Se encuentra usted aquí

De Facebook y Twitter a las calles por los campesinos de Colombia

Por
Redacción Shock
Indignado se encuentra el país -al menos una gran parte de él o de los que dedican una buena porción de su tiempo a las redes sociales- a causa de un significativo número de videos y fotografías que circulan en internet y demuestran la agresión que sufren los campesinos colombianos en manos de las autoridades y específicamente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) por estos días. ¿La razón? Una crisis agropecuaria que se desprendió de la alianza económica que ratificó el respetado Presidente de la República, el doctor Juan Manuel Santos, con la firma del tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de Norteamérica. 
 
Infortunadamente fue hace muy poco que tuvimos la oportunidad de entender y conocer mas sobre el tema a través de una serie de piezas audiovisuales y documentales como el 9.70 de Victoria Solano, el cual se convirtió en un video viral que rotó y ha rotado por los "˜muros"™ y "˜líneas de tiempo"™ en Facebook y Twitter rapidamente -alcanzando mas de medio millón de vistas- exponiendo la verdad que hay detras de esta ley y las consecuencias que ha tenido en las zonas rurales del país. 
 
Pocos días mas tarde y nuevamente a través de las redes, conocimos que los campesinos de varios rincones de nuestro territorio empezaron a manifestar su descontento causado por la desigualdad de condiciones en la que se encuentran luego de la firma del Tratado de Libre Comercio y de la Ley 9.70, la cual exige sembrar semillas certificadas que los obliga a comprar productos importados, de los Estados Unidos de Norteamérica, impidiendo sus propias siembras. Así mismo, y una vez mas a través de este tipo de videos, vimos cómo la Fuerza Pública cubierta y armada de pies a cabeza violentó sus derechos, su dignidad y sus vidas. Fue así que mas campesinos empezaron a sumarse a esta causa dandole base al Paro Agrario Nacional, el cual lleva casi una docena de días en marcha pero curiosamente el señor presidente deslegitimó afirmando: "El tal paro nacional agrario no existe"; información publicada por los mismos medios de comunicación para los que el paro no era mas que un problema de trafico.
 
La indignación creció. El respeto por los campesinos del país se convirtió en una en una razón de fuerza para salir a tomarse las calles y demostrar que desde la urbe también se puede apoyar a quienes trabajan por nosotros. En este punto quizas habría que hacer un paréntesis para repensar y expandir ese apoyo con acciones reales que sirvan para su beneficio ya que facil es ponernos ruana y sombrero para la foto de perfil y luego cruzar la esquina para comernos un combo hamburguesa con cajita feliz. Consumir nuestros productos, esos por los que ellos estan poniendo en riesgo sus vidas, trasciende las fronteras digitales para ser un soporte auténtico en esta causa. No obstante, aplaudimos a todos y cada uno de los que se han quejado, han compartido toda información correspondiente al tema y salieron a demostrar con cacerola en mano que los campesinos no estan solos de una forma ordenada, pacífica y respetuosa.
 
Manifestaciones en la Plaza de Bolívar, en el Parque Nacional, en la plazoleta de la 85 fueron las primeras que se dieron cita en Bogota. Cacerolazos que a través de las redes sociales como puente de información convocaron de cientos a miles que hoy también le dan su apoyo al campesinado y pararon el trafico para darle algo que contar a las noticias. Reuniones masivas que cuentan con muchísimos jóvenes como Camilo Ochoa que unen su voz por los campesinos y el futuro de Colombia: "somos el futuro, tenemos que proyectarnos hacia un cambio y eso es lo que buscamos aca todos nosotros", cuenta Camilo. "Esto no es con violencia, esto no es con armas. Esto es con camello, con resistencia", es una de las consignas que narra Mauricio Morris, una de las cabezas que ha convocado a los cacerolazos, al tiempo que saluda a la fuerza pública explicando que todos somos iguales y merecemos respeto de lado y lado. "Esta es una marcha convocada por redes y gente del común", complementa el vocero de quienes junto a él corean canticos como "Santos pirobo, el pueblo no es tan bobo", "amigo mirón únase al montón", "queremos maíz, multinacionales fuera del país" y un clasico pero contundente "el pueblo unido jamas sera vencido". 
 
Las marchas continúan, desde la ciudad se apoya el campo y el Paro Agrario sigue en pie por toda Colombia. Hoy desde muy temprano han salido estudiantes, empleados, campesinos y oponentes del TLC que salen en masa para sumarse a la causa buscando las respuestas y soluciones pertinentes del gobierno nacional. Esperamos que el respeto por la vida de todos en medio de una manifestación en paz sea la noticia de mañana.
 
Para seguir todo lo que pasa con las manifestaciones del día ingrese a ElEspectador.com 
Publicidad