Se encuentra usted aquí

Wonder Woman: una superheroína reinventada por el pilar de Breaking Bad

Por
Redacción Shock

Por: Mauricio Cárdenas - @ArkhamKOU

En 1940 todos los grandes superhéroes habían hecho su aparición en el mundo de los cómics, Superman, Batman, Aquaman, Green Lantern y Flash estaban ya dando sus primeros golpes en las viñetas, enviando un mensaje positivo y levantando la moral a un mundo en guerra. Por esa misma época, el psicólogo William Moulton Marston discutía en artículos académicos el potencial del cómic y esto llamó la atención de Max Gaines, a quien podemos llamar el “Padre del Cómic”, que decidió contratarlo como su asesor al mismo tiempo en el que le encomendaba una importante misión: crear un nuevo héroe con una característica muy particular y transgresora para la época, que fuera mujer.

Martson, con la ayuda de su esposa, empieza definir a esta superheroína, y para el 7 de diciembre de 1941 (día del ataque de los japoneses a Pearl Harbor) ya tiene lista su creación, la cual fue nombrada “Suprema”. Una mujer que en palabras de éste era  tierna, sumisa, amante de la paz, buena y hermosa, pero con la fuerza sobrehumana de Superman e increíbles poderes como la agilidad y la capacidad de obligar a los villanos a decir la verdad al atraparlos con su lazo mágico (en referencia a otra de sus invenciones: el polígrafo o máquina de la verdad), vestía con un traje que tenía los colores de la bandera de Estados Unidos y dos brazaletes de plata con los que podía desviar las balas. 

El nombre, al ser una clara referencia a Superman, fue cambiado por Wonder Woman (Mujer Maravilla) para debutar en la revista All Star Comic el 22 de diciembre de 1941. La historia empieza en una pacífica isla llamada Paraíso en la que, en plena Segunda Guerra Mundial, el piloto Steve Trevor, se accidenta y cae en aquel remoto lugar. Steve es ayudado por las amazonas una vez que juzgan que la seguridad de la isla no está en juego. Por medio de una dura competencia, Diana se impone con su fuerza y poder ante las demás contendientes, acompaña al piloto al mundo de los hombres para luchar a favor de los Aliados, no sin antes vivir un tórrido romance con el militar estadounidense. 

Durante la edad de plata, su origen fue reescrito, dotándola de una historia con un toque más místico (Nace por la bendición de Hera tras el deseo de Hipólita, reina de las amazonas, de tener un hijo) y recibiendo el don de la belleza de Afrodita, la sabiduría de Atenea, la fuerza de Hércules y la velocidad de Hermes, manteniéndose así hasta la década de los 70, donde renuncia a sus poderes y se transforma en una simple mortal, para retornar nuevamente en la década de los 80, con su traje y poderes restaurados gracias al éxito obtenido por Linda Carter en su show televisivo. 

Con lo nuevo de DC Comics titulado ‘The New 52’, Wonder Woman cuenta con un nuevo origen y nuevos poderes, siendo ahora la hija de Zeus junto a Hipólita, ganando los poderes de Gea, Atenea, Hestia, Hermes, Afrodita y también los poderes de su padre, y contando con nuevo armamento, como su tiara que puede convertirse en un boomerang y sus indestructibles brazaletes hechos de Aegis.

Luego de dar una no tan breve descripción de la historia de Wonder Woman, tenemos el anuncio de que Michelle McLaren será la directora de la primera película live action del personaje. La afamada directora, quien ha participado en series como ‘The Walking Dead’, ‘Game of Thrones’, ‘X Files’ y ‘Breaking Bad’ (por la que obtuvo dos premios Emmy), tendrá la responsabilidad de dibujar en el celuloide a la primer superheroína. 

Creemos que la escogencia de McLaren para dirigir la película no fue algo al azar, ya que, como su extensa hoja de vida lo demuestra, ha trabajado en varias de las mejores historias de ciencia ficción y sabrá llevar con un tinte muy realista la historia de Diana de Temiscira para que los aficionados no suframos una decepción como la que tuvimos con el Superman de Zack Snyder (aunque cabe resaltar que él va a ser uno de los productores del filme).

Y no es que El Hombre de Acero sea una mala película, solo que no llenó las grandes expectativas que nos planteamos con la resurrección del personaje. Un largometraje  plagado de efectos especiales, donde los protagonistas carecen de química, solo para llenar los vacíos de la historia, y coronada con una cantidad de ruido innecesario. Lo único rescatable son Russell Crowe y Kevin Costner como los padres del kriptoniano, y aunque nos amplió mucho más las razones por las cuales Jor-El salva a su hijo, nos dejó sin conocer mucho sobre la preparación y descubrimiento de sus poderes que es en sí lo que más atrae de los orígenes del boy scout azul y que esperamos que en la cinta sobre la amazona no falten, pues, sin duda, queremos una buena explicación de sus habilidades y origen. 

Por más de 70 años, Wonder Woman nos ha traído diversión y un mensaje de igualdad entre géneros, siendo una compasiva pero fuerte guerrera que se ha ganado con creces su derecho a ser uno de los iconos de la cultura del cómic y pop del mundo. Esperamos que McLaren sepa transmitir este mensaje con una buena película de la amazona que simplemente amamos.