Se encuentra usted aquí

.

¿Téo?: un americano-colombiano

Con la ciudad de Los Ángeles y las montañas de Marinilla como fuente de inspiración, ¿Téo? fusiona el bossanova, el hip-hop y las músicas latinoamericanas.
Foto por: 490tx
Foto por: 490tx
Por
Redacción Shock

Por: Vanessa Velásquez Mayorga // @vanessavm__

Mateo Arias, ¿Téo?, es un cantante y actor colomboamericano que está muy orgulloso de sus orígenes. Nació en Atlanta en 1995 en el corazón de una familia paisa que se había radicado en los Estados Unidos y que mantenían las costumbres colombianas. “Creo que mi papá solo quería encontrar oportunidades en Nueva York. Mi mamá solo fue de visita, se conocieron y allá se quedaron”, cuenta.

¿Téo? no es un hijo de colombianos que vive en Estados Unidos. Él es un americano colombiano, como dice en su canción, Américano, que suma más de 100 mil reproducciones en Youtube. En 2017 publicó Uno Dos, su single debut en el que colabora con Jayden Smith, y que con una base de bossanova, beats de hip hop y la potente voz de Mateo lo han puesto en el radar de músicos alternativos para tener en la mira. En 2018 publicó su primer álbum, ¿Téo?, y está trabajando en un nuevo álbum para este año del que ya compartió un primer sencillo, UNI2. Con la ciudad de Los Ángeles y las montañas de Marinilla como fuente de inspiración, ¿Téo? fusiona las músicas latinoamericanas en un estilo que él llama “neo-americano”.

¿Cómo fue crecer en EE.UU. con una identidad latina?
Es interesante porque yo me siento tanto colombiano como americano. Yo nunca tuve la psicología ni la idea de que soy colombiano y no americano. Yo nací en los Estados Unidos y me sentía muy relajado, muy conectado con la cultura americana. Fui creciendo y escuchando música en inglés, tenía amigos americanos. Siento que crecí con una idea muy fluida que era muy intercambiable, nunca tuve la idea de ser colombiano en los Estados Unidos. Yo soy muy orgulloso de ser colombiano y de tener la cultura que tengo, y también siento que es importante la oportunidad que tengo de poder comunicarme con los dos países. De poder comunicarme con la persona que no habla español o con una persona que hable español y no hable inglés. Me siento muy orgulloso de poder conectar la energía. 

¿Qué tan presente estuvo el folclor colombiano en su vida?
Creciendo la familia era colombiana al 100. Lo irónico era que nosotros en las navidades le rezábamos al Niño Jesús pero era Santa Claus el que nos traía los regalos. Teníamos una mezcla muy rara, muy interesante. Yo escuchaba la música de mis tíos, la cumbia, la salsa, los hits de la época de mis papás. Crecí con Shakira, yo sé que Ricardo Arjona no es colombiano pero también escuchando artistas como él. Crecí con familia, con inspiración y con corazón colombiano. Y sigue siendo así. 

¿Ha pensado en vivir en Colombia?
A principios de este año quería irme pa' Medellín. Quería rentar un apartamento unos dos, tres meses y dedicarme a crear música. Todavía tengo esa idea, obviamente con todo lo que está pasando no he podido, pero claro, me encantaría. Mi mamá tiene una casita en Marinilla, de vez en cuándo vamos allá y nos quedamos como dos o tres semanitas y yo hago música, me encanta componer allá porque me da una inspiración diferente. Bastantes de las canciones que más me gustan las he compuesto en Marinilla. Me encantaría ir a vivir a Colombia, me gustaría tener más amigos colombianos. 

¿Qué lo enamora de Marinilla?
Yo no crecí en Marinilla, yo iba a Medellín o a Rionegro, pero no sé por qué mi mamá encontró una casita en Marinilla hace como 7 u 8 años. Primero me encanta como suena, por eso siempre digo Marinilla en las canciones, porque me fascina por alguna razón como suena, Marinilla. Pero también es un pueblo muy lindo, me encanta la energía, es relajado, la gente es bacana. Le tengo amor a Marinilla. Me parece muy bacano. 

También me fascina Medellín. Yo extraño todo, la gente, la comida, la jerga, es más que todo el corazón colombiano. Y cada vez que voy a Medellín me siento energizado.

¿Y otras ciudades de Colombia?
Estuve en Bogotá con mi hermano en octubre pasado filmando una película que se llama Blast Beat que se estrena, si Dios quiere, este año y la pasé también muy bien en Bogotá. Me pareció también muy bonito. La película empieza en Bogotá y nosotros empezamos a filmar en allá, y en la película la familia de nosotros se muda a Atlanta y allá filmamos la segunda parte de la película en Georgia. Vi la película en Sundance en enero y me pareció increíble. Estoy muy contento de cómo salió, no puedo esperar hasta que la gente la pueda ver.

Kali Uchis también sale en la película. ¿Cómo fue la experiencia de compartir set con otra persona con un origen similar?
Fue interesante porque nosotros nos llevamos muy bien y nos entendíamos de inmediato, la historia de cada uno era similar, aunque también era diferente. Creo que era la primera película que ella hacía, tuvimos la primera escena juntos y le fue super bien. Es una actriz muy buena, ojalá que haga más películas porque le fue muy bien. Me gustaría hacer música con ella algún día. Ya después de la película somos amigos, vive aquí cerquita en Los Ángeles, de vez en cuándo nos vemos. 

¿Con qué otro artista colombiano le gustaría colaborar?
Cuando estuve filmando la película me mostraron una canción de un man que se llama Crudo, Crudo Means Raw. Me pareció muy bacano, me encantaría hacer un tema con él. Los obvios como Balvin y Maluma, me parecen bacanos también. Aquí encuentro artistas diferentes y nuevos todos los días, yo creo que me gustaría encontrar un artista, no sé cómo se dice en español, en inglés se dice up and coming. Me gustaría encontrar un artista que quizá en este momento no conozco. Manuel Medrano también me parece super bacano. Y artistas que no son colombianos, como Ricardo Arjona, me encantaría. Yo crecí escuchando a Ricardo Arjona, me parece un bacán ese man. 

¿Qué tan distinta cree que hubiera sido su carrera de haber crecido en Colombia?
Yo creo que sería una persona totalmente diferente porque la ciudad en que uno vive es todo. Uno se inspira de la gente, de la cultura, del idioma. Quizá yo tendría un modo de pensar totalmente diferente. Creo de pronto hubiera encontrado la música, pero quizá sería más reggaetonero, aunque también me gusta el reggaetón y tengo mi propia forma. Si yo me hubiera criado en Colombia sería totalmente diferente. La experiencia, la vida, el modo de pensar. Todo. Será en otra vida. 

 
Más contenido sobre: