Se encuentra usted aquí

.

Wonderfox nos enseña ‘Cómo entrar y salir de un laberinto’

La cantante colombiana estrena su primera placa discográfica, un álbum que sirve para hacer catarsis y salir de momentos oscuros.
Foto Arturo Bengoa Cortesía Wonderfox
Foto Arturo Bengoa Cortesía Wonderfox
Por
Alfred Lord

Isabel Valencia aprendió a tocar guitarra y bajo a los trece años. La música en ese momento era su eje y en el colegio exploró otros instrumentos como la batería, lo único que no tocaba bien hasta hoy según ella es el piano. En su natal Medellín, a finales de los 90, tuvo su primera banda con apenas 15 años, era una banda que tocaba canciones con mucha influencia de Oasis, pero se disolvió rápido. Después pasó a ser parte de una banda tributo a Pink Floyd, y siguió a otra con sonidos góticos. Pasar por estos proyectos con diferentes sonidos le voló la mente y decidió irse a Estados Unidos a estudiar Ingeniería de sonido. En esa época no existía la carrera en Medellín, por eso salir del país era una buena opción, pero el valor de la ingeniería se salía de su presupuesto, entonces decidió estudiar música en el college y desde ahí no ha parado de hacer música. Hablamos con ella desde acerca de su propuesta y de todo lo que implicó hacer Cómo entrar y salir de un laberinto, su álbum debut.

¿Con todas esas influencias musicales, qué banda la marcó?

En esa época todo lo que sonara diferente al vallenato, la salsa o la guasca me atraía. La primera canción que escuché en inglés fue Dancing queen de ABBA, me encantó y todavía me encanta. Tengo dos hermanos mayores que empezaron a traer música de The Cure, Pixies, Nirvana, The Jesus and Mary Jane, Soundgarden, Pearl Jam, mucho grunge. Luego empezó la parte gótica, protagonizada por The Cure, Siouxsie and the Banshees, era una riqueza musical que me amplió bastante el mundo, sumado a las canciones que sonaban en la radio. Eso me hizo valorar la música. Yo creo que la banda que más me impactó y es mi favorita es The Cure, siempre decía: quiero montarme a un escenario y tocar así como ellos. Luego vi a Depeche Mode, se me fue por ahí la onda, y años después conocí a Pink Floyd.

¿Cuándo nace Wonderfox?

Mi idea al principio era ser solista. Tengo algunas canciones escondidas en la web de ese comienzo, no les voy a decir cómo se llaman, pero algún día lo encontrarán, las hice en inglés. Pero después me di cuenta de que así yo haga todas las canciones y toque los instrumentos con toda la energía y el amor, yo necesito un equipo para trabajar. Se me hacía un poco egoísta de mi parte ponerle al proyecto solamente Isabel Valencia, para mi Wonderfox es como un colectivo, es mucha gente que se une para que esto suceda y no lograría ser producido sin las manos de muchos que nos apoyan.

arturo_bengoa_guayavito_85.jpg

¿Y quienes hacen parte de este proyecto?

Para este primer álbum yo estaba trabajando con el productor y amigo brasilero Tiago D'Errico, con él hicimos el primer EP. Íbamos a seguir trabajando, pero para este álbum él estaba súper ocupado y siento que en ese momento el universo me dio un empujón para hacer las cosas, compré una computadora, me bajé programas para la edición de música y empecé a aprender de tutoriales hasta las cosas más mínimas, instrumento por instrumento, y me encantaba, me hacía muy bien aprender esas cosas que me apasionaban. Le mostré a un amigo parte del demo y me dijo: está bien, pero trabájale más. Mis amigos también empezaron a aportar mucho y Nico Staub que es el ingeniero de este álbum, fue un apoyo muy grande, él conoció las canciones en acústico, yo siempre por lo general siempre escribo primero mi voz y guitarra acústica, la canción en sus huesos. La pre-producción la hice en mi casa, grabé los bajos, programé las baterías, teclados, las bases de las voces, guitarras acústicas, se las presenté a Nico y me dijo no le cambiaría nada, vamos simplemente a pasar lo digital a análogo. Pasamos lo de la computadora a amplificadores, lo volvimos a meter a la computadora y así suena más orgánico, él hizo su magia de ingeniería y lo mandamos a masterizar en Argentina con Mike Odone. El sonido que tiene me hace sentir bastante orgullosa porque no tenía planeado grabar todo el álbum, pero siento que fue lo mejor porque salió todo lo que yo sentía que tenía que estar en una canción. Por ejemplo, hay cosas en las canciones que yo plasmé con un sentido, no solo por adornar la canción sino para darle sentido, la canción Crees que puedes justo antes de poder, es un mantra, estoy aprendiendo a meditar y me di cuenta de que se usan frecuencias constantes, unísonos, para que uno entre en concentración, en un trance. Le puse un tambor profundo y así hay varias canciones que para mí evocan sentimientos sonoros.

¿Qué quiera contar en ‘Cómo entrar y salir de un laberinto’?

En Colombia y en muchas partes del mundo hemos crecido con drama, con miedo, y así no queramos y nos digan que pensemos positivo, sabemos que todo el tiempo no se puede. Yo ya tenía muchas secuelas mentales de muchos miedos que de hecho hoy en día a veces aparecen y empiezan a surgir y les hago frente. Este álbum habla de cómo entré a un nivel mental y me dejé llevar por la ansiedad y la depresión, pensé que nunca me iba a pasar, no entendía a las personas que pasaban por eso, y decía que es una bobada, pero pasar por eso, sentirme vulnerable y ahora tener la valentía de sacarlo y plasmarlo en este álbum, creo que he revelado demasiadas cosas sobre mí. Al final digo, es que soy un ser humano y está bien no estar bien todo el tiempo, la vida es así, tiene contrastes. Lo importante es no quedarnos ahí todo el tiempo y encontrar la paz entendiendo de que todo es pasajero. Si estamos pasando por un mal momento, no es para siempre, eso te hace valorar mucho más las cosas.

¿Cómo fue el ejercicio de grabar todo para el disco?

Cuando estaba grabando una canción tenía la base de guitarra y voz, entonces en el programa que estaba utilizando probé todos los sonidos de guitarras que son casi 100, me pasaba horas buscando el sonido perfecto de la guitarra. Cuando la encontraba la plasmaba y con los bajos era lo mismo, terminaba de grabar el bajo y se me venía alguna melodía y sentía como si algo instintivamente me decía mete esto aquí, o esto acá y se iba como desarrollando un cuento, como hilando algo. La misma canción me mostraba el paso. Con las baterías yo las programé en la computadora, buscando ritmos raros. Cuando llegué al estudio las baterías las grabó Abel Sánchez, un músico nacido en Estados Unidos de padres mexicanos, fue muy enriquecedor.

¿Cuánto le tomó tener listo el álbum?

Duró casi un año y medio. Todos los días llegaba del trabajo y me quedaba por horas, igual el fin de semana, paraba solamente para comer y ya, ni salía de la casa. Pero me gustaba mucho, estaba en un lugar dónde no quería salir, no veo la hora de empezar el siguiente álbum.

¿Qué significa para usted este primer disco?

Significa varias cosas: es una catarsis y es como demostrarme que yo misma puedo hacer cosas. Me enseñó a no esperar, yo leí que cuando tú esperas estás prolongando el pasado y cuando prolongas el pasado ya no eres el que quieres ser. Este álbum es mucho sentimiento, mucho amor y mucha honestidad, es una catarsis.

Track By track

Lo Incierto, Sera...

Esta canción representa todas las inconformidades que tengo con el orden social de las cosas, de los prejuicios, gobiernos y sistemas que nos obligan a ser y hacer cosas que nos hacen perder de quienes somos. Es una canción un tanto agridulce, porque sabemos que muchas cosas del mundo no las podemos cambiar, pero aun así nuestro ímpetu humano nos impulsa a seguir luchando para alcanzar eso que tanto anhelamos. Una especie de balance entre dejar ser y ver qué pasa, tanto como hacer para que las cosas pasen.

¿Será Para Mí?

 Esta canción es la lucha por un sueño a toda costa e incluso con el riesgo de perderse a uno mismo. Es adentrarse más en un laberinto cuyas paredes son miles de preguntas y dudas existenciales.

Pensándolo Bien

 Esta canción se trata de dejar ir una memoria, un sentimiento, y reconocer que se vivió, darte el tiempo para sanar y luego pasar página. A veces nos aferramos a memorias que se tornan en obsesiones.

No Soy Yo

Esta canción es la más diferente del álbum, en mi opinión. La escribí después de una conversación que tuve con una amiga y una situación que tenía con una relación, y una de las frases que me dijo fue: “es que esta no soy yo”, y se me quedo eso en la cabeza. También quise ponerle el título, de No soy yo, porque siempre está el cliché ahí cuando hay rupturas amorosas que dicen, “no eres tú, soy yo”, y bueno pues aquí, quise voltear la cosa y decir, “no parce, ¡no soy yo!”.

Cuando Tus Sueños

Cuando escribí esta canción sentí en este punto de mi vida todo muy lejos, mi carrera, mis expectativas y sueños, todo se veía muy diluido. La rutina de ese entonces me estaba desgastando bastante también. Entonces es como ese levantarse y seguir, así sea con medio metro de la carretera al frente de uno a oscuras, pero confiar y seguir luchando por el sueño. 

Aquí Sigo

Esta es una canción muy sentimental para mí. Quizás como muchos, he sobrevivido y presenciado muchos eventos fuertes. Haber crecido en Medellín en medio de todo lo que pasaba en la época; recordar bombas, balaceras, etc. y poder decir, “uff, sobreviví, aquí sigo”, me hace sentir absolutamente afortunada y a la vez demasiado triste por las miles de víctimas que no lo lograron. También no es solo sobrevivir a la violencia sino a todo el dolor que esta deja; y ya sumarle las situaciones que día a día se nos presentan para sortear. Es un recordatorio para levantarse una y mil veces así sea a ras de piso, pero levantarnos.

Todo Va A Pasar

Como dice el dicho, “Todo pasa”, lo bueno y lo malo. El constante contraste de nuestro universo nos muestra esto. Es de aceptarlo y continuar avanzando… incluso hacia lo incierto.

No Nos Dejemos Caer

 Esta es una canción que habla de la responsabilidad. Responsabilidad por lo de uno mismo, sus propios actos, sentimientos y felicidad. Nadie más tiene esa responsabilidad que uno mismo. De la misma manera, esta responsabilidad tiene un valor social, de apoyo al prójimo para seguir avanzando y evolucionando como especie. Si somos mejores en la parte individual, somos mejores para los demás. No dejarnos caer es una responsabilidad tanto colectiva como personal.

Laberinto

Esta canción es otro auto recorderis de cómo salí de un laberinto, pero también recordarme que la puerta a ese laberinto sigue justo detrás de mí.

Creer Que Puedes, Justo Antes de Poder

Esta es una canción mantra para mí. Confieso que tengo muchos miedos y enfrentarlos es difícil, pero tal como dice la canción, busco el miedo y me enfrento cada día. Es como rendirse al miedo y lanzarse al vacío.

Más contenido sobre: