Se encuentra usted aquí

Las 10 lecciones sobre la llegada de “El Abrazo de la Serpiente” a los Oscar

Ciro Guerra y Cristina Gallego inauguraron el espacio académico del Bogota Audiovisual Market – BAM.
Ciro Guerra
Ciro Guerra
Por
Redacción Shock

Este lunes 11 de julio comenzó el Bogotá Audiovisual Market – BAM y junto a sus espacios para las ruedas de negocios de la industria, también comenzaron las conferencias. Una charla de lujo protagonizada por dos de los personajes más importantes del cine colombiano este año, el director Ciro Guerra y la productora Cristina Gallego, fue la encargada de inaugurar las BAM Talks. Este dúo dinámico responsable de la exitosa El abrazo de la serpiente, habló en el auditorio del Gimnasio Moderno sobre su experiencia en los Oscar, lo que aprendieron sobre promoción, marketing y prensa, en este recorrido surreal por la ventana más mediática del universo cinematográfico.

En su conferencia Ciro explicó lo que para muchos es un misterio, acerca de la composición y el funcionamiento de quienes escogen las películas premiadas: “es importante saber que el comité de película extranjera de la Academia se define con aquellos miembros que tienen más tiempo libre (para ver 80 películas en 3 meses) por lo tanto en general son retirados; son personas que aman profundamente el cine y toman muy en serio su responsabilidad. Están acostumbrados a que les ofrezcan viajes y regalos, pero ellos realmente votan con su propio análisis y son muy serios”. Por su parte, Cristina Gallego puso en contexto cuál es el poder del Oscar explicando que se trata de “convencer a un público al que no le interesa el cine, de quererlo verlo y amarlo. El impacto que tiene el Oscar en la promoción no es entonces comparable con otros premios”.

Al final Ciro confesó que sí le han llegado muchas ofertas desde Hollywood. Sin embargo, “lo difícil es no encontrar proyectos interesantes. La próxima película sí la queremos hacer en español, y en Colombia, así que por ahora no daremos ese paso”.

Las 10 lecciones

1. No se hacen películas pensando en el Oscar. Se hacen con otra motivación.

2. Cada país tiene una sola oportunidad de ser nominado y en Colombia debemos diseñar nuestro propio criterio y línea.

3. La distribución sí importa. Es prácticamente imposible lograr una nominación al Oscar sin distribuidor en USA.

4. Sin un festival de primera línea no se lograría la visibilidad máxima internacional que se necesita para una nominación.

5. Las relaciones públicas cuentan pero por sí solas no definen nada. Las campañas de Oscar son parecidas a las campañas electorales.

6. La película es lo más importante: es la película sola la que tiene que defenderse. Si ella no enamora, si no conmueve, puede tener el mejor PR o el mejor distribuidor y no logrará la nominación.

7. Aprender duele: es vital capitalizar experiencias. Esta es la tercera vez que teníamos la posibilidad de estar nominados y fuimos aprendiendo a hacerlo. Esta nominación hubiera podido pasar con Los viajes del viento, con Los colores de la montaña, o incluso con La estrategia del caracol,  pero no teníamos el estímulo económico ni el conocimiento. A partir de ahora, la puerta está abierta y tenemos que aprovechar este espacio. 

8. El Oscar tiene un impacto real en el mercado: el poder del Oscar es convencer a un público al que no le interesa el cine, de quererlo ver y amarlo. El impacto que tiene el Oscar en la promoción no es entonces comparable con otros premios.

9. Ninguna de estas lecciones funciona por sí sola. Es el engranaje de varios factores lo que genera el éxito en la nominación.

10. Solo sé que nada sé: estamos compartiendo esta experiencia pero no tenemos fórmulas para hacer películas ni para ganar Oscares.

 

Publicidad