Se encuentra usted aquí

Diez titánicos momentos musicales (Adiós Elkin Ramírez)

Se nos fue Elkin, pero Kraken nos queda como posibilidad, refugio y recuerdo.
Por
Redacción Shock

Hoy domingo 29 de enero, el luto musical vuelve a aparecer. No termina de sorprendernos y hay quienes dicen que el 2016 se ha extendido. Esta vez, el luto toca nuestra vida, historia y ADN Musical. Elkin Ramírez, quien fuera el alma, el corazón, la razón y la vida de Kraken, se fue de este mundo. Se fue tranquilo, luego de sufrir dolencias que lo tuvieron alejado de escenarios y del mundo artístico.

El Titán, más que un apodo, fue un pilar sonoro para el país. Fue el ejemplo de la persistencia artística y humana que no se doblegó o cambió. Pocas carreras artísticas rockeras en Colombia han sobrevivido más de tres décadas y la de Kraken podría ser la más representativa para una sociedad que al rock sigue dándole motivos, pero no siempre públicos. Por ende, el que haya existido un nombre que haya logrado estar vigente desde los ochenta es motivo de orgullo para la música nacional y ejemplo de hombre y artista. No en vano, personas que si bien no se sentían afines con su música o propuesta, han expresado sus condolencias ante esta pérdida.

A sus 54 años, Elkin falleció en Medellín tras una lucha frente a un tumor cerebral. Pero la obra ya estaba hecha. Es una obra que comprende un aprecio por el público, buenas canciones, discos legendarios y un contacto único con su fanaticada. Elkin sabía que esa comunión sonora era su combustible y de ella pueden dar fe audiencias en Colombia, Ecuador, México, Venezuela y Estados Unidos.

Y esta existencia es capaz de mostrarnos cómo fue algo que desde lo ochenta se venía cocinando. Estos son diez momentos musicales titánicos de Elkin Ramírez y Kraken.

Por José "Pepe" Plata // @owai.

  1. Inicios en Medellín (tempranos años ochenta)

Elkin había estado en algunas bandas de covers en Medellín, donde se hacían versiones de Uriah Heep o ACDC, pero esto no era algo que lo satisfacía. Los repertorios propios eran su meta. Y justo cuando Kraken nace en 1984, esta idea se consolida. No basta con tocar, hay que dejar obra.

  1. Presentación con la banda Santuario 1986

Los convulsionados años ochenta en Colombia impedían que se tuvieran visitas destacadas en cuanto a rock fuerte se refiere. Por eso, cada ocasión era única. En aquel año, ante 6000 personas compartieron escenario con la banda brasileña Santuario. No habían grabado profesionalmente, pero sus canciones ya eran coreadas por todo el país.

  1. Primer disco (1987)

Luego de ver el potencial musical de la banda y de haber grabado un sencillo que se pagó a través de aportes de sus seguidores, se da el gran paso. Con su disco Kraken 1, la banda entra con pie derecho al mercado musical de aquella época. Mismo que estaba engolosinado con el rock en español, pero del cual Kraken no se sentía parte, por buscar un camino distinto.

  1. Vestido de  Cristal (1989 - 1991)

Mucho antes de likes, retweets, fanpages o influenciadores, el poder de la música estaba presente con canciones como Vestido de Cristal. Una canción leyenda viva que aún retumba. Perteneciente a su disco Kraken II, se convirtió en un himno generacional y fue canción número uno en las estaciones de radio de aquel entonces.

  1. Exploración Precolombina (1993 - 1996)

En estos años, Elkin toma una ruta de estudio que lo lleva a buscar las raíces espirituales del continente. Esto se ve reflejado en su estudio de las culturas maya, azteca e inca. Con el disco Piel de Cobre de 1993, se hizo referencia a la cosmogonía del continente, y Elkin además continuó estudiando estas culturas ancestrales.

  1. Aclamado en Rock al Parque (1997)

Ya se conocía el poder de Kraken en el país. Plazas y teatros lo habían disfrutado, pero Bogotá no lo había visto en su gran despliegue. Esta es una de las presentaciones más recordadas de aquel año y en la que Kraken se consolidó en la capital.

  1. Kraken en vivo (2000)

Luego de haber vivido experiencias con las compañías discográficas y conocer su modus operandi, Elkin decide darle a Kraken un aire de independencia en la industria. Y esto lo hace justamente para ofrecer un disco en vivo de alta factura, luego de ver cómo circulaban grabaciones caseras de baja calidad. Bajo el nombre de Huella y Camino, la fuerza en vivo del titán, estuvo en un disco que todo el continente apreció. Fue también el inicio de su sello: Athenea Producciones.

  1. Kraken Filarmónico (2005)

Tras una serie de conversaciones de producción y de dirección artística, el espectáculo Kraken Filarmónico se pudo ver en el Teatro León de Greiff y en Rock al Parque. En aquel noviembre de 2005, Kraken aparecía en grande, y se convertía en una experiencia única e irrepetible.

  1. 30 años y México (2013)

Cuando Rock al Parque contempló un plan de internacionalización y de presencia en otros lugares, el primer lugar al que se llegó fue México. Nuevamente, Kraken expandía sus fronteras con presentaciones en el DF y Guadalajara y además, consolidaba su lugar en la movida local, justamente celebrando 30 años de existencia. Coincidió además con la presentación de un DVD en vivo y un libro conmemorativo.

10. Último disco (2016)

El año pasado, Kraken VI: Sobre esta tierra, era presentado en el mes de octubre. Esta aventura musical era la reafirmación de su lugar y vigencia ante tres generaciones. Fue su despedida musical, pero también su entrada a la eternidad.

Bonus (Tributo)

Grande entre los grandes, se recuerda además cómo el país le dio un gran disco tributo en el año 2004. En él, artistas como Popcorn, Gaias Pendulum, Tres de Corazón, entre otros, versionaban a Kraken.

Se nos fue Elkin, pero Kraken nos queda como posibilidad, refugio y recuerdo.

 

Temas relacionados: