Se encuentra usted aquí

Esperanza Gómez: lecciones de porno, amor y madrazo

Entrevista con la reina del porno en Colombia.
Por
Redacción Shock

Por: Juan Pablo Castiblanco @kidcasti y Antonio “Rolo” Alarcón @elroleins
Foto por: Comes Cake @comescake / Producción: Oh Margot! @_ohmargot

LECCIÓN III: PORNO, AMOR Y MADRAZO

(VEA TAMBIÉN: 

LECCIÓN I: PONERSE EN CUATRO PARA VENCER LA TÍMIDEZ (NO ES SUFICIENTE)

LECCIÓN II: TODO LO QUE QUISO SABER SOBRE PORNO Y NUNCA SE ATREVIÓ A PREGUNTAR)

¿Por qué cree que la gente ve porno?
Porque todos en el fondo somos morbosos, y muchos no tenemos esas fantasías en la casa, entonces queremos vivirlas a través de alguien más.

¿A la gente le da pena aceptar que lo ve?
Sí, pero no es solo pena. Es más bien una cuestión moral. Es el tabú que debe estar en la estructura normal de la sociedad, y si te sales un poco de ella no sólo recibes el rechazo familiar sino también el laboral y social, que en cierta forma es el que más tratas de proteger. Mucha gente no lo admite porque ante la sociedad aún está mal visto que consumas porno.

¿Usted ve porno?
Sí, de todo tipo. 

¿El porno es una forma de aprender de sexo?
La verdad uno sí aprende

¿Qué aprende?
A variar en las posiciones, porque hay personas que son muy monótonas y otras van directo sin saber cómo tocar al otro, qué tanto hacerlo, cómo cargarla, dónde acariciarla. Conozco a una pareja que me dijo: “gracias a usted aprendimos un montón porque mi marido no pasaba del misionero”. El porno enseña a desinhibirse porque uno siente miedo y se contiene porque si hace algo de más puedan creer que uno es una perra pero no, existe la variedad y eso genera placer también.

Y así demuestra que el porno no es sólo para los hombres…
Exactamente. De hecho hay productoras que hacen un porno que va dirigido a las mujeres. Más suave, más bonito; en donde no las maltratan físicamente, ya que hay quienes se sienten indignadas porque las golpean o las cachetean. Hay mujeres a las que no les gusta eso.

¿El porno entrega una imagen de la mujer sometida o humillada? 
Hay compañías que son especialistas en filmar ese tipo de contenido porque todo el mundo tiene fetiches diferentes. Tu fantasía no es la misma que yo pueda tener. Hay productores que tienen como público el típico hombre al que le encanta ver a la mujer sometida y maltratada. Hay para todos los gustos.

¿Y usted, como mujer, cómo se siente al hacer parte de eso?
A mí la verdad me gusta sentir la fortaleza del hombre, pero no me gusta cuando ponen a la mujer en un nivel muy por debajo. Ver a la mujer sometida no me gusta. 

¿Cómo es su relación con el público que la sigue como estrella porno?
Tengo una fanaticada muy bonita que me respeta mucho. Por ejemplo, cuando hago shows, la gente se me acerca y le preguntan a mi marido, que siempre me acompaña en esas cosas, que si me pueden chupar una teta, si me pueden poner la mano en el trasero o en algún otro lado. Es gente que a pesar de mi profesión, en la que hay sexo explícito, es muy respetuosa. 

¿Qué tan difícil es hacer que la gente entienda que usted no es una puta sino una actriz?
Es muy difícil que alguien que no te conoce entienda que el porno no es prostitución necesariamente. Digo “necesariamente” porque hay actrices que también son prepago. Yo no me voy a poner a pelear con todo el mundo. El que crea que soy prepago o puta de malas por él. Yo sé que no lo soy y ya. No me interesa lo que digan o piensen. 

En el exterior usted es un símbolo del país ¿Cómo se siente en ese papel de embajadora colombiana?
Es complicado. Me siento feliz con mi trabajo pero hay gente que dice que es triste que a Colombia lo estemos vendiendo como el país de las putas, y sin embargo no es cierto que yo haya creado esa imagen. Yo no soy una puta y tampoco fui la primera actriz porno. Hay otras que ya llevan muchísimos años en la industria. Fui la primera que entró hablando en nombre propio. Yo me siento tranquila pero no es fácil tener a la gente contenta por la manera como se relaciona a Colombia con la prostitución a través del porno.

¿Por qué la latina se ha convertido en una nueva sensación dentro del género? 
Porque las latinas tenemos fama de ser mujeres tiernas, y a la vez ardientes. Esa historia vende.

Uno de sus sellos actorales ha sido el manejo del inglés ¿Cómo ha sido el aprendizaje, cómo lo ha estudiado y cómo lo ha utilizado en las películas?
Como no hablo perfectamente ha funcionado (risas). A mucha gente le gustan el spanglish y el inglés mal pronunciado. A los americanos les parece excitante. Muchos dicen que se excitan más al escucharme hablar que al verme tirar. Ha sido muy interesante.

¿Y ha intentado aprovecharse más de ese inglés a medias?
No. Yo he estudiado inglés pero no he sido muy constante. He aprendido cositas, la industria me aceptó y me sentí cómoda al ver que la gente también lo aceptó y le gusta que no lo hable perfectamente. Eso hace parte del personaje.

Y también se le salen algunos madrazos…
Es que yo soy muy grosera. La mayoría de mis fans, cuando me los encuentro por la calle, me piden que les grabe cosas como “hijueputa qué rico”. Les encanta el madrazo. Por ejemplo, en la industria en Estados Unidos, cuando uno tiene sexo con un negro, no se puede decir “negro”. Pero en las producciones a mí se me sale un “negro hijueputa” y eso para ellos está bien. (risas).

¿Y los gringos saben qué es lo que está diciendo cuando bota esos madrazos?
No siempre. Mirá que en las páginas los gringos preguntan qué significa ese “hijueputa” que suena tan bueno pero no saben qué es.

¿Qué es la fidelidad?
Todas las personas somos infieles, lo queramos o no. La infidelidad empieza desde el pensamiento mismo. En el momento en el que tú deseas a una persona o la mires y digas que te sientes atraída físicamente, ahí empieza la infidelidad. Para mí, en el momento en el que siento que la persona me está mintiendo, para mí eso es ser infiel. Por eso manejo una relación muy abierta con mi pareja en la cual nos contamos absolutamente todo. Mi pareja puede tener relaciones sexuales con otra persona pero me tiene que contar. Así no es infidelidad, si me lo oculta sí. 

¿Qué es el amor?
El amor es entrega, compromiso, honestidad, algo muy delicado que hay que cultivar. Es encontrar a la persona adecuada, a la que uno se le entregue, porque el amor es una entrega completa, y no es fácil.

¿Para usted qué es el porno?
Es una expresión de los deseos y de las fantasías de la mayoría de los seres humanos, porque en ocasiones no pueden cumplirlas en casa. Esas fantasías se hacen realidad a través de la pornografía. Nosotros hacemos gente feliz. 

LECCIÓN I: PONERSE EN CUATRO PARA VENCER LA TÍMIDEZ (NO ES SUFICIENTE)

LECCIÓN II: TODO LO QUE QUISO SABER SOBRE PORNO Y NUNCA SE ATREVIÓ A PREGUNTAR

* VOLVER AL ESPECIAL