Se encuentra usted aquí

Guía para principiantes para conocer en 10 pasos a Martin Scorsese

Entendemos si usted es una persona muy ocupada o muy joven y no ha visto ninguna de sus películas. No sabe por dónde empezar, ¿cierto?
Goodfellas
Goodfellas
Por
Juliana Abaúnza

Martin Scorsese es uno de los directores más influyentes, reconocidos y consistentes de los últimos 50 años, y con su más reciente película, Silencio, ha vuelto a ponerse de moda y en la boca de todos. Entendemos si usted es una persona muy ocupada o muy joven y no ha visto ninguna de sus películas. No sabe por dónde empezar, ¿cierto? Le dan nervios cada vez que alguien se da cuenta de que no ha visto Taxi Driver o Goodfellas, ¿no? Tranquilo, con esta guía basada en 10 pilares sabrá cómo empezar a explorar a Scorsese y con seguridad quedará enamorado. 

Por: Juliana Abaúnza

 

 

 

1.

CRIMEN

Las películas más conocidas de Scorsese son las que tratan de crimen. Su fascinación por los gángsters y los criminales de los rincones más sórdidos de la ciudad lo llevaron varias de sus obras maestras. Si quiere empezar por lo mejor de lo mejor, Goodfellas (1990) es la respuesta. La historia de Henry Hill, un joven que sueña con ser un gángster en Nueva York, es una de las historias de mafia más icónicas del cine después de El Padrino (1972). Goodfellas lo tiene todo: violencia, sexo, drogas, carros, vestuario, dirección impecable y actuaciones memorables de Ray Liotta, Joe Pesci, Lorraine Bracco y Robert De Niro. 

Después de Goodfellas puede seguir con The Departed (2006), la película que le dio el primer Óscar de Mejor Director a Scorsese. Basada en la película de crimen en Hong Kong Infernal Affairs (2002), Scorsese adaptó la historia y la trasladó a Boston. Leonardo DiCaprio, Jack Nicholson y Matt Damon son las estrellas de esta película llena de tensión que explora temas como la lealtad entre criminales. El resultado es uno de esos pocos remakes que son mejores que la película original. 

¿Le quedó gustando el tema del crimen? Siga con Mean Streets (1973), Casino (1995) o Gangs of New York (2002).

 

2.

NUEVA YORK

Martin Scorsese nació en Queens, Nueva York. Desde pequeño, su concentración e interés se centraron en el cine y lo que pasaba en las calles de su ciudad. Por eso cuando empezó a hacer películas era obvio que muchas de ellas iban a ser cartas de amor a su ciudad, así a veces mostraran las partes más sórdidas de ella. 

La mejor forma de empezar a explorar la Nueva York de Scorsese es con Taxi Driver (1976), uno de sus clásicos. En esta película, Robert De Niro es Travis Bickle, un taxista veterano de la guerra de Vietnam quien poco a poco empieza a descender a la locura y cree que puede cambiar el mundo y arreglar los problemas que ve en las calles de la Nueva York de los años 70. La vida de cualquier persona a la que le guste el cine cambia cuando ve Taxi Driver porque muestra el potencial que tienen las películas para explorar lo más profundo y oscuro de la psicología humana.

¿Quiere ver más de Nueva York a través del lente de Scorsese? La lista es larga. Siga con Mean Streets (1973), New York New York (1977) y Who’s That Knocking at my Door para ver la NY de los 60 y 70, con The King of Comedy (1982), After Hours (1985) y Raging Bull (1980) para ver la de los 80, con Goodfellas y Bringing Out the Dead (1999) y The Wolf of Wall Street (2013) para ver la de los 90 y con Gangs of New York para ver la del siglo 19.  

 

3.

RELIGIÓN

Cuando Scorsese era joven, su plan era ser un sacerdote y aunque luego las cosas se enredaron y terminó haciendo películas, su fascinación por religión nunca desapareció. Gracias a su relación con el catolicismo y con la religión en general, Scorsese ha explorado en varias de sus películas temas como la fe, la culpa, el arrepentimiento, la masculinidad y el poder. Su última película, Silence, que ya está en cartelera en Colombia, es una meditación sobre la maldad, el poder, la represión, el orgullo, el sufrimiento y las consecuencias de la devoción. 

Si quiere, después de verla, puede seguir con La última tentación de Cristo (1988), una película que le costó mucho esfuerzo y paz mental a Scorsese. Desde el principio todo fue difícil: le tomó más de una década conseguir la plata para hacerla, la locación fue terrible para grabar, varios del elenco renunciaron y tuvo problemas con el tiempo y el presupuesto. Pero vale la pena verla porque en la película, Scorsese muestra a Jesucristo como un ser humano con defectos, razón por la que varios grupos cristianos protestaron cuando la película se estrenó. 

¿Quiere ver más reflexiones profundas de Scorsese sobre la religión y la espiritualidad? Vea Kundun (1997), una película biográfica del décimo cuarto Dalai Lama o Who’s That Knocking at My Door, en la que Harvey Keitel es un típico joven católico neoyorquino que tiene perspectivas complicadas sobre las mujeres.

4.

ROBERT DE NIRO

El director Brian De Palma presentó a Robert De Niro y Martin Scorsese en los años 70 y desde eso han hecho ocho películas juntos. Las cosas que los unieron y los volvieron amigos fueron su gusto por la improvisación y el interés por el lado oscuro de la psique masculina. Sus colaboraciones, en las que logran hacer retratos psicológicos perfectos de hombres dañados, los convirtieron en leyendas de la actuación y de la dirección.

Taxi Driver es una excelente película y es tal vez la que primero se le viene a la cabeza a la gente cuando alguien dice “Scorsese y De Niro”, pero le recomiendo que empiece con Raging Bull, que es para muchos la mejor actuación de Robert De Niro. Scorsese y De Niro cuentan la historia del boxeador neoyorquino Jake LaMotta, el más disfuncional, agresivo, inseguro, triste, incontrolable, solitario, misógino y autodestructivo de todos los personajes en los que han trabajado juntos. De Niro, quien subió casi 30 kilos para hacer de LaMotta en sus tristes años viejos, ganó su segundo Óscar gracias a este papel, esta vez como Mejor Actor (el primero fue de Actor de Reparto por su papel en El Padrino II). 

¿Quiere ver más de De Niro en sus años mozos junto a Scorsese? Siga con Mean Streets (la primera de sus colaboraciones), Taxi Driver, New York New York, The King of Comedy (1982), Goodfellas, Cape Fear (1991) y Casino. Cuando las haya acabado, cuente los días hasta el estreno en el 2018 de The Irishman, su reunión después de más de 20 años. 

 

5.

LEONARDO DICAPRIO

 

En los últimos años de la carrera de Scorsese, su nuevo consentido es Leonardo DiCaprio. Todo empezó porque De Niro le dijo a Scorsese: “tienes que trabajar un este chico algún día” y ya llevan cinco películas juntos.

Empiece por la última de sus colaboraciones: la divertida The Wolf of Wall Street, basada en la autobiografía de Jordan Belfort, un corredor de la bolsa que se hizo rico a punta de fraudes en Wall Street. Con escenas para llorar de la risa, como la de DiCaprio drogado, esta película es un retrato de los excesos que les permitimos como sociedad a los manes que manejan la plata.    

¿Quiere ver más de DiCaprio y Scorsese? Vea Gangs of New York, The Aviator (2004), The Departed (2006) y Shutter Island (2010).

 

6.

PELÍCULAS DE ÉPOCA

Si quiere viajar a otra época de la mano de uno de los mejores directores del cine contemporáneo, hay varias de dónde escoger pero le sugiero que empiece con Hugo (2011), la carta de amor de Scorsese al cine –una película sobre el amor a las películas. Esta película, que entra en la categoría “para toda la familia”, es muy diferente a sus demás películas y es quizás una de las que el director más quiere. 

¿Quiere ver más sets decorados y vestuario de otras épocas? Siga con Silence, Gangs of New York, Boxcar Bertha (1972), The Aviator, The Age of Innocence (1993) o Kundun

 

7.

LAS DE OTROS GÉNEROS

 

Hay una categoría de películas de Scorsese que me gusta llamar “Las raras”. Son aquellas películas que no son sobre crimen, culpa católica o sobre hombres con cerebros oscuros y agresivos. Mi favorita de esta categoría y con la que les sugiero que empiecen es The King of Comedy (1982), una comedia negra en la que De Niro hace uno de sus papeles más complejos, el lunático Rupert Pupkin. The King of Comedy es triste, preocupante y muy chistosa, todo al mismo tiempo.  

Otro género que no es muy común en Scorsese es el terror o el suspenso y Shutter Island es la única película que tiene en esas categorías. Esta infravalorada película sobre dos detectives que buscan a una paciente que se escapó de una isla en la que hay un hospital psiquiátrico le va a dejar la cabeza rayada. A muchos les parece que el giro de la trama no es chévere y que la actuación de DiCaprio no es la mejor, pero la película es divina visualmente y logra tenerlo a uno al borde de la silla durante casi dos horas y media. 

¿Le gusta el lado raro de Scorsese? Vea After Hours (1985), una comedia sobre una noche loca en Nueva York; Bringing Out the Dead (1999), en la que Nicolas Cage hace de un conductor de ambulancia en Nueva York que empieza a perder la cabeza, o New York New York, su único musical. 

 

8.

LAS MUJERES

 

A estas alturas usted ya debería tener claro que el cine de Scorsese es hiper-masculino. Sus personajes más memorables y la mayoría de sus protagonistas son hombres complicados, misóginos y víctimas de la masculinidad tóxica que el director ha explorado muy bien. Las mujeres en sus películas entonces casi siempre son idealizadas, maltratadas u objetivadas y además siempre existen en función de los hombres: la esposa, la mamá, la hija, la amante, la musa.

La única excepción a eso es Alice Doesn’t Live Here Anymore (1974), una de sus películas menos conocidas. Por su papel en esta historia de una madre soltera que cuida a su hijo, Ellen Burstyn se ganó un Óscar a Mejor Actriz. Justamente es gracias a ella que la película existe. Burstyn leyó el guión y después de haber visto Mean Streets, buscó a Scorsese y lo convenció de dirigir Alice, pero antes le hizo preguntas para saber si el director entendía a las mujeres. “Me gustan tus películas pero no puedes dirigir esta si no eres capaz de ver las cosas desde el punto de vista femenino”, le dijo Burstyn. “Me gusta aprender”, le respondió Scorsese. 

 

9.

DOCUMENTALES

Pocos directores de cine muestran interés en los documentales. Las habilidades que se necesitan para hacer un buen documental son diferentes a las que se necesitan para hacer una película y no todos logran hacer la transición. Scorsese es la excepción y tiene un montón de documentales para probarlo. Cualquier persona que haya visto una película de Scorsese sabe que para el tipo la música es muy importante y por eso no es sorprendente que varios de sus documentales sean sobre sus bandas favoritas.

Empiece con No Direction Home (2005), un documental sobre la vida de Bob Dylan y el impacto que el cantautor ha tenido en la cultura popular. En las tres horas y media de documental, Scorsese se concentra en el periodo desde que Dylan llegó a Nueva York en el 61 y su “retiro” en el 66. 

¿Quiere ver más documentales de Scorsese? Si le interesan los de música, vea George Harrison: Living in the Material World (2011), Shine a Light (2008; sobre los Rolling Stones) o The Last Waltz (1978; un documental sobre The Band en el que aparecen Bob Dylan, Neil Young, Ringo Starr, Joni Mitchell, Van Morrison, Neil Diamond, Muddy Waters y un montón de gente más). Vea también otros documentales como Italianamerican (1974), My Voyage to Italy, The 50 Year Argument (2014), Public Speaking (2010), A Letter to Elia (2010) o Lady by the Sea (2004). 

 

10.

PREMIOS ÓSCAR

 

 

Martin Scorsese y los Óscar tienen una relación complicada. El talentoso director ha sido nominado ocho veces como Mejor Director, lo que lo hace el cineasta vivo con más nominaciones, pero solo ha ganado una. Cuando ganó por The Departed, muchas personas dijeron que era un premio de consolación por las otras veces que no se lo habían dado. Aunque es un descaro que Danza con lobos le haya ganado a Goodfellas, el caso es que Scorsese sí se merecía ese Óscar y The Departed es maravillosa. 

Las demás películas por las que ha sido nominado son Raging Bull, The Last Temptation of Christ, Goodfellas, Gangs of New York, The Aviator, Hugo y The Wolf of Wall Street. Y en total, incluyendo cosas como Mejor Película, Mejor Actor y Mejor Actriz, sus películas han ganado 20 premios Óscar, 11 Golden Globes y 23 BAFTA. 

Ya sea porque ganaron un montón de premios o porque le llaman la atención los temas que tocan, tírese de clavado en la obra completa de Scorsese. Al ver lo que el director puede lograr en sus mejores momentos sentirá esa mezcla de emoción, admiración y asombro que solo se siente cuando uno ve a los maestros del cine haciendo lo que mejor saben hacer. 

 

 

Temas relacionados: 
Publicidad