Se encuentra usted aquí

Estamos a cuatro años de alcanzar un nuevo sistema estelar

Y a un 80% de la velocidad de la luz. Algo es algo y Stephen Hawking junto a un par de millonarios están en la tarea de explorar el universo.
Por
Redacción Shock

En el futuro vamos a lanzar diminutas naves al espacio, impulsadas por láser y a un 20% la velocidad de la luz. Algo así como la estrella de la muerte pero un 80% más lenta.

El proyecto se llama Starshot, y fue anunciado por el millonario Yuri Milner, quien colaborará con el físico Stephen Hawking.

El 12 de abril, coincidiendo con el 55 aniversario del vuelo de Yuri Gagarin, el emprendedor bautizado en honor del cosmonauta soviético, desvelaba una de las que serían las proezas de la ciencia: llegar hasta Alfa Centauri, un sistema estelar situado a billones de kilómetros de distancia de la Tierra, en 'apenas' veinte años.

"La vida en el universo no sólo implica extraterrestres, también tiene que ver con nosotros", comentaba Milner al comienzo de su presentación.

¿Cómo viajar más rápido y más lejos?

Este es uno de los problemas a los que se ha tenido que enfrentar la exploración espacial a lo largo de la historia, debido a las distancias de millones de años luz que separan las estrellas.

Milner, con el apoyo de Hawking, afirmaron haber encontrado la solución: la clave es lo último en nanotecnología y fotónica. Así nace el proyecto Starshot.

El proyecto Starshot ('shot' significa disparo en inglés), propone enviar dispositivos diminutos a enormes velocidades capaces de recolectar información y enviarla de vuelta a la Tierra.

La nave Nanocraft (que, a pesar de su nombre, no es nanométrica) está compuesta por un chip del tamaño de un sello (StarChip) capaz de tomar fotos y comunicarse con la Tierra. Este 'barco' irá impulsado por una 'vela' (Lightsail) de unos pocos cientos de átomos de grosor y un peso de gramos.

“Tenemos el barco y la vela, pero para completar la nave faltaría el viento, inexistente en el espacio. La solución está en la luz: cientos o miles de láseres situados en la Tierra impulsarán la nave al 20% de la velocidad de la luz. Los StarChips están pensados para ser producidos en masa por lo que cuesta fabricar un iPhone, y el lanzamiento del Nanocraft costaría unos pocos miles de dólares. 

Los impulsores del proyecto advierten que tener lista la tecnología llevará todavía "unos cuantos años". El problema es que, además del chip y su vela, será necesario construir una batería de láseres en la Tierra capaces de impulsar la Nanocraft, pero también de recibir sus datos, entre otras tecnologías.

Aunque Alfa Centauri es el sistema estelar más cercano al Sol, se encuentra a más de cuatro años luz —unos 41 billones de kilómetros—. Las tecnologías actuales necesitarían unos 30.000 años para recorrer esa distancia, pero un Nanocraft podría hacer el viaje en veinte años, lo que supone un viaje más de mil veces más rápido que el de cualquier nave actual.

El proyecto Starshot tiene un presupuesto de cien millones de dólares y contará también con la participación del fundador de Facebook Mark Zuckerberg. La parte técnica estará dirigida por el exdirector del Centro de Investigación Ames de la Nasa, Peter Worden, y contará con la ayuda de un comité de investigadores de prestigio internacional.

 

Fuente: El Confidencial.com 

Temas relacionados: