Se encuentra usted aquí

Ni vendiendo condones como el 'Tino' se puede estar tranquilo en Colombia

Por
Redacción Shock

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito // Foto: Archivo Cromos. Cuando se ve la imagen que difunde la Policía de Porrón, el delincuente más buscado de Tuluá y sus alrededores, es innegable sentir un poco de escalofrío.

Por eso nadie puede cuestionarle al 'Tino' poner el grito en el cielo y armar tremendo escándalo por las amenazas que recibió esta semana y que luego de muchos años lo sacaron de la tranquilidad con la que vivía en su amada tierra natal.

Ya lo decía Mandela, lo máximo que puede aspirar un hombre es a vivir tranquilo y en paz. Razón por la que nos saca la piedra a todos que la sensación de inseguridad siga aumentando y que ya ni las glorias de nuestro fútbol se salven del accionar de la delincuencia, que nos mantiene revisando cada segundo si todavía tenemos el celular en el pantalón, o con el miedo de dejar la casa sola, agarrar un taxi en la calle o sacar unos billetes en un cajero automático.

Empeora mucho más la situación si como el 'Tino' Asprilla cualquiera de nosotros ha hecho un poco de capital con esfuerzo. Ya no se puede vivir tranquilo ni con unos pocos pesos, no importa si se obtuvieron con merecimiento. Mejor dicho, no quiero ganarme el Baloto, porque como dice el grupo La Santa Cecilia en su canción 'Monedita', "Eso trae problemas".

"Hoy debería estar celebrando que mi pana Rigoberto Urán ganó como deportista del año en redes, o hablando de mi Nacional, pero vea en lo que ando. Necesitamos "PORRON Y CUENTA NUEVA" con el tema de la extorsión en Colombia, los colombianos somos alegría y buena vibra!", dijo el futbolista en su Facebook.

Según Asprilla un grupo de gente armada se apareció en su finca y le dejó un papelito pidiéndole plata, casualmente luego de la entrevista que concedió al programa Los Informantes, en la que entre otras cosas dijo vivir de sus buenas inversiones (ver entrevista).

Ya lo dijo Petro alguna vez: "si no quiere que le roben el celular, no lo saque en la calle". Pues parece que la tan criticada e indignante frase célebre tiene mayores alcances si como el 'Tino', a cualquiera se nosotros se nos ocurre mostrar lo que tenemos. No importa si es un carro de dulces, porque en Tuluá afirman que hasta los vendedores informales les cobran de 5000 en adelante para dejarlos trabajar.
 
De todas formas no deja de ser extraño todo lo que ocurre, porque hasta el menos mediático de los colombianos sabe que Faustino tiene su finca de caballos, vive de la caña y ahora pretende hacerse célebre con su propia marca de condones (conocer la canción que inspiró el slogan).

Lo único claro es que ni con Santos, ni con Uribe, ni con los que los antecedieron este país ha dejado de ser amenazante. A pesar de lo lamentable de la situación, Colombia sigue siendo nuestro hogar y como tal, el lugar donde queremos sentirnos a gusto. Hay que seguir trabajando por conseguirlo, así a veces perdamos la esperanza.

Temas relacionados: