Se encuentra usted aquí

.

Joel Schumacher y sus disculpas por 'Batman y Robin'

Tenía la fórmula del éxito. ¿Por qué fracasó?
Foto: Batman y Robin (WB).
Foto: Batman y Robin (WB).
Por
Redacción Shock

El pasado 22 de junio se conoció la noticia de la muerte del director Joel Schumacher a sus 80 años. El cineasta es responsable de cintas como St. Elmo's Fire, Flawless, The Phantom of the Opera, Phone Booth, Batman Forever y, por supuesto, la tristemente célebre Batman y Robin (1997), considerada una de las peores de toda la histora. En Rotten Tomatoes tiene un 11%, mientras que en IMDB tiene una calificación de 3.8/ 10. Creó casi que un subgénero en YouTube para hablar de lo mala que es. 

"Quiero disculparme con cada fan decepcionado porque creo que debo una disculpa", dijo Schumacher en entrevista con Vice en 2017. George Clooney, protagonista de la cinta, también se ha disculpado varias veces por su participación en la película. "Realmente destruimos la franquicia, ¿sabes? Al menos hasta que vino alguien y la revivió cambiándola por completo. En aquel momento yo pensé que sería un buen movimiento para mi carrera (interpretar a Batman). Pues no lo fue”, dijo Clooney en entrevista con Graham Norton. 

"El filme fue víctima de la franquicia-manía. Intereses corporativos ayudaron a que la película se volviera un comercial de juguetes muy costoso, en lugar de una película", dice The Hollywood Reporter. Eso lo confirmó el actor Chris O'Donnell, quien interpretaba a Robin: "En Batman Forever me sentí haciendo una película. En la segunda sentí que estaba haciendo un juguete para niños". 

Según Schumacher, para esta secuela, el estudio estaba muy pendiente de cada detalle y había mucha presión por salir en el verano sí o sí, sin importar qué tan bueno fuera el resultado. Pero el director agrega: "Yo era un "niño grande" y elegí hacerlo. No creo que haya hecho mi mejor trabajo, eso me molesta".

Uno de los elementos más criticados de la película fueron las tetillas en el disfraz de Batman (también llamados "batipezones"). Schumacher nunca se imaginó que ese detalle fuera a ser uno de los más comentados de la película e incluso cuenta que por eso  lo trataron "como si hubiera asesinado a un bebé". “En Batman Forever, el traje era genial, pero era todo lo que se podía hacer en ese momento. Ya para Batman y Robin, las técnicas para moldear el plástico del traje se hicieron más avanzadas, así que quise hacerlo anatómico y puse como referente las estatuas griegas y los dibujos de medicina. Él (José Fernández, escultor) hizo los pezones y cuando los vi, me pareció que se veían cool”, explicó el director, quien también afirmó "eso va a estar en mi tumba, lo sé". 

Aunque se tenía pensada otra cinta de Batman dirigida por Schumacher, tras el fracaso de Batman & Robin la idea se archivó y el hombre murciélago no volvió a surgir sino hasta 2005, con Batman Begins.  Si bien el director se ha disculpado varias veces por su participación en esta cinta, también declaró "soy una de las personas más afortunadas que jamás ha vivido. Cumplí mi sueño y lo hice de forma más grande de lo que pude haber imaginado". 

 

 

Más contenido sobre: