Se encuentra usted aquí

Actor porno negro demandó a productora por racismo durante rodaje

El uso de la palabra 'nigga' sigue siendo controversial
CAPTURA DE CUCKOLDSESSIONS
CAPTURA DE CUCKOLDSESSIONS
Por

El actor Maurice McKnight conocido en la industria xxx como Moe The Monster, es una estrella del porno interracial que ahora acapara titulares por emitir una demanda por racismo hacia DF Productions Inc y su ex supervisor James Camp.
El rollo fue este: durante el rodaje de una película el 12 de julio de 2017 el director de la escena le preguntó a McKnight en dos ocasiones si estaba de acuerdo en que su co-estrella Deborah Hinkle le llamara ‘nigga’, en ambas ocasiones el actor se negó. Según Camp el termino nigga le gusta escucharlo a los fanáticos del porno, pero Moe The Monster le respondió que a él no le agrada que lo llamen así.

El termino nigga es frecuentemente usado en Estados Unidos entre las personas afroamericanas, pero se le considera ofensivo si alguien de otra raza lo usa para referirse a alguien. Muchos negros en Norteamérica aseguran que la palabra carga con toda la deshonra y desprecio y rechazo que los blancos han infligido a las personas de color.

En medio de la calentura de la escena, justo cuando el actor iba a eyacular, la actriz utilizó la palabra nigga para referirse al actor. “Give me that nigga load. Give me all that nigga cum” que traduce literalmente a “Dame toda esa carga de negro. Dame toda esa esperma de negro”. En el momento de la grabación Moe The Monster siguió actuando y no dijo nada sobre el lenguaje usado por su compañera.

“He grabado más de 50 escenas para esta compañía. Durante mucho tiempo, fui uno de sus mejores chicos. Y siempre hablo públicamente sobre racismo. Incluso preguntarme eso fue un insulto, luego hacerlo contra mi voluntad, duele. Se siente como si fuera una trampa”: Moe The Monster

De acuerdo con Dan Gilleon, abogado de McKnight, "el uso de la palabra nigga en el lugar de trabajo es considerado por los tribunales, y por la sociedad, como el insulto racial más ofensivo que se pueda imaginar".

En la demanda el actor negro de porno alega que la compañía gana millones de dinero a punta de espectadores racistas que se excitan cuando ofenden a una persona de color. Además, indicó que cuando vio la escena en internet pidió que se editara la ofensiva palabra, sin embargo, la productora se negó.

McKnight indicó que las estrellas negras de la industria XXX tienen una gran cantidad de discriminación mientras trabajan y que llevaría su demanda muy lejos para luchar contra todo tipo de trato ofensivo.

La demanda fue instaurada en Los Ángeles el jueves 17 de mayo.

Vea también: Riley Reid, 7 años de gloria y soledad en el mundo del porno

 

 

 

Temas relacionados: