Se encuentra usted aquí

Las chicas que con sus selfies están haciendo activismo en Instagram

Un ataque los prejuicios sobre cómo debe ser la belleza de la mujer.
Por
Redacción Shock

Subir selfies en bikini no es del todo un acto narcisista. También puede ser una revolución en contra de los paradigmas de belleza que dicen que todo el mundo debe ser igual y calcado. 

Por: Álvaro Corzo V. @Corzo360 / Foto: @bodyposipanda Instagram

En tiempos donde las redes sociales solo sirven para masturbar el ego colectivo con imágenes de mujeres cada vez más ligeras y perfectas, crece un ejercito de activistas del cuerpo que se dedican a unir filas por las miles de chicas que sufren de anorexia y bulimia en el mundo entero. 

Selfie tras selfie, estas milicianas de la autoestima y sin necesidad de una sola mentira, le rompen los dientes al imaginario sexual colectivo. Uno tan caliente como pre fabricado por la publicidad y el odioso Photoshop que tiene a toda esta generación en un laberinto sin salida.  

Luchando en contra de esta cultura obsesionada con la imagen como consecuencia de la influencia toxica de los medios de comunicación, este grupo de activistas 3.0 lo está cambiando todo, comenzando con su propia vanidad para inspirar a que chicas y chicos del mundo entero a encuentren valor en sus vidas más allá de cómo se ven en el espejo.

Una de estas heroínas es Megan Crabble, una chica de Essex, Inglaterra quien desde los cinco años comenzó a luchar con los fantasmas de su figura. Gracias a una bulimia nerviosa creció en medio un calvario que a los catorce años, y pesando escasos 23 kilos, la tuvo en una batalla al borde de la muerte por más de tres años. Hoy recuperada de su trastorno alimenticio y con las curvas que envidiaría cualquier mujer de la edad media, @bodyposipanda de 26 años, es una de estas Chicas Superpoderosas que  se toman Instagram con fotos donde la celulitis y los gorditos son un trofeo al amor propio.

Hoy, año y medio después de publicar su primer selfie en bikini, Megan cuenta con más de 187 mil seguidores en Instagram que promueven sus mensajes de motivación e inspiración para las miles de chicas perdidas en el hoyo negro de la belleza perfecta. 

"La televisión era mi herramienta para odiar mi cuerpo y a mí misma cada día más".

¿Cómo es vivir obsesionado con el cuerpo?

Megan Crabble: Desgastante, me pasaba horas y horas juzgando cada detalle de mi cuerpo, imaginando todas las cosas horribles que la gente diría si me pudieran ver. No podía dejar de compararme con las modelos de las revistas y los comerciales. Leía sin parar sobre dietas extremas mientras prometía comer menos que la semana anterior. Sin embargo nunca era lo suficientemente delgada.  Este desorden alimenticio se tomó el control de mi vida al punto de pensar que lo único que tenía. 

¿Cómo se desarrolla una obsesión tan grande, al punto de arriesgar la propia vida? 

MC: A mí las revistas de mujeres me lavaron el cerebro, me metieron en la cabeza que lo más importante que una mujer podía ser, era ser bella y que esa belleza siempre significaba ser totalmente delgada. Creciendo veía esto en todas partes; la imagen de las mujeres perfectas en las revistas. La televisión era mi herramienta para odiar mi cuerpo y a mí misma cada día más. 

¿Será hoy día mucho peor esa influencia?

MC: La influencia de este mensaje crece hoy cada vez más, está en todas partes de las redes sociales. Hay cada vez más gente y marcas promoviendo en Facebook o Instagram, el FITSPo o Thinsop, ese estilo de vida de gimnasio extremo, cuerpo súper delgado y pieles perfectas. Es muy peligroso, porque se vende la idea de que para ser saludable hay que ser delgado. 

A usted casi le costó la vida. ¿Cómo logró formar su propio estándar de la belleza?

MC: Nuestra cultura siempre ha idolatrado a ese tipo de mujer delgada y perfecta, la cual nunca se pareció a mí, que estaba en todas partes y de la cual no podía huir. Aun luego de superar el sufrimiento. Entré en un periodo de dietas Yo-Yo persiguiendo el mismo fantasma del cuerpo perfecto. Sin embargo todo cambió el día en vi una imagen en ropa interior de una chica que invitaba a todas las personas con problemas alimenticios a quererse incondicionalmente aún con todas sus imperfecciones. A sentir orgullo de ser únicas. Eso me cambió. 

"no hay limite de peso alguno para ser felices y sentirnos realmente hermosos"

¿Qué tan difícil será contrarrestar todos estos años de lavada de cerebro?

MC: Desde el activismo del cuerpo (Body Positive) estamos listos para dar la pelea, para dar ese cambio en la autoestima colectiva. Es hora de que este mensaje coja fuerza. Mientras más chicas vean que es posible despojarse de ese miedo habrá mayor chance. Eso es lo que hacemos desde las redes sociales, dar ese menaje de fuerza e inspiración para las miles de personas que están batallando con estos problemas.  Los jóvenes de hoy día son bombardeados a toda hora. Desde que se levantan están conectados viendo fotos, entradas y galería de mujeres perfectas, hombres bronceados y tonificados. Es el momento de que los jóvenes entiendan que son mucho más que la talla de ropa con la que se visten. Que la perfección de la belleza es la más grande mentira.

¿Cómo hacer se este movimiento se vuelva viral?

MC: No hay duda que seguirá creciendo. La voz de este movimiento por una nueva autoestima ha llegado pues le habla a todos sin igual, sin importar el tamaño, color, orientación sexual que tengamos. Lo importante es que se siga promoviendo a través de los mismos canales por los que nos bombardean con esta idea de perfección.  Porque que no puede quedar duda de que no hay limite de peso alguno para ser felices y sentirnos realmente hermosos. 

Sí pudiera regresar el tiempo atrás, ¿qué le gustaría hacer? 

MC:  Me gustaría haber entendido que yo tenía mucho más que ofrecerle al mundo que rebajar de peso y que estaba destinada a cosas mucho más importantes que a contar las calorías que consumía. 

Siete voces de este movimiento que usted debe seguir en Instagram.

Temas relacionados: