los hacen realmente divertidos... pero también trágicos. En el trasfondo de estas aventuras sobre guerras intergalácticas, rocas mágicas de poderes increíbles y malvados planetas sentientes se esconde la historia de personas rotas llenas de traumas y arrepentimientos, que sanaran poco a poco gracias al apoyo que se dan entre ellos, a veces sin darse cuenta.

Peter “Starlord” Quill y Yondu

gotg2.jpg

“Siento no haber hecho nada bien, pero estoy orgulloso de que seas mi muchacho”.

En su lecho de muerte, la madre de Peter le pidió que tomara su mano... y él la rechazó... y luego es secuestrado por extraterrestres que lo obligan a convertirse en un ladrón interplanetario. ¿Qué mejor forma de traumar a un niño que ésta?

Peter se convierte en un hombre lleno de arrepentimientos y dudas que esconde tras una actitud descomplicada y divertida. Se ha formado a sí mismo como una representación de los héroes de ficción y la cultura pop que disfrutó creciendo en la tierra durante los años 80’s. Su obsesión con el cine, la televisión y música de su planeta, especialmente un casete regalado por su madre, representa el apego que mantiene hacia su origen, pero también que no ha madurado nada desde entonces.

Es solo cuando las circunstancias lo obligan a formar equipo con otros desadaptados que comienza a superar su pasado. Arriesgando la vida para salvarlos, decidiendo trabajar con ellos para hacer algo bueno por la galaxia y finalmente, no rechazando su mano cuando le ofrecen su ayuda.

En el pasado fue incapaz de tomar la mano de su madre porque no quería enfrentar su muerte. Pero el presente le ha dado una nueva oportunidad de conectarse con alguien. Cuando Gamora le ofrece su mano para ayudarle a soportar el poder de la piedra del infinito también le está ofreciendo la posibilidad de crear relaciones de confianza, amistad, amor y finalmente mirar hacia el futuro.

La fuerza de estas relaciones se ve puesta a prueba en Guardianes de la Galaxia Vol. 2 donde las tensiones formadas en el grupo amenazan con romperlo mientras los egos de cada uno de ellos les impiden solucionar las cosas fácilmente. Hablando de egos, El padre de Peter entra en escena. Ego, un ser “superior”, la encarnación de un planeta, le dice a su hijo que es especial y que tiene un destino que cumplir. Para alguien que creció obsesionado con héroes de la televisión esto resulta ser algo que quiere creer con mucha fuerza y esto hace que los peores defectos de Peter salgan a flote; nuevamente su inmadurez pone en riesgo su relación con Gamora, dando por sentado que ella “es para él” solo por ser “el hombre especial”.

Pero el amor de Ego es condicional. Sus planes para Peter involucran conquista, muerte y destrucción. Peter lo rechaza en favor de su nueva e imperfecta pero amorosa familia, comenzando por Yondu.

gotg3.jpg

Yondu es otro padre abusador. Tras secuestrar a Peter y convertirlo en un criminal se pasa la vida amenazándolo e insultándolo. Pero esta es una fachada que se ha impuesto para esconder que realmente ama al chico que ve como un hijo adoptivo. Esto no excusa su terrible comportamiento con él, pero siempre está buscando la forma de ayudarlo a escondidas de los demás Ravagers (piratas espaciales).

Él es un hombre atormentado. De niño fue vendido en esclavitud por sus padres, lo que le volvió incapaz de expresar amor o cariño de forma saludable. Una vez en los Ravagers aceptó un trabajo de secuestrar varios niños a lo largo de la galaxia para entregarlos a Ego. Una vez se enteró del destino que sufrían (o cuando decidió dejar de ignorarlo) se retiró y decidió no entregar al último de ellos (Peter) pero era demasiado tarde, su sentimiento de culpa y el repudio de los otros clanes de ravagers lo volvieron un hombre aún más miserable de lo que era, cerrándose de nuevo a sus sentimientos.

Finalmente es capaz de redimirse al sacrificarse por Peter y expresarle que siempre lo vio como un hijo. Además logró ver una sombra de si mismo en Rocket, a quien fue capaz de aconsejar para que no siguiera su mismo camino.

Rocket y Groot

 

gotg4.jpg

“Sé todo sobre ti. Sé que te comportas como un duro cuando eres el más asustado de todos. Sé que robas baterías que no necesitas y alejas a todos los que están dispuestos a tolerarte porque solo un poquito de amor te recuerda lo vacío que estás (...) Lo sé porque yo también soy así”

Estas palabras de Yondu golpean a Rocket donde más le duele. Sabe que son verdad.

Rocket es el resultado de un cruel experimento científico, un ser destrozado y vuelto a armar con partes cibernéticas que fue creado así por razones que ni él mismo conoce. Es algo único en la galaxia y por eso mismo se siente solo y sin guía. Nunca ha conocido lo que es el amor o el cariño así que les teme y rechaza, tal vez inconscientemente. Esto le ha hecho volverse grosero, malicioso y odioso. Reaccionando con violencia a cualquier cosa que ocurra.

La excepción es su relación con Groot es un misterio. Hubo un vínculo entre los dos pero no se sabe su naturaleza. ¿Respeto? ¿Protección mutua? ¿Necesidad? Rocket es el único capaz de entender lo que Groot quiere decir (Bueno, Groot solo puede decir “Yo soy Groot”, pero entiende su contexto) mientras él tiene la altura y fuerza de la que carece Rocket, así que parece ser una simple simbiosis... pero Groot es todo lo contrario de él, Groot parece buscar el bienestar y felicidad de aquellos alrededor, en actos tan simples como regalar una flor a una niña o protegiendo al resto del equipo a costa de su propia vida, demostrándoles que a pesar de lo solos que se sentían y del horror del que habían sufrido, había alguien dispuesto a darlo todo por ellos. Tal vez vio la oscuridad en el corazón de Rocket y decidió acompañarlo, tal vez podría hacer algo por él.

Al final de la segunda película vemos a Rocket llorando por Yondu (o por el mismo). Se ha vuelto más humilde, responsable por sus actos y es capaz de hacer algo que su orgullo nunca le hubiera permitido antes. Pedir perdón. Tal vez por fin está dispuesto a aceptarse como miembro de la familia de los Guardianes de la Galaxia.

Gamora y Nebula

 

gotg5.jpg

Cuando creces bajo la tutela del más grande villano del universo es comprensible que la violencia y la desconfianza sea tu reacción hacia todo. Gamora le fue arrebatada a su familia por Thanos (algo que veremos con más detalle en Avengers: Infinity War) quien la adoptó como su hija y comenzó a entrenarla para convertirla en una asesina perfecta.

La misma historia ocurrió con Nébula, su hermana adoptiva y con quien formó una rivalidad alentada por su padre desde el primer momento. La perdedora de las batallas entre ambas era castigada perdiendo una parte de su cuerpo que era reemplazada por un componente cibernético... y Gamora siempre ganaba. Nébula sufrió un dolor y sufrimiento insoportables que canalizaría en un odio mortal hacia su hermana y su padre.

“Tú eras la que siempre quería ganar. Yo solo quería una hermana. Thanos removió un ojo de mi cabeza... y el cerebro de mi cráneo... y un brazo de mi cuerpo... por tu culpa”.

gotg6.jpg

El instinto de supervivencia de Gamora hizo que nunca se detuviera a pensar que su hermana también era una víctima, y Nébula la odiaba por eso. Ninguna de las dos es la villana aquí, es Thanos. Pero dos jóvenes incapaces de retar a uno de los seres más poderosos que existen se vieron forzadas a destruirse entre ellas, y esa rivalidad no iba a cesar fácilmente, ni siquiera cuando ambas hubieran escapado de su yugo.

Cuando se salvan la vida mutuamente enfrentando a Ego se dan cuenta al fin de que son iguales y que existe la posibilidad de una reconciliación. Gamora invita a Nébula unirse a los guardianes y salvar vidas juntas, pero ella se decide por otro camino: Matar personalmente a Thanos.

Drax y Mantis

gotg7.jpg

La motivación de Drax es clara. Ronan el Acusador asesinó a su esposa e hija frente a él y los deseos de vengarse lo consumen. Aunque la literalidad de sus diálogos lo convierten en un gran personaje cómico esto no esconde por completo toda la tragedia de su trasfondo. Drax aparentemente no tenía nada más en la vida que su familia, y el dolor por lo ocurrido lo ciega de ver el dolor de los demás.

Está tan enfocado en su búsqueda de venganza que le cuesta darse cuenta que sus acciones están causando el mismo sufrimiento a los demás. Cuando voluntariamente deja que Ronan los encuentre no le importa que esto arruine la misión, ni siquiera considera que esto pueda causar daño o la muerte a otras personas.

Cuando es derrotado por Ronan y ve la destrucción a su alrededor sabe que es en parte culpa suya. Desde allí comienza el cambio de Drax y es cuando comienza a ver a sus compañeros como su nueva familia.

En el siguiente film ya es un personaje que controla mucho mejor sus emociones. Se permite recordar a su familia y ponerse triste, pero ya no deja que esto nuble su juicio. Incluso comparte estas emociones con Mantis, cuya inocencia le recuerda a su hija.

gotg8.jpg

Mantis es la única habitante del planeta de Ego. Aunque inicialmente parece que es simplemente una persona en su servicio. La verdad es que es prácticamente su esclava. Pero su inocencia, falta de hogar y el miedo que siente hacia Ego le impiden huir de él. Este maltrato al que se ve sometida es algo que ha normalizado, y por eso no reacciona mal cuando Drax la describe como un ser “desagradable” (Drax no pretende lastimarla con sus palabras, solo es torpe). Sin embargo el forjar una amistad con él le hace comenzar a darse cuenta de las cosas horribles que hace su amo y juega un papel clave en la batalla por derrotarlo.

Los Guardianes de la Galaxia son seres imperfectos, llenos de traumas, dudas y miedos. Incluso es difícil para algunos describirlos como buenas personas aún pese a sus actos heroicos. Pero han formado una familia dispuesta a ayudarse entre sí a ser mejores.

Llega la hora de Infinity War y ellos son los personajes más familiarizados con Thanos. Esta va a ser una batalla épica no solo porque finalmente van a enfrentar a su principal enemigo, sino porque para eso tendrán que aliarse con otras “familia” tan disfuncional como ellos: Los Avengers, y nosotros no podemos esperar para ver eso.