Se encuentra usted aquí

Nuestro veredicto: Abajo el machismo, 'Los Cazafantasmas' no es un hueso

Una película muy divertida y atrevida que hace su propio camino con un humor pasado de tono y una posición sarcástica sobre la lucha de género y racial.
Por
Luis Fernando Mayolo

Con acusaciones de racismo y feminismo radical, era imposible no estar predispuesto hacia el pesimismo cuando me invitaron a la premier de la nueva versión de Cazafantasmas.Si a eso le sumamos las voces escépticas que condenaban la decisión de cambiar el elenco masculino por femenino, disfrazando el machismo tras un discurso en defensa del legado de sus dos antecesoras, el panorama era apocalíptico.

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito

Pero el cine siempre trae sorpresas y luego de una campaña de marketing tormentosa, las sensaciones al verla son muy positivas. Una película muy divertida y atrevida, que hace su propio camino con un humor pasado de tono y una posición sarcástica sobre la lucha de género y racial, rindiendo homenaje a sus predecesoras burlándose de su herencia clásica.

Por eso sus anteriores protagonistas aparecen como personajes secundarios que no tienen directa relación con sus personajes originales y no les tiembla la mano para rememorar espacios, personajes y decisiones narrativas de las dos versiones originales, con nuevas dosis de fatalismo, como cuando están buscando oficina y  no pueden alquilar el espacio que todos recordamos por falta de fondos y terminan trabajando encima de un negocio de comida china. Chistes sobre la estupidez de las selfies y pullas para los haters de las redes sociales y en especial de Youtube.

En ese camino ridiculizan los roles machistas preestablecidos por la sociedad y son ellas las que terminan contratando un hombre guapo como secretario y se toman el tiempo para morbosearlo, así sea un completo idiota. Pero aquí el humor, al igual que con el racismo, no lo sentí tan personal, porque es una burla más orientada a las malas prácticas arcaicas sociales arraigadas.

No es una obra maestra, pero supera con creces las expectativas, dándole al público más de lo que fue a buscar y esa ya es una victoria.

Por eso con el ánimo de prepararlos para el estreno este jueves 14 de julio, estos son algunos de los elementos que debería tener presentes de las películas originales y otros contextuales para disfrutarla plenamente. Se quedan por fuera demasiados, pero estos fueron a primera vista los indispensables:

El adorable y destructivo Muñeco de malvavisco 

Uno de los duelos memorables de la primera parte, cuando la presencia fantasmal toma su forma más destructiva luego de que el Dr. Raymond Stantz no pudiera controlar su imaginación ante la revelación del villano de turno: Gozer el Gozeriano. 

via GIPHY

Janine: la secretaria

Su acidez, sarcasmo y rebeldía ante el poder en esta película da paso al personaje de Kevin, interpretado por Chris Hemsworth. Su único rasgo común sea tal vez su aparente incompetencia para el cargo que ostentan.

via GIPHY

La incredulidad gubernamental por teorías de conspiración

Tanto en Ghostbuster 1 como en la 2, la burocracia local casi logra la destrucción de New York. En sus manos siempre ha reposado el origen del descrédito de los Cazafantasmas, tachados como vendedores de humo. Sería bueno poner atención en la historia de Lenny, el alcalde de la ciudad. En esta nueva versión podríamos hablar mejor de teorías de conspiración.

Pegajoso

Siempre será el símbolo más cercano de la relación de los héroes de Nueva York y los fantasmas. Una baba verde, pegajosa y amigable.

via GIPHY

El carro y el clásico recinto de los Cazafantasmas

Al mejor estilo del centro de operaciones de los bomberos con tubo incluido, este recinto es referente obligado del inicio de la aventura. Junto a él, no se nos puede olvidar el excéntrico carro estilo funerario, símbolo de su incomprendida cruzada.

Las armas de protones y demás gadgets

Equipos de protones, trampas, unidad contenedora, equipos medidores de radiación ectoplasma, guía de espíritus y demás. Así podrá identificar las novedades y la repotenciación de los equipos.

El Alcalde de las dos primeras películas de Tiburón (1975 y 1978)

Un referente a la burocracia, a la incredulidad y la negligencia ante una tragedia por venir.

El fantasma de la pintura

El villano fantasma de la segunda parte sale de una pintura. En esta película tendrá su guiño.

via GIPHY

El Logo clásico

Indispensable identificar el logo del equipo: el fantasma confundido atrapado dentro del símbolo de prohibición, realizado por el diseñador gráfico Michael C. Gross. En esta película sus protagonistas lo roban de un grafitero que lo dibuja en un muro del subterraneo.

Identificar los protagonistas clásicos

Identificar al Dr. Peter Venkman, Dr. Raymond Stantz, Dr. Egon Spengler y Dana Barrett para reírse un buen rato con sus apariciones. Un divertido respaldo a los Cazafantasmas originales y al eje de buena parte de los sucesos de las películas. Un desfile de estrellas, entre ellas Bill Murray y Sigourney Weaver.

via GIPHY

Publicidad