Se encuentra usted aquí

.

5 mentiras que J.K Rowling ha dicho sobre las personas trans (y la verdad)

La autora de la saga de Harry Potter ha recibido varias críticas.
Foto: John Phillips/Getty Images
Foto: John Phillips/Getty Images
Por
Redacción Shock

Por estos días, J.K Rowling, autora de la amada saga de Harry Potter ha enfrentado críticas por sus tuits y comentarios transfóbicos. Tanto en su cuenta de Twitter, como en un ensayo de 3.600 palabras publicado en su página web, la autora ha dado opiniones poco informadas sobre las personas transgénero.

El elenco de la saga de Harry Potter se ha distanciado de ella y varios de sus miembros han emitido comunicados apoyando a la comunidad trans. “Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero y va en contra de todos los consejos dados por las asociaciones profesionales de atención médica que tienen mucha más experiencia en este tema que Jo o yo" dijo en junio pasado el actor Daniel Radcliffe, quien interpretó a Harry Potter en la adaptación cinematográfica de sus libros.

Aquí algunas de sus declaraciones, y la verdad detrás de ellas.

Rowling: Las personas gays están siendo manipuladas para tomar “terapias de conversión” que involucran cirugías y hormonas. Esto lo dijo en su cuenta de Twitter a comienzos de julio.

Realidad: La orientación sexual (tipo de atracción que siente una persona) es muy diferente a la identidad de género (percepción que alguien tiene sobre sí mismo en cuanto a su propio género). Rowling confunde ambos conceptos, cuando lo cierto es que, las personas transgénero están muy seguras de cómo quieren ser percibidas por el resto. Su deseo obedece a una condición médica ampliamente documentada y no son manipuladas para ello.

Rowling: Muchas personas transgénero se arrepienten de cambiar y quieren “detransitar”.  Esto lo dijo la autora en la publicación de su página web.

Realidad: Si bien han existido casos de personas transgénero que se arrepienten de cambiar sus características físicas, el número es mínimo, mucho menor que el que quiere mostrar Rowling. Estudios han calculado que menos del 1% de las personas transgénero se arrepiente de su transición.

“Sucede muy rara vez, pero no podría decir que es cero. Nuestro objetivo como médicos es que sea 0. Nunca me ha pasado que alguno de mis pacientes se arrepienta de su tratamiento”, declaró a Shock el médico Joshua Safer, Director Ejecutivo del Centro de Medicina y Cirugía Transgénero en Mount Sinai en Nueva York.

Rowling: En el escrito publicado en su página web, la autora citó un estudio que concluía que la disforia de género, condición médica de las personas trans, podía aumentar si se tenían amigos trans. Según esto, las comunidades online como Tumblr, Reddit o YouTube podrían ser foco de la disforia. (El estudio que cita Rowling ha sido ampliamente desacreditado por la comunidad científica).

La realidad: Aunque no se conocen totalmente las causas de la disforia de género, es claro que interactuar con personas que la tienen no es una de ellas. Nadie va a cambiar su identidad de género solo porque conoce a alguien más que quiere hacerlo. Existen muchas respuestas sobre qué decide hacer cada persona transgénero con su condición, pero esto no obedece a presión social. Muy por el contrario, muchas personas trans se arriesgan a ser rechazados solo para poder asumir su identidad de género.

Rowling:  En un tuit publicado en junio pasado, la autora afirmó que “si el sexo no es real, no hay atracción por el mismo sexo. Si el sexo no es real, lo que han vivido miles de mujeres globalmente es borrado. Conozco y amo a las personas transgénero, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchos de discutir sus vidas significativamente. No es odio hablar con la verdad”.

Realidad: Las personas transgénero no buscan negar el sexo, simplemente quieren decir que la expresión de género de una persona puede variar frente a lo que tradicionalmente se ha impuesto por la sociedad. Lo que se busca es que cualquiera pueda disfrutar su identidad de género, así no coincida con la asignada al nacer.

Rowling: En su página web, la autora manifiesta su preocupación por la “explosión” de mujeres que desean hacer una transición de género. Según su escrito, en el Reino Unido se ha visto un aumento de 4400% de mujeres referidas a tratamientos de transición.

Realidad: La cifra que cita la autora se refiere a un reporte según el cual, 40 personas buscaron tratamiento de género entre 2009 y 2010, mientras la cifra aumentó a 1.806 entre 2017 y 2018. Esto no se debe a una moda o a, como dice ella, que las personas gays sean manipuladas para recibir estos tratamientos. Ahora hay una mayor visibilidad sobre cómo tratar esta condición y hay una mayor comprensión de la comunidad médica sobre ella. Hombres y mujeres transgénero siempre han existido, pero hoy son más reconocidos que nunca.

Más contenido sobre: