Se encuentra usted aquí

¿Qué le depara el futuro a Mockus según sus nalgas? Lecciones de rumpología

Preguntamos a dos expertos en la lectura de nalgas, o rumpología, qué nos revela del futuro el trasero de Antanas Mockus. Y también ¿qué es la rumpología?
Tomada de redes
Tomada de redes
Por
Redacción Shock

Preguntamos a dos expertos en la lectura de nalgas, o rumpología, qué nos revela del futuro el bien conocido trasero de Antanas Mockus.

El pasado 20 de julio, día patrio, en plena instalación del Congreso para el periodo 2018-2022, el recién electo senador Antanas Mockus lo volvió a hacer. Se puso de espaldas frente al público, se desabrochó el cinturón, bajó sus pantalones y le mostró el trasero al mundo. Tal y como lo hizo en 1993 cuando era rector de la Universidad Nacional. Según él, fue un acto de protesta para pedir silencio: “irrita el hecho de que un grupo humano tan valioso como el Congreso no se escuche”, dijo después en un comunicado.

Hay quienes dicen que sirvió para reflexionar sobre la magnitud de lo que nos escandaliza, o que fue pedagógico. Y sí. Pero lo más probable es que el desorden en el congreso necesite algo más aleccionador que las pálidas nalgas del senador. No obstante, el hecho dio para varias cosas. Por un lado, nos enteramos de que existe una Comisión de Ética del Congreso, que tomará la decisión de sancionar o no a Mockus. La primera vez le costó el puesto; hoy, esperamos que no sea tan grave.

Por otro lado, periodistas y opinadores de radio, televisión (e internet) se desbarataron la cabeza haciendo sesudos análisis en segmentos prime time sobre el caso: dijeron que merece una sanción, que hay otras formas de hacerse notar, que fue bochornoso, que fue excitante, que le faltaba bronceo y hasta que no sabrían cómo le iban a explicar eso a los niños (como si fuera difícil hablarle a un niño de anatomía).

(Incluso hubo un reto al que se sumó mucha gente: #Mockuschallenge) 

Lo que no se mencionó es que muy pocas veces se nos revela de tal forma el futuro del segundo senador más votado del país (solo detrás de Álvaro Uribe). Una mirada experta sabe que, al hacerle zoom, un culo no solo deja ver qué tanto acude alguien al gimnasio, o a tierra caliente. Hay mucho más. Un par de nalgas son como un libro abierto. Por eso, contactamos vía WhatsApp con dos expertos en rumpología, o lectura de nalgas. Y les pedimos que nos leyeran lo que le depara al “profe Mockus” en este nuevo periodo como senador.

Pero antes del diagnóstico, adentrémonos en la rumpología.  Nos hablaron    Bibian Arango y Samuel Delgado.

Bibian nació en Medellín, pero desde hace 13 años vive en Lima, Perú, y es una de las rumpólogas más reconocidas. Según nos contó, es bruja de nacimiento y además de las nalgas, también hace lectura del ombligo, la espalda y hasta del pie.

Samuel vive en Cali y nos contó que desde hace mucho tiempo ha sido quiromántico, quirólogo y vidente. Aprendió la rumpología de la mano de la mayor experta en el tema: la mamá de Sylvester Stallone.

¿Qué es la rumpología?

Bibian: “La rumpología es la ciencia de adivinar tu pasado, presente y futuro a través de los glúteos. El lado derecho significa tu futuro, la mitad tu presente y el izquierdo tu pasado. Hay diferentes tipos de derrier: como pera, manzana, semi muchacho, muchacho, balcón, redondo. Son muchos tipos. Hay mucha gente que cree que es una mentira, pero existe y tiene mucho potencial. Recuerda que cuando nacemos lo primero que hace el doctor es darnos una palmada para saber que hay vida. Eso significa la rumpología, que hay vida. Podría decirte que es más efectivo incluso que las cartas”.

¿Cómo aprendió a leer nalgas?

Bibian: “Estaba con una amiga en una piscina y le vi su derrier. Vi sus estrías (que no quiere decir que estamos gordas o flacas, sino que significan algo en tú vida, como la palma de la mano). Le dije: ‘vas a tener una perdida muy grande y es alguien que es muy pequeño´. Y dicho y hecho: a los ocho días se murió su hijito, que en paz descanse”.

Samuel: “La rumpología la aprendí en Nueva York al lado de la gran maestra Jackie Stallone. Ella descubrió en la literatura y en los libros el origen de la rumpología y la ha enseñado a muchas personas que han asistido a sus enseñanzas”

¿Cómo leer el trasero de alguien?

Bibian: “Empezamos a leer desde el coxis y a ver la forma. Hay mucho significativo en un derrier: estrías, lunares, parchesitos negros, blancos. Solamente es verlo. Un huequito, por ejemplo, puede ser una perdida. Una estría puede significar enfermedad o muerte. Hay que ver el conjunto: leer toda la cola, como le dicen en Colombia; acá se le dice poto.

Por ejemplo, cuando yo le leí a la gran Laura Bozo, tenía su derrier de muchacho. ¿Qué significa eso? Que es una mujer altanera, que le gusta la brujería, una mujer con carácter muy fuerte, que tiene el poder de convicción. Todo depende. También le leí el derrier a Shakira, y ella tiene derrier de balcón: es una mujer muy emprendedora, pero olvida sus inicios.

Samuel: Hay varios tipos de nalgas de acuerdo a su forma. Hay forma de manzana, de pera, forma plana. Está la forma que es meramente redonda. Hay muchos signos.

¿Qué puede revelar un trasero?

Bibian: Lo primero que yo veo es la forma y leo la personalidad. De ahí empiezan a preguntarme. Es igual que una lectura de cartas, pero esto es algo más profundo que no cualquiera lo hace.

Samuel: La rumpología o la lectura de las nalgas nos revela el presente, el pasado y el futuro. Nos habla de la personalidad, de su entorno, lo que va a suceder a nivel sentimental o de suerte.

¿Cualquiera puede aprender rumpología?

Bibian: La rumpología se enmarca en la religión egipcia. Esto no se aprende, uno nace con esto. Gracias a mi santísima muerte yo tuve este don de leerlo, pero somos muy pocos que realmente somos rumpólogos.

Samuel: No necesariamente un rumpólogo debe dedicarse a una religión en especial o ser vidente. Debe, eso sí, tener el conocimiento de una de tantas mancias, como la quiromancia o la quirología, que es el arte de la configuración de la mano.

¿Qué nos revela el trasero del buen Antanas Mockus?

La lectura de Bibian Arango (A Bibian la pueden llamar al: 978725023)

“Antanas Mockus tiene el poto corazón invertido. ¿Qué quiere decir eso? Es una persona conveniente y le gusta llamar mucho la atención. Es una persona demasiado inteligente y le gusta monopolizar a las personas. Si tú te das cuenta, cuando se casa hace un circo de su vida…Es una persona un poco soberbia…Antes de que acabe el año vienen destapes, hay mucha corrupción a su alrededor”. [Desde luego, estaba en el congreso colombiano]

“La parte izquierda de su glúteo se cae un poquitico y está un poco como negra. Eso quiere decir que a él le gusta marcar su territorio. Y le gusta que la gente haga lo que él diga. A él no le gusta escuchar cosas negativas, él solamente escucha cosas positivas. Él piensa solamente en él y no en el país. Pero veo muchos destapes a nivel político en Colombia. Hay mucha, mucha corrupción a su alrededor”.

“Por el lado derecho, más a futuro, le veo enfermedad. En la parte del hígado y también veo que no se alimenta bien, puede tener una gastritis…No es una mala persona, pero quiere llamar mucho la atención”.

La lectura de Samuel Delgado (Si quiere contactarlo, puede ubicarlo aquí: www.videnteslabuenaesperanza.com)

“Bueno, las nalgas del senador Mockus son unas nalgas de forma manzanil, o de manzana. Esto indica que es una persona carismática, inteligente, emprendedora, creativa y que también es una persona dominante y posesiva.

“Analizando la forma y algunos rasgos y símbolos que hay en esas nalgas, puedo analizar que él, a nivel político, ya no va a tener mucho renombre. Va a morir su vida política dentro de muy poco. Va a tener muchas dificultades políticas como ya las ha tenido, por su controversia, por su forma de ser. También analizo, acercando bien la imagen, algunas sombras negras que me indican problemas de salud, muchas adversidades y enfermedades bastante delicadas”.

Temas relacionados: