Se encuentra usted aquí

Cheat codes en los videojuegos: ¿qué tan válido es usarlos?

Para muchos, meter códigos en los juegos es equivalente al dopaje en el deporte. ¿De qué lado está usted?
Por
Arkham

Los cheat codes siempre han sido una parte importante del desarrollo de los videojuegos; son una puerta trasera que le ha permitido a muchos evaluadores probar rigurosamente las mecánicas de los juegos en busca de errores y defectos de diseño, para corregirlos antes de lanzarlos al mercado. Sin embargo, muchos jugadores no pueden vivir sin ellos. ¿Trampa o no?

Por: Arkham // @ArkhamKOU

En el inicio de los videojuegos el proceso de almacenamiento en realidad era muy sencillo. Se guardaba la totalidad de los valores numéricos en la memoria RAM y, antes de ponerlos a correr, se reprogramaban los detalles que se necesitaran modificar como más vidas, más dinero o lo que el jugador llegase a necesitar.

Pero no fue sino hasta que Kazuhisa Hashimoto, uno de los desarrolladores de la saga Gradius, al darse cuenta de lo difícil que era el juego en las pruebas, creó el más famoso de todos los cheat codes, ↑ ↑ ↓ ↓ ← → ← → B A, más conocido como el “Konami Code”. Ahí se dio inicio a toda una carrera de trucos y facilidades que muchos de los jugadores aprovecharon y otros tantos señalaron con odio repudiando a los que los utilizaban.

Y es que fue a partir de ese momento que la cultura del cheat gaming entró con fuerza en la industria. Revistas, guías, hacks, cartuchos, sitios web, grupos de intercambio y programas de televisión como Cheat!, que se mantuvo al aire por casi 7 años en la televisión norteamericana, hablaban de esas mañas. Muchos justificaron el uso de estos trucos como ayudas para pasarse los juegos para aquellos jugadores casuales que no contaban con el tiempo para completar los títulos al 100%. Otros tantos agradecían a los desarrolladores el no remover esos trucos porque les permitía expandir su forma de jugar.

Los métodos más recurrentes que existen para modificar los juegos son la edición de memoria, (modificar los valores de los stats en donde el juego guarda la información) directamente o con algún software de edición. Otra forma es modificar el código durante el juego por medio de consolas de edición y, la forma más molesta de todas, es el uso de BOTS que son programas que emulan de alguna forma el comportamiento humano para realizar algunas tareas repetitivas que se necesitan en los juegos en línea.  

Muchos de los juegos modernos ya no permiten el uso de cheat codes, a menos que se usen para desbloquear contenidos secretos. Gracias al sistema de logros en línea y tiempo real es mucho más fácil detectar si algún jugador está haciendo trampa. En la actualidad, gracias a la profesionalización de los videojuegos y al impulso de los eSports como disciplina deportiva, que incluso se está pensando en incluir en los próximos Juegos Olímpicos, el uso de cualquier hack, cheat, aimbot, macro o ayuda especial para tener ventaja está más que prohibida y podríamos considerarlo como el uso de esteroides electrónicos.

Así que ya saben: nada mejor que mejorar sus habilidades, practicar mucho y evitar el uso de cheat codes para ser de los mejores ciudadanos de la Asus Republic of Gaming.

Recuerden que pueden ganar una ASUS ROG Zephyrus GX501VI-GZ024T, la máquina soñada de los gamers, si siguen las instrucciones que están en Diegover y buscan las pistas en todos los capítulos.

 

Temas relacionados: