Se encuentra usted aquí

Soles Negros, el disco que hizo madurar a Oh’laville

El tercer álbum de la banda es una mezcla de oscuridad y música exquisita
Katerin Fresneda
Katerin Fresneda
Por
Johana Arroyave

Oh’laville lanzó Soles Negros, su tercer álbum, en el que hacen un repaso bastante introspectivo de su música, de su crecimiento personal y artístico. Un disco íntimo y oscuro que empezó marcando una diferencia de sus últimas canciones, de sus dos álbumes anteriores y el que los hizo volver a su esencia.

Por: Johana Arroyave @JohanaArroyave - Fotos: Katherine Fresneda - @ktfresneda 

Oh’laville hace parte de ese grupo de bandas independientes que a punta de trabajo se ha encargado de fortalecer la escena. Paso a paso han ido cimentando una identidad que en cada álbum se hace más visible. Soles Negros, su último álbum es la prueba viviente de esto.  De entrada, es un álbum fuerte, con distorsiones de guitarra y bajo, la compañía insistente de riffs nos traslada por momentos a un ritual oscuro y a esa parte de la tarde que nos indica que el día se está yendo.

Fueron dos años de echarle cabeza a lo que sería este nuevo disco y de trabajar en cambiar un concepto de música que se quedó implantado tras su segundo álbum Anaranjado. El proceso empezó con Magia Negra, una canción con una propuesta muy contundente que los sacó de ese universo tranquilo, la oscuridad y el riff pesado de la nueva canción les abrió el camino de lo que sería hoy Soles Negros.

“Es como el por fin cerrar un ciclo que nos tomó mucho tiempo, que nos desmarca bastante y nos aleja muchísimo de lo que era la banda hace 4 años”

Si hay algo que aplaudir es que cuando se dijo "cambiar", Oh’laville se puso la diez. Aunque existen algunas coincidencias en cuanto a sonidos con su álbum anterior - las primeras canciones son muy cálidas, como la parte uno de Anaranjado y las finales más oscuras-   todas tienen una instrumentación distinta, unos sonidos más sólidos y una madurez musical que nos deja ver cómo les han servido los años recorridos. Sin lugar a dudas este es un disco lleno de misticismo y de magia el cual nos pusimos a descifrar track por track con cada uno de los chicos de la banda.

(De esta entrevista hicieron parte: Mateo París (voz y guitarra), Andrés Toro, (guitarra y coros), Andrés Sierra, (bajo y coros) y Luis Lizarralde, (batería).

ohlaville_-soles_negros_-_shock_-_katerin_fresneda_2.jpg

 

“La vida nos escupió hacia la adultez forzosamente”

 

¿Cómo han cambiado ustedes desde Anaranjado?  

Soles Negros es esa parte oscura que nos aleja por completo de Anaranjado. Todos en estos dos o tres años, que fue desde que acabo el proceso de Anaranjado, cambiamos muchísimo en muchos sentidos.  A todos la vida nos escupió hacia la adultez forzosamente y vimos lo de ser adultos en serio. Mucho más allá de haber salido de la universidad, como que arrancamos a vivir un montón de cosas, arrancamos a girar y a tocar por Colombia y empezamos a vivir cosas que como banda no habíamos vivido nunca.

Este disco arrancó con Magia Negra y estábamos pasando un momento con la banda un poco extraño. Unos queríamos hacer música más pesada y otros querían hacer algo completamente distinto.  De ahí arranco el disco y como duro tanto tiempo, nos capturó en distintos momentos, Primero salió Magia Negra y después fue Primitivos, bajo ese ritmo queríamos mantener el álbum, pero luego se nos salió lo melódico, lo colorido y terminamos haciendo una canción un poco más pop. Pero cada una de las canciones plasmadas es la recopilación de estos años de trabajo y de pasar por una transformación en nuestras vidas muy importante.

Primitivos

Es una canción que nos genera mucha felicidad porque nos recuerda mucho a las giras. Está muy ligada con viajar, como con esa aventura y con todas esas cosas que empezamos a descubrir en la carretera. El proceso de creación o la idea principal la trajo Mateo y desarrollos un groove para desmarcarla del riff principal que era muy rock and roll. Y terminó esta canción tan visceral que tiene este coro que planea, una letra que a primera oída es muy mística pero que cuenta una historia con mucha sutileza.

No ha muerto el sol

La letra de No ha muerto el sol está muy pensada en ese punto del día donde ya se está haciendo de noche y digamos que es inminente la oscuridad, plantea como une eje central del disco que tiene que ver con la noche. Nos pusimos un poco en esa perspectiva de un momento donde no hay reversa, donde ya todo se fue al carajo y esa sensación de decir, "no importa". O sea, como que todo va a estar bien a pesar del caos. En ese sentido tratamos de hacer una canción fiestera pero muy pesada, entonces rítmicamente está Luis en la batería haciendo una cosa tropical casi salsera y montamos la banda sobre eso. Cada uno en su lenguaje tratando de hacer una cosa supremamente estridente y visceral.

En ese momento del disco también de alguna forma estábamos pensando en "hey nos vamos a ir a la noche, pero todo bien".

 

En El mar

Uuuuuuuuuuuuuu (risas)

Esta canción define lo lindo de darnos cuenta que también podemos hacer pop. Para mucha gente Oh’laville tiene mucho pop pero yo creo que nunca nos habíamos acercado tanto a ese género como lo hicimos con En el mar. Mucho más allá de la colaboración de Juan Pablo Vega, la canción misma es súper popera. Tiene una cosa muy bonita que es algo que pasa como primer referente en Every breath today, The Police que es una canción que se oye bonita, como que uno sonoramente la entiende súper romántica, pero sinceramente no lo es, la letra de esa canción es bien oscura, en el caso de En el mar no es tan oscura pero sí es muy melancólica.

ohlaville_-soles_negros_-_shock_-_katerin_fresneda_5.jpg

 

Navegantes

Es una canción bien importante en el sentido de lo que tiene de experimental el disco, es la primera canción que Andrés Sierra trajo como una idea a siete y una melodía acomodada con un groove tropezado. Ahí dijimos tenemos un coro lindo de resto hagamos lo que queramos, entonces arrancamos y montamos. Hicimos una canción en la que nos dimos el lujo de experimentar un montón. De hecho, Navegantes llega al minuto dos y de ahí en adelante es una sección instrumental con voces y experimental. Creemos que eso le dio la entrada a la forma de abordar otras canciones que vinieron en este disco después.

Por otro lado, esta canción nos da a nosotros algo y es que nos sentimos orgullosos de un aporte como nuestra identidad que es bien importante, como que si a uno le está sonando distinto o de una forma bien especial, Navegantes es la puerta para abordar las canciones de otra forma y de meternos al estudio a experimentar y a hacer lo que queramos de las canciones.

 

Olvida la tierra

Olvida la tierra es una canción que llegó al principio de este proceso de Soles Negros. Llegó cuando creamos Magia Negra y fue una canción que montamos dentro de esa primera tanta de “tenemos estas vainas nuevas” y no cuajó, pero siempre fue una canción con un misticismo y con algo que nos parecía demasiado llamativo así que nunca la quisimos descartar del todo. Cuando llegó la hora de entrar al estudio después de grabar el maxi single de Primitivos, dijimos “rescatemos esas canciones, terminémosla, no seamos perezosos”, y Olvida la tierra se convirtió en una canción que también es muy fiel a nuestra identidad artística y a una sed de buscar universos que no sean tan obvios. Al final incluso siento que esa canción está como entre los años 70 porque es muy psicodélica, pero al mismo tiempo tiene una oscuridad en armonías, en timbres que al final la hacen muy interesante.

 
Oh’laville presenta su nuevo álbum en vivo

¡En vivo con Oh'laville! Una de las caras del rock alternativo colombiano nos presenta su nuevo álbum ‘Soles negros’. ¿Qué canción quieren que toquen en vivo? #StreamingShock ¡En alianza con Smoking Molly!

Posted by Shock.co on Tuesday, June 18, 2019

Sirenas

Es la única canción del disco que tiene kilometraje en tarima, parte de las cosas que teníamos en la cabeza cuando estábamos sacando el disco nuevo era "canciones para en vivo". Pasar a girar implica una responsabilidad con el público, es muy distinto lo que pasa en estudio a lo que pasa cuando tienes personas en frente y Sirenas tenía un tempo chevere y antes de que existirá la canción final ya estábamos tocándola en vivo e incluso llegó a ser una canción que la gente ya pedía.

Además, está canción nos hizo una ruptura como banda en el sentido de que siempre fuimos de sonidos muy orgánicos más allá de los instrumentos acústicos o eléctricos, siempre queremos liberarnos de las máquinas y acá nos dimos cuenta que pasaba una cosa si montábamos una maquina en la banda y otra muy distinta si la banda se montaba encima de una máquina y eso hicimos.

 

Magia Negra

“somos fans de nosotros mismos”.

Magia negra fue la primera canción de todo el proceso de Soles Negros, la primera canción que desmarca fuertemente lo que era la banda antes. Sigue siendo una de las canciones más pesadas del disco, súper distorsionada, súper agresiva y esta canción en particular junto con No ha muerto el sol, se construye a partir de un patrón o de uno de los patrones de un ritmo cubano que es el bembé y es una de nuestras favoritas para tocar en vivo.

 

ohlaville_-soles_negros_-_shock_-_katerin_fresneda_7.jpg

Fiel al fuego

Es la canción más balada pero no es una balada. Cuando la canción llegó era una canción muy bonita pero la montamos de una forma en el ensayo y de hecho dijimos: "esta canción se podría convertir como en un single de esos baladosos" y la montamos así pero esa canción es la que definitivamente se volvió otra cosa en estudio.

Dedicamos mucho tiempo a pulir a la banda en estudio y meternos a grabar, por eso mismo este disco tenía ese tono un poquito más experimental, estábamos mucho más libres a mirar qué pasaba cuando nos metíamos ahí y Fiel al fuego dio un giro de 180 grados y se volvió una canción que realmente nos empuja como banda en cuanto a la producción musical de las canciones.

Alas al sol

Fue todo un debate, hay muchas canciones que llegaron desde el principio y Alas al sol también está en los ensayos hace mucho tiempo. Fue una idea que trajo Andrés Toro hace rato pensando en explorar nuevos horizontes, él la trajo en un sintetizador; Andy tiene algo y es que cuando trae las melodías son unas melodías que no son tan obvias y realmente eso es una genialidad. Esta es una canción con una riqueza armónica muy impresionante y que se sostenía, nunca salió del disco. Es una canción que terminó siendo casi que de elevación, de trascender y siento que como cierra el disco, en un futuro la gente va a oír el Soles Negros y va a decir: "había un camino que marcaba esta canción". Esta canción eleva un poco a la banda y la sensación que queremos generar en la gente es esa. Habla del sol otra vez, pero en una forma muy bonita, como de ir hacía él, como de viajar otra vez y musicalmente tiene una cantidad de cosas muy curiosas: sintetizadores sin miedo, grooves de bajo y batería muy al piso y unos sonidos de guitarra que si uno se pone a oírlos puede llevarlo como a un rock argentino pero sin caer en obviedades.

Esto no es algo completamente nuevo, pero no son las obviedades que uno oye en la música, es un cierre perfecto para todo este proceso.

ohlaville_-soles_negros_-_shock_-_katerin_fresneda_12.jpg

Vea también: nuestras reseñas de discos colombianos  

Temas relacionados: