Se encuentra usted aquí

Cinco historias de película inspiradas por las drogas

Por
Redacción Shock

Drogas, cine y literatura.

Las drogas han sido las musas inspiradoras de algunos escritores. Uno que otro viaje psicotrópico ha servido como detonante creativo para algunas de las plumas más reconocidas en la historia de la literatura. De sus historias, varias han terminado convirtiéndose en películas. 

Parece que el uso de alucinógenos y la creatividad artística han tenido una estrecha relación a lo largo de la historia. Grandes figuras del arte como Basquiat, Damien Hirst, Takashi Murakami, o Sigmar Polke han tomado las drogas como punto de partida para construir algunas de sus obras. Se dice también que Picasso, Van Gogh, Hemingway y Wilde, consumían absenta –un licor destilado de hierbas conocido como “el hada verde”- para recibir de ella la inspiración artística, pues tenía efectos alucinógenos.  

Podríamos pensar que el consumo de estas sustancias tiende a limitar la lucidez, por ejemplo, a la hora de escribir. Pero la historia nos ha demostrado varios casos en los que la creatividad fluye de mejor manera cuando se atraviesa por un estado alterado de conciencia, creando obras memorables para la historia de la literatura. Jean Paul Sartre era adicto a las anfetaminas y empezó a consumir mezcalina en 1935. Fue bajo la influencia de esta última sustancia que escribió una de sus nóvelas más celebres, “La Náusea”. Bukowski era un alcohólico consagrado y fue su adicción la que le dio el toque que aún hoy todos apreciamos. También Truman Capote, mientras escribía, “A sangre fría”, se volvió adicto a los Martini. Y  Charles Baudelaire se inspiró en su experiencia con el opio y el hachís para escribir su clásico libro "Paraísos artificiales". Estos son solo algunos nombres de escritores que han recibido con éxito una cuota de iluminación psicotrópica para fortalecer sus procesos creativos. Algunas obras han trascendido y han terminado adaptadas al cine.

Estas son 5 películas que se han basado en las historias de algún escritor que alucinaba bajo los efectos de alguna droga:
 
#1. Atrapado sin Salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest)

'Atrapado sin Salida' es una adaptación de la novela de Ken Kesey “Alguien voló sobre el nido del cuco”, publicada en 1962. En la película vemos como el personaje interpretado por Jack Nicholson finge tener un desequilibrio mental para no ir a prisión y pasar sus días de reclusión en un hospital psiquiátrico.

La historia original, la de la novela de Kesey, está inspirada en las experiencias del autor cuando trabajaba como enfermero en el hospital psiquiátrico en Menlo Park (California). Allí, en el marco de un proyecto de experimentación gubernamental conocido como MK Ultra, en el que intentaban suministrar alucinógenos a los pacientes para cambiarles el funcionamiento del cerebro, Kesey ingirió peyote y LSD. El resultado de sus experiencias alucinatorias lo llevaron a escribir esta exitosa obra, que fue llevada al cine en 1975 por  Miloš Forman.

Temas relacionados: