Se encuentra usted aquí

.

Las mejores frases de Berta para recordar a Conchata Ferrell

La actriz, mejor conocida por su papel en 'Two and a half men', falleció el 13 de octubre de 2020.
Two and a half men
Two and a half men
Por
Redacción Shock

Uno de los personajes más icónicos de las series de inicio de milenio es Berta, de Two and a Half Men. La serie de Warner Bros que contaba la historia de dos hermanos que viven juntos en una mansión en Malibú donde Berta, interpretada por Conchata Ferrell, es la ama de llaves. 

A pesar de no ser la protagonista, Berta es uno de los personajes más representativos de esta serie, no solo por sus apuntes y comentarios afilados, divertidos y sin tapujos, sino por la interpretación de Ferrell, que le mereció tres nominaciones a los premios Emmy. Además de este memorable papel, la actriz fue parte del elenco de Edward Manos de Tijeras, LA Law, Erin Brockovich y Buffy la Cazavampiros, por mencionar algunas.

Conchata Ferrell falleció el 13 de octubre de 2020 a los 77 años en California, tras sufrir un infarto en el mes de mayo que deterioró su salud notablemente. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ella siempre será Berta y siempre la recordaremos como la verdadera jefa de la casa ️ #TAAHM

A post shared by Warner Channel (@warnerchannella) on

 

- Cuando llegué aquí quería ser una bailarina, pero después conocí la marihuana y las donas, y antes de saberlo estaba lavando baños y limpiando vómito de adolescentes.

 

- Tengo una gran cita en San Valentín y si todo sale bien, necesitaré un quiropráctico, un psiquiatra y un sacerdote.

 

- Este tipo es como el herpes genital. Una vez que se te pega lo tendrás por el resto de tu vida.

 

- ¿Qué te abruma, Zippy? ¿Tu muñeca inflable se escapó con un juguete de piscina?

 

- ¿No es dulce? Cada vez que un tipo tiene sexo, a un ángel se le para.

- Hombre, si hubiera sabido que te gusta la hierba mala no hubiera pasado los últimos ocho años fumando bajo el muelle. Ya sabes, cuando estaba en mi descanso.

 

- Gastaste todo ese dinero en tu ex esposa y en una casa para tu ex esposa y ahora no puedes entrar en ninguna de ellas.

 

- Mi punto es: engáñame una vez, lo siento por tí. Engáñame dos veces, quiero una cuenta de jubilación y un Camaro.

 

- No me importa que tus novias dejen ocasionalmente unas tangas o panties en el cesto de la ropa sucia. Yo solo los doblo y los vendo en un mercado.

 

- Alan, tengo una adivinanza para ti: ¿qué es pequeño, pegajoso, molesto y solo debería estar aquí los fines de semana? Te doy una pista: es tu hijo.

 
Más contenido sobre: