Se encuentra usted aquí

The Castles: la música los hizo grandes

La banda bogotana lleva una década en la música. En el 2019 estrenarán su primera placa discográfica.
Foto Daniel Álvarez //  Banda The Castles
Foto Daniel Álvarez // Banda The Castles
Por
Alfred Lord

Parece que Pablo, Miguel, Sebastián, Julián, y Juan Diego estaban destinados a la música. Desde su infancia estuvieron en un ambiente totalmente musical, rodeados de familiares que tocaban instrumentos y cantaban en sus reuniones. Sus ídolos fueron los Beatles y los Rolling Stones, que los inspiraron con la música y la formación. Estos grupos británicos les dieron un mensaje claro: los cuatro podían hacer música y no necesitaban de nadie más.

Precisamente su debut fue en el escenario cómodo de la sala de su casa, cuando no superaban los 10 años de edad. Reunieron a la familia y cantaron los éxitos de los Beatles y un par de canciones que se habían arriesgado a escribir. Con la aprobación de su público, se animaron a prepararse y a pulir la composición para así plasmar todo lo que pensaban en las letras de sus canciones.

Fotos Daniel Álvarez // @daniel.alvarez9

Tienen claro que todo ha sido un proceso, con desafíos que los han formado en lo personal y musical. Sobre todo, porque pasaron de la niñez a la adolescencia y la adultez acompañados de música que fue cambiando mucho y con la que construyeron una identidad propia. Juan Diego se dejó seducir por el hip hop y el rap, Julián también hizo lo suyo con el sonido urbano que lo utiliza un poco en la batería, Pablo se quedó con el primer amor de los Beatles y Sebastián tiene en su playlist desde Coldplay hasta los grandes del reggae. Esa mezcla les permite mantener un sonido propio desde sus influencias.

_dea9467-editar.jpg

Por eso cuando se les pregunta sobre una definición de su sonido, se inclinan por pop, que es un género que se nutre de otros. Al principio sonaban a rock, después a pop con electrónica y luego hip hop y rap que está presente en su sencillo Sale el sol.

Nos reunimos con ellos para hablar de los proyectos musicales que los tienen ocupados por estos días antes del lanzamiento de su álbum debut. Aunque ellos ya habían lanzado varios Ep, este trabajo es la primera placa discográfica de este cuartero que creció cronológicamente de la mano de sus canciones.

¿Qué sonidos están presentes en esta nueva etapa de The Castles?

Hoy el sonido depende de la canción y del disco. Este nuevo álbum tiene un sonido y seguramente el que sigue tendrá otro, pero siempre con la esencia de The Castles.  No queremos casarnos con nada ni meternos en una cajita, sino que hacemos lo que nos gusta con un sonido propio. Seguramente hay aspectos y estilos de otras bandas, pero la esencia está en la manera como lo interpretamos, la forma en la que decimos las cosas, como escribimos y como interpretamos los instrumentos. Cada uno le pone su sello personal y evidentemente es pop, si le metemos un beat urbano, no nos vamos a solo ese sonido, tenemos guitarras de flamenco, electrónica, balada pop, dependiendo de la canción.

Las letras también han evolucionado, ¿De qué hablan ahora?

Juan Diego, que es el principal compositor, llega con muchas ideas semanales y todas son diferentes. Tus ojos, tiene ukelele y fue escrita con guitarra y voz, y las que son un poco más urbanas se alimentan de muchos ritmos.

Las letras del disco, que va a salir en el 2019, hablan de la adolescencia y la importancia que tiene inevitablemente el amor en nuestras vidas. Estamos en un proceso creativo y ahora las letras también se van hacia un lado más crítico, pues hablamos de las cosas que nos preocupan, el día a día con todas las emociones que trae y con el que mucha gente se puede sentir identificada. Lo que estamos haciendo este año para alimentarnos es ver lo que trae cada día, cosas y detalles de la vida.

_dea9482.jpg

¿Qué los inspira?

Creo que cogemos cosas de Bogotá y de muchos lados de Colombia y hasta de afuera, todo hecho con nuestro sello, y diciendo lo que queremos expresar. Estamos al tanto de todo lo que sucede en la música tanto lo comercial como lo independiente, intentamos traer todo ese sonido al pop. En el disco se refleja ese toque de originalidad, lo que hicimos con las canciones urbanas. Conseguimos hacerlo de una manera auténtica, metiendo guitarras y un nivel armónico que no es normal en ese género y tal vez en los próximos discos la diferencia va a estar en las letras.

¿Cuántas canciones seleccionaron para el álbum?

Son 11 canciones, 5 que ya hemos lanzado y 6 nuevas. Estamos emocionados, es nuestro primer álbum. Cuando empezamos hace 10 años, uno de los sueños era el primer disco, y ya se materializó.

Han podido crecer de la mano con la industria musical ¿Cómo la ven?

Hay mucha gente haciendo esfuerzos que hay que aplaudir, porque le aportan a la industria y al público que consume música en general. Por ejemplo, en YouTube hay videos de personas que hacen críticas constructivas de la música, en los festivales hay un movimiento chévere, hay buena participación de artistas colombianos. Es un trabajo constante que hay que seguir apoyando, hay falencias como en todo, corrupción, o gente haciendo cosas que no tienen nada que ver con el arte.

¿Qué recuerdan de esta década en la música?

Hace 10 años el mundo y Colombia estaban en esa transición de pasar del Cd a las descargas digitales. Las disqueras no sabían que hacer, nadie estaba comprando música, y esa etapa fue dura, nadie sabía para donde iba a ir, y las redes sociales no eran predominantes. Nosotros vivimos esa transición, donde se organizaron las disqueras con descargas digitales y se crearon plataformas musicales, llegó YouTube que significó una gran plataforma para los artistas, fue un proceso que vivimos, hemos visto los cambios. Incluso cuando uno pensaba en industria, eran solo cuatro artistas los que sobresalían, hoy estamos en el ojo del huracán. Hay un boom colombiano fuerte y nosotros estamos en esa ola, la hemos visto crecer y va a durar un buen tiempo.

_dea9521.jpg

¿Qué ha sido lo más significativo de la era digital?

Llegar al mundo. Por ejemplo, en Spotify las canciones llegaron a 63 países, cuando antes era imposible solo viajar a Latinoamérica, tienes que llegar primero en físico. Apoyamos las redes digitales, pero preferimos estar face to face en algunos casos y por temas de música todo se conecta en un instante. Las redes sociales son una gran herramienta, que no debe de ser el fin sino el medio, y no es nuestra meta tener números. El valor de las cifras en digital ha cambiado el valor del artista.

¿Qué los tiene ocupados ahora?

A nivel creativo estamos organizando muchas cosas, haciendo una fusión entre decir cosas relevantes y cosas de la cotidianidad. Queremos que el contenido tenga sustancia y poder impactar un poquito de manera más frontal la situación del país. Es nuestro deber como ciudadanos y como artistas, hablar de educación y de todos los temas que no deja de ser muy importantes. No ver al arte y al artista como simple entretenimiento, que el artista diga algo, no necesariamente tiene que ser político para darle un mensaje al público. En lo musical, se viene el álbum Lo que nunca te dije y estamos organizando una gira por España en junio.

Temas relacionados: